/ análisis

INNJOO LEAPBOOK A100

Análisis: InnJoo Leapbook A100

Miramos a fondo el InnJoo Leapbook A100, un portátil ligero y cómo de usar pero con visibles limitaciones por un hardware muy ajustado de capacidades.

Yago Rosa Fernández

28 de Marzo de 2017

Hace unos años que pasó a mejor vida, si es que una vez tuvo, el sector de los netbooks. Se trataba de un estilo de portátiles hechos para medir lo menos posible y con una cualidades técnicas mínimas, apostando los fabricantes con que el menor tamaño sería clave para muchos en la movilidad de sus equipos. Aunque durante un tiempo no les fue demasiado mal, finalmente se sumió en la oscuridad con apenas un puñado de modelos que recordar por su versatilidad. Esa caída dio paso a los ultrabooks, una serie de portátiles con capacidades mínimas pero que mantenían un mínimo de tamaño de pantalla, con un precio acorde a sus capacidades rebajadas, algo que ha permitido a muchos tener un portátil competente con un presupuesto limitado.

Para intentar entrar en este complicado sector donde los Chromebooks se quedan con una buena parte de la cuota de mercado, Innjoo ha apostado por el sistema operativo Windows 10, que permite acceder a todos los programas ya listos para el sistema operativo aunque con un rendimiento previsiblemente marcado por la necesidad de un sistema operativo completo frente a uno con las capacidades limitadas. Sin embargo, a pesar de ello han apostado por una serie de conceptos de diseño y utilidad que promete darnos mucha comodidad y un estilo visual cuidados dentro de sus capacidades, teniendo en cuenta que tratamos de un portátil de 199 euros, un precio por el que rondan varios Chromebooks de distintas marcas.

Diseño cuidado pero peca de poco original



En nuestro caso hemos podido disfrutar del Injoo Leap A100, el modelo de 199 euros, en contraposición al M100 en el que la única diferencia es el acabado metálico, siendo en cuestión de hardware exactamente iguales, una diferencia de precio que a nivel personal no me termina de gustar, pero irá destinado a quien quiera invertir un poco en un portátil que le guste algo más. Una vez en nuestras manos vemos que se trata de un diseño parecido a los de Apple, salvando las distancias con productos que quintuplican su precio. A pesar de ello nos gusta mucho el poco espacio que ocupa, con apenas unos tres centímetros en la parte de mayor grosor y un peso que realmente no llega al kilo y medio, lo que lo hace ideal para poder desplazarse con él, y lo digo mientras he estado redactando este mismo análisis en un desplazamiento en Metro. El resultado es un portátil que potencialmente se puede usar incluso en situaciones no demasiado cómodas sin excesivas complicaciones.

InnJoo Leapbook A100

InnJoo Leapbook A100



El añadido de la batería de 10.000 mAh puede no parecer suficientes, pero en casos donde solamente vas a necesitar redactar y manejar archivos en la nube (no intentes demasiado hacer otras cosas) no vas a necesitar mucho más, permitiéndonos realmente estar varias horas, casi un día completo trabajando con herramientas web. Se comentó la cuestión de poder cargarlo con un PowerBank, cosa posible ya que nos encontramos con un cargador propio pero con conexión USB, pudiendo conectarlo a baterías externas e incluso a puntos de recarga en sitios públicos. Esto no sería posible en caso de ser un portátil más al uso que requiera de mayor intensidad eléctrica y compromete el poder estar usando el portátil al mismo tiempo que se recarga, con varias horas de recarga en esta situación cuando otros portátiles no tardan una hora en cargarse por completo aún jugando un recargándose al mismo tiempo.

Llegamos al terreno del rendimiento y aquí hay que tener muchos puntos a tener en cuenta, pues aunque se nos anuncia que va bien para la mayoría de usos, como empecemos a exigir ya podemos ver que no es lo más indicado si dependemos de potencia bruta. Aunque podemos redactar y ver vídeos de Youtube perfectamente en Microsoft Edge, si empezamos a usar un Chrome con muchas extensiones podremos notar cómo el procesador y la RAM no dan a basto para moverse con fluidez, aunque cierto es que Chrome es conocido por hacerse con toda la RAM posible y yo tengo la costumbre de ponerle más de una docena de extensiones. Sin embargo algunas herramientas web en un navegador sin muchos complemento se usan con suficiente solvencia sí que podemos pensarlo como un ordenador principal en casos donde sepamos que no van a necesitar potencia, si no nos veremos con la necesidad de tener el administrador de tareas siempre a mano para ir matando procesos.

Leabook A100: conclusiones



Visto lo visto muchos pensarán que mi opinión de esto es muy negativa, pero nada más lejos de la realidad, pues aunque me guste mucho disfrutar de la potencia bruta de un procesador de más de dos gigahertzios y tarjetas gráficas que alcanzan temperaturas que harían el Monte del Destino un sitio frío, la verdad es que apoyo mucho la idea de portátiles ligeros y a ser posibles. No os confundáis, esto no lo recomendaría a quien necesitase modelar y renderizar en 3D en un viaje en Metro para llegar a tiempo a la fecha de entrega con un cliente, para eso están otras alternativas más pesadas y con un precio de cuatro cifras.


Análisis: InnJoo Leapbook A100


Lo que tenemos aquí es lo más básico de lo básico bien hecho, pero no lo saques de ahí. SI tu trabajo consiste en escribir textos y hacer diapositivas que no requieran de edición de vídeo y una edición de fotografía muy ligera, esto quizás te pueda interesar, aunque hay quien debatiría que igual un Chromebook consigue más velocidad en muchas ocasiones.

Si me preguntasen las personas más interesadas en un producto como ese serían casi todas esas personas que empiezan a tener su propio ordenador personasl. Es muy indicado de cara a adolescentes que empiecen a tener cierta individualidad, con la posibilidad de usar las redes sociales y limitándole si eso a los juegos más sencillos con la seguridad que pese a las limitaciones es ideal para estudiar y hacer trabajos en casi cualquier lugar. Eso sí, el colo amarillo dorado no termina de gustarme, cosas de preferir productos discretos para no llamar la atención en el transporte público, pero nada que un poco de imprimación o unos vinilos que pedir online no puedan solucionar.
79

Positivo: Un precio ajustado que permite movilidad sin complicaciones

Negativo: La falta de potencia se hace ver en más ocasiones de las que crees