/ análisis

LAKENTO VR

Lakento MVR, el casco de realidad virtual ideal para presupuestos modestos que piden calidad

Analizamos las Lakento MVR, las gafas de realidad virtual de Lakento que se sirven del móvil.

Yago Rosa Fernández

30 de Mayo de 2016

Ahora mismo la realidad virtual es el foco de desarrollo de muchos productos, con numerosas formas de acceder al contenido para todos los presupuestos. El forma más asequible para hacerse con un equipo de realidad virtual es con las Google Cardboard, eso asumiendo que tengamos un móvil con suficiente potencia y calidad de imagen. Sin embargo, el problema es precisamente el cartón, que aunque podamos conseguirlo gratis en una promoción, es complicado que lo podamos mantener por mucho tiempo dándole un uso constante.

Para los que quieran realidad virtual con un mínimo de calidad pero que no quieran desembolsar cientos de euros en un equipo, han surgido diversas carcasas que hacen lo mismo que las Cardboard, pero hechas de materiales que les dotan durabilidad y algunas funciones extra. Esta vez miramos por el casco Lakento, un producto ideado en España que hará las delicias de aquellos que estén dispuestos a invertir en torno a los 50 euros en conseguir un equipamiento que les vaya a durar y que sea de suficiente calidad que permitirá a muchos una opción de

VR asequible y competente



Lakento VR, la realidad virtual española



La empresa Lakento lleva ya un tiempo con su casco ya en el mercado, y con las bases manteniéndose iguales se han incorporado mejoras, como mejores lentes, una mejor goma para la parte que entra en contacto con la cara y mejores correas para que la sujeción se adapte más a todo el mundo. Es un producto que sigue en constante evolución, con lo que probablemente se haya lanzado una nueva versión mejorada, pero como siempre manteniendo la base del funcionamiento intacta.

Lakento MVR, el casco de realidad virtual ideal para presupuestos modestos que piden calidad


En las últimas versiones del casco se incluyen de regalo una serie de juegos con los que poder aprovechar algunas de las funcionalidades exclusivas del casco, además de haber existir una limitada serie de juegos que han tenido compatibilidad con las Lakento. No hay demasiado contenido exclusivo para ellas, pero con el contenido que ya hay para Cardboard y el que habrá para DayDream, el contenido no es algo que nos vaya a faltar si aprovechamos compatibilidades.

Antes de usarlo tendremos que prepararlo, pues es compatible hasta con algunos tablets. Tendremos dos láminas de plástico con una abertura rectangular, según el tamaño del móvil, pero lo más seguro es que prefiramos el grande. Para dejarlo listo tendremos que correr una aplicación de VR y una vez se vean lo que corresponde a cada ojo, lo alineamos con la línea que se ve en la lámina. Esa la posición que debe tener el terminal, el cual aseguraremos con una goma adhesiva que se coloca en las esquinas del dispositivos para que nos sea fácil colocarlo. Una vez hecho esto, ya podemos adentrarnos en la realidad virtual de inmediato.

Una vez hecho todo esto, tendremos un dispositivo que es compatible con Cardboard y solamente tendremos que entrar en el modo Cardboard de los contenidos compatibles y poner el terminal con la pantalla mirando alas lentes.

En cuanto al tema del control, tenemos un par de botones en la parte superior. Los Cardboard se suelen controlar con un par de imanes, y deslizándolos se hacen cambios en el campo magnético que detecta el magnetómetro del terminal, y que en modo Cardboard se toma como una pulsación. En las Lakento se funciona con un par de botones que al pulsarlos dan una pulsación en la pantalla. En los juegos de Lakento se detecta en cual de los dos lados pulsa, permitiendo algo más de interacción, pero son los que menos.

Lakento MVR, el casco de realidad virtual ideal para presupuestos modestos que piden calidad

El único gran problema que le encontramos es que la tapa complica conexiones, haciendo que sea complicado cargar el móvil y conectar unos cascos que no sean inalámbricos. Desconocemos si lo solucionarán en las próximas revisiones del producto lo harán, pero sería un añadido interesante. Esto nos hará estar pendiente de la batería, que se va rápidamente con el modo en realidad virtual, y más si le tenemos que añadir una conexión Bluetooth, que nos asegurará que las baterías no duren demasiado.

Otro gran problema es que se venden como Lakento, y eso puede inducir a mucha confusión. El contenido hecho expresamente para las Lakento no es muy numeroso, pero no es un gran problema, pues son para dar un añadido en forma de juegos para el dispositivo. Sin embargo, no hacen suficiente hincapié en que son compatibles con casi todo el contenido de Cardboard, y esperamos que también con el de DayDream, a la espera que den más detalles de su funcionamiento.

Genial para un largo uso



Hemos estado probando intensamente el producto con numerosos contenidos. El contenido en el que más destaca es en lo vídeos de 360 grados, donde con unos cascos inalámbricos se consigue una inmersión más que suficiente. En juegos hechos para las Lakento se agradecer que dos botones permitan hacer dos acciones, aunque esto se limite a juegos hechos expresamente para los cascos. En cuanto a los hechos con Cardboard, salvo alguno suelto que daba problemas, no se han notados dificultades en el control.

Con todo esto, las Lakento es el sistema de realidad virtual asequible que sugiero a todo el mundo. Si quieres algo mejor que unas Cardboard, es el dispositivo perfecto. Es cómodo, duradero y versátil, asegurando que los cerca de 50 euros que cuesta los merezca todos y cada uno si vas a interesarte en realidad virtual.

No tenemos que preocuparnos por el contenido, pero sí se le puede echar en falta la poca cantidad de contenido hechas en expreso para un sistema tan peculiar que saca más funcionalidades que unas Cardboard, aprovechando el uso de dos botones.

Si podemos salvar todo estos detalles, no puedo más que recomendarlas, pues se han demostrado que sirve de forma perfecta para el usuario medio, incluso algo avanzado que no se quiera conformar con unas carcasa de cartón que en cualquier momento y con un pequeño desliz o accidente se vuelta completamente inútil, lo que nos asegura que vayamos a tener unas gafas de realidad durante unos años, además de ser muy útiles en fiestas con compañeros.
87

Positivo: Durabilidad, comodidad y versatilidad. Compatible con el contenido de Cardboard.

Negativo: Poco contenido hecho para Lakento, pero hay alternativas