/ análisis

LINK

Análisis Steam Link, el Chromecast de Valve

Estas han sido nuestras experiencias con Steam Link, el Chromecast de Steam con el que Valve busca la conquista del salón.

Xose Llosa

30 de Noviembre de 2015

Parece que por fin llegó la hora en la que Steam pretende apoderarse del salón de nuestra casa. La propuesta de Valve es triple para este propósito: Steam Controller, Steam OS y Steam Machines junto a Steam Link. El resultado de su estrategia por ahora es incierto, y el método de Valve es diferente al que marcan los pesos pesados del hardware tradicional. Sony, Microsoft o Nintendo intenta masificar sus ventas en intervalos muy cortos de tiempo siempre prensando en la plataforma sucesora, Valve cocina a otro ritmo, mucho más lento y pausado, y antes del golpe de gracia vienen unos cuantos experimentos. Estas primeras propuestas para la conquista del salón tienen que ser así vistas: apuestas experimentales de futuro incierto, y es que, a decir verdad, hoy por hoy encuentro su estrategia de conquista del salón muy poco firme.

Steam Link

Steam Link


El dispositivo que hoy vamos a poner a examen es el Steam Link. Por poco más de 50 euros tenemos una suerte de Chromecast para Steam, que de una manera prácticamente automática permite que estemos retransmitiendo los juegos de nuestro ordenador a cualquier televisor de la casa. Con unas dimensiones similares a las de un disco duro externo, Steam Link se conecta a la corriente, la red local y el televisor vía HDMI, para directamente detectar cualquier ordenador con Steam que esté encendido en ese momento. A través de un método de claves emparejamos Link con ordenador, y el interfaz Big Picture se dibuja en nuestro televisor para acceder a todas la funciones sociales, tienda y catálogo de la plataforma de Valve. Sin embargo, y aquí viene una de las primeras peculiaridades del aparato, lo que en realidad hace Steam Link es un mirroring de la pantalla de nuestro ordenador, por lo que mientras nosotros estemos jugando no es posible que haya nadie utilizando el PC, ya que en ese caso veríamos en la pantalla del televisor el programa o aplicación que la otra persona esté viendo en la pantalla del PC.

El paso de Steam


Steam Link es directo: enchufar y utilizar. Tener hardware sobre la mesa con el logo de Steam impreso, no os voy a engañar, tiene casi tintes de fetiche. Dispone de conexión para cable ethernet, también Wi-fi (aunque es muy poco recomendable utilizar la red inalámbrica) un par de puertos USB, la salida HDMI y una conexión convencional para la red eléctrica. Ni un solo botón, ni uno. Igual que Chromecast, una vez encendemos el televisor tendremos Steam Link en el canal HDMI directo y dispuesto para utilizarse.

Steam Controller

Steam Controller


Sorprenden la compatibilidad con diferentes sistemas de control, también automática. Podemos enchufar teclado y ratón -paradójico pensando en el fin de la plataforma-, también podemos conectar el Steam Controller, y los mandos de Xbox, tanto de Xbox 360 como el de Xbox One. En el caso del de Xbox One sólo mediante un cable, para el de Xbox 360 funciona sin problemas el receptor inalámbrico (al menos el oficial, que es el que yo he podido probar). Toda la interfaz de uso está adaptada a estas opciones de control, por lo que en ese sentido la idea de 'plug and play' que Valve quiere imprimir sobre todos sus procesos, se mantiene firme aquí.

Lo bueno y lo malo


Todo parece un cuento de hadas al hablar de Steam Link, sobre el papel es una máquina asombrosa que debería permitir cambiar nuestra perspectiva del catálogo de PC de pies a cabeza. Esa es la teoría, y creo que la plataforma tiene el potencial suficiente para en algún momento llegar a materializar este concepto. Sin embargo, hoy el gran problema que nos topamos es que quedan aún sendos detalles por pulir, ya que el funcionamiento de Steam Link es dispar.

Steam Link

Steam Link


He experimentado durante días con el dispositivo con muchos juegos diferentes, y la conclusión es esa: dispar. Hay juegos con los que funciona como la seda, por ejemplo, en mis pruebas 'Street Fighter IV' es un juego que funciona particularmente bien. Otros de corte indie, como puede ser 'Bit.Trip', un juego que a priori consume muy pocos recursos, funciona de manera desastrosa. He experimentado también con juegos como 'Borderlands 2' o el español 'Blues and Bullets' con resultados bastante buenos, otros como 'Fallout New Vegas' o 'Alan Wake' son prácticamente injugables con ralentizaciones constantes en la imagen. No es un cuestión de hardware, no es una cuestión de conexión, incluso configurando ciertos juegos a rendimientos ridículos... simplemente funcionan algo no va del todo bien.

Hablemos de mi red doméstica: 100MB de fibra simétricos y conexión cableada tanto en Steam Link como en el ordenador. El streaming entre Xbox One y Windows 10 funciona en la red local sin ninguna clase de problema, lo mismo entre PlayStation 4 y PS Vita. Lógicamente no es un problema de conexión.

En conclusión


Tampoco podemos perder de vista un elemento clave, y del que nos podremos dar cuenta rápidamente en el preciso instante en el que pongamos pantalla a pantalla PC - Steam Link. Aunque configuremos la retransmisión en máxima calidad (hay tres niveles. bueno, equilibrado y rápido) la nitidez que ofrece el juego en ejecución directa en la pantalla del ordenador no la igualaremos en la transmisión streaming. Eso sí, creo que es una calidad de imagen superior a la que ofrecen otros sistemas similares. El ejemplo más comparable es el de Xbox One y Windows 10, y la realidad es que la calidad de imagen de Steam Link es bastante superior a la que ofrece Xbox One en streaming en nuestro ordenador. También he leído comentarios de gente con problemas de retardo en sonido y controles, en mi caso, y habiendo aplicado los parches disponibles al sistema a día de hoy, no he experimentado asincronías en ninguno de esos dos campos.

Steam Link

Steam Link


Sin embargo, a estas alturas tengo que concluir cuatro cosas fundamentales:

- La primera y más importante es que en los casos en los que Steam Link funciona correctamente la experiencia es francamente buena.
- La segunda es que creo que la plataforma tiene potencial, es actualizable y de hecho ya hay parches para el sistema, por lo que ahora que recibirán feedback espero que no deje de mejorar.
- La tercera es que a día de hoy recomiendo su compra más que el que quiera poner en marcha un uso experimental, que al que busque una experiencia cien por cien fiable e infalible. He leído muchas experiencias en torno a Steam Link, y hay gente que tiene experiencias similares a la mía, otras personas mucho peores, y otras personas mucho mejores.
- La cuarta es que esto por ahora es un análisis en curso, ya que el dispositivo acaba de ser lanzado hay todavía elementos sobre los que experimentar y también otros que deben estabilizarse. Seguiremos hablando de Steam Link.
70

Positivo: - Compatible con los principales mandos. - Conectar y utilizar, más fácil imposible. - Un precio muy competitivo.

Negativo: - La nitidez de imagen nunca iguala la de la pantalla, algo lógico. - Problemas de lag. - Inviable con conexión wifi.