/ análisis

SMARTWATCH

Análisis Huawei Band B0, una apuesta arriesgada que se queda a medio camino

Analizamos la Huawei Band B0 tras 18 días de uso. Esto es lo que nos ha parecido la arriesgada apuesta de la compañía china.

Sergio Carlos González Sanz

28 de Marzo de 2016

El mundo de los smartwatches es un terreno complicado a día de hoy. Por lo menos en mi caso encuentro más motivos para no hacerse con uno de ellos que para hacer el desembolso necesario para hacerse con un modelo de garantías, eficaz, que no me haga arrepentirme a las dos semanas. No me voy a andar con rodeos: la autonomía es lamentable.

No entiendo eso de tener que quitarme mi smartwatch cada vez que me voy a dormir o simplemente el hecho de tener que dedicar unas horas al día para retirar estos dispositivos para cargarlos, pues precisamente una de las gracias que tiene el uso de una smartband o un smartwatch es que monitorice nuestra actividad, sueño, etc. Soy usuario de una Xioami MiBand desde hace más de un año y por ahora no veo nada que sea capaz de reemplazarla. Hablo de un dispositivo de 15 euros, ojo; me encantaría poder verme sacudido por un wearable en el futuro, pero por ahora toca esperar. Y el dispositivo que tenemos hoy sobre la mesa, la Huawei Band B0, no lo ha conseguido, aunque se ha quedado cerca en algunos aspectos.

Huawei Band B0: ¿Smartband o smartwatch?


Huawei Band B0

Huawei Band B0


A finales de este pasado año 2015 salió al mercado una apuesta extraña por parte de Huawei en el mercado de los wearables, la Huawei Band B0. No quedó muy claro si se trataba de un intento de Pebble o si era más bien una smartband con notificaciones. Ahora, tras 18 días de uso ininterrumpido más allá de las cargas -hablaremos de la batería a continuación-, puedo decir que el concepto no es para mí, aunque creo que sí tiene mercado.

Lo primero que nos encontramos cuando adquirimos una Huawei Band B0 es su espectacular diseño. Es fina, ligera y tremendamente cómoda; no vas a sentir que la lleves puesta, no molesta y no se hace demasiado pequeña a pesar de tener una pantalla de tan solo 1,06 pulgadas. El panel es de tipo OLED a una resolución no especificada; no obstante, esto no es relevante teniendo en cuenta que la pantalla es como la de un reloj digital de toda la vida, lo cual permite que sobre el papel vayamos a tener una batería de garantías. Cuenta con retroiluminación automática ante cualquier movimiento o contacto directo. Es táctil y responde medianamente bien en la mayoría de casos.

Huawei Band B0

Huawei Band B0


Quiero volver a las dimensiones porque es un punto que me ha encantado: hablamos de tan solo 244.4 mm x 38 mm x 9.5 mm con 25 gramos. Pesa lo mismo que un trozo de pan y cuenta con acelerómetro y giroscopio, así que cuando quieras saber la hora solo tienes que acercarte el reloj como lo harías con tu habitual de pulsera que has usado siempre. Si a ello sumamos que cuenta con certificación IP 68 podremos ¡sumergirlo al agua hasta 10 metros de profundidad. En mi caso me lo he llevado a la piscina del gimnasio al que acudo normalmente y no he tenido ningún problema al someterlo a aguas como ésas.

Sí, pero...


Ahora bien, ¿qué podemos hacer con la Huawei Band B0 además de saber la hora? Yo me lo he pasado pipa viendo cada día podría ver en cualquier momento cuántos pasos había dado, cuántas calorías había quemado y las horas que había dormido; todo ese contenido aparece siempre en pantalla sin necesidad de sincronizarlo con la aplicación para iOS / Android, donde todo aparece lógicamente más desglosado. El problema es la tarea de las notificaciones.

Huawei Band B0

Huawei Band B0


Lo he tenido conectado vía Bluetooth a mi Nexus 5 durante estos 18 días. Esto ha hecho que la vida diaria de mi Smartphone se haya reducido todavía más, aunque esto es otro tema. El caso es que la Huawei Band B0 no ha dado la talla. La persona que me lo prestó me dijo que sin un uso intensivo podría alcanzar los 7 días de duración, o eso le dijo el fabricante. Una vez más, las estimaciones son un poco como las promesas de los políticos en la actualidad, que quedan en saco roto con el paso del tiempo. En mi caso no han sido ni 4 días completos los que ha durado sin mostrar el icono de batería baja. Es decir, que cada tres días te toca cargarlo durante la hora que tarda en saciarse del cargador (que por cierto es propio, no micro USB).

Como decía, las notificaciones se han quedado a medio camino entre lo que nos ofrece un smartwatch y lo que hacen otras smartbands por el estilo. Podemos configurar las llamadas (muy bien aquí), el correo electrónico, WhatsApp... ya sabéis. Podemos leer pero no responder, mas lo que podemos leer es tan solo un par de líneas de texto (en el caso de los correos electrónicos el asunto y la primera línea del mensaje) y... poco más.

Huawei Band B0

Huawei Band B0


En mi opinión, para darme esto no me des nada. No me malinterpretéis, es útil saber que te ha escrito una persona o que te ha llegado un correo que esperabas, pero la tarea de comunicación no es tan directa como esperaba, ya que la Huawei Band B0 puede hacerlo perfectamente al caber en la pantalla el contenido. Es decir, no sé si es un problema de software o del micro procesador de 512 KB con que cuenta para trabajar con los 128 KB de RAM, pero es un poco decepcionante cómo se comunica con nosotros el dispositivo para informarnos de lo que está pasando en nuestro Smartphone.

Otro problema es el tiempo de iluminación de la pantalla. Pongamos un caso práctico: sacar la mano del bolsillo, subes el brazo y enfocas la pantalla a tu vista. Date prisa, porque en aproximadamente tres segundos volverá a estar todo de color negro. Me hubiese gustado un poco más, aunque esta queja es más bien un apunte personal que otra cosa. No obstante me parece importante decirlo porque es un tema recurrente en otros dispositivos.

Aplicación simple y funcional


Huawei Band B0

Huawei Band B0


Quiero comentar también mi experiencia con la aplicación (compatible tanto con Android (4.3+) como con iOS (7+)), la cual ha sido bastante satisfactoria. Podemos elegir qué aplicaciones estarán sincronizadas con el smartwatch, las alarmas, modo 'no molestar' o incluso si queremos que se ilumine la pantalla al detectar movimiento. Hecho esto, la aplicación se basará eminentemente en informarnos sobre la actividad física y el sueño, algo muy parecido a lo que hace la Xiaomi MiBand. Su uso cumple, sin más. No falla, es precisa y nos cuenta si hemos tenido sueño profundo o ligero así como estadísticas semanales, mensuales, diarias...

En definitiva, para un deportista se te va a quedar corto porque no está pensada para ello, sino para personas con una actividad diaria ligera, que caminan con asiduidad y quieren tener un reloj digital capaz de contabilizar pasos y recibir algún correo sin tener que echarle mano al teléfono. Si buscas más vas a tener que buscar otras alternativas.

Por el precio que tiene (79 euros) me iría de cabeza a por una Xiaomi MiBand +, que por 20 euros tiene también medidor de frecuencia cardiaca. Además que por esos casi 80 euros tienes otras alternativas chinas de smartwatches de verdad que cuentan con pantalla a color y una batería que dura prácticamente lo mismo. No sé a qué mercado se ha querido dirigir Huawei con este dispositivo, pero para mí se queda a medias entre las pulseras y los relojes inteligentes. Al cabo de casi 3 semanas el resultado es bueno, pero me esperaba mucho más de esta Huawei Band B0 cuyo mayor aliciente es el fenomenal diseño y construcción.
70

Positivo: -Gran diseño. -Ligera y cómoda. -Contabiliza genial el sueño y la actividad.

Negativo: -La batería, ni 4 días si la tienes conectada a bluetooth. -Notificaciones a medias. -Precio elevado para lo que ofrece.