/ análisis

TABLET LENOVO

Lenovo Yoga Tab 3 Pro, una tablet con proyector que consigue despuntar

Su picoproyector es un gran añadido, pero o se le consigue sacar todo el partido y utilidad o no conseguiremos que destaque del todo

Yago Rosa Fernández

19 de Junio de 2016

No me termina de convencer el tener que empezar un análisis con algo muy ajeno al producto, pero es necesario. Desde hace unos años estamos viendo cómo los tablets se han ido estancando, dejando de ser todo lo parecido a la revolución del consumo de multimedia que nos mostraban. Tras varios años en donde a pesar de sacar buenas tablets, no conseguían hacerse algo imprescindible aún con todos los grandes avances de la tecnología móvil dedicándose a tablets.

Tristemente hemos visto que los tablets rara vez van a ser más que un aparato adicional, no nos van a casi obligar a tener un tablet, quizás sea por tener un tamaño mayor cuando el smartphone hace casi lo mismo y hasta mejor. Lenovo sabe de esto, y la compañía lanzó a finales de el año pasado el Lenovo Yoga Tab 3 Pro, un tablet que busca ofrecer una función que se combina con el aspecto de profesionalidad y consumo multimedia que dan a las tablet: el picoproyector integrado.

Se puede resumir en que ese es su gran añadido, y aunque suene simplista, y es así, pero gran parte de la existencia de esta tablet gira en torno a dicha función. En base a ello surge casi todo su diseño y casi todo el software que viene integrado para hacer de esta tablet el complemento perfecto para compartir dispositivas o vídeos sin recurrir a un televisor inteligente.

El proyector, el centro de este gadget



Vamos a pasar muy rápido casi todos los aspectos comunes de la tablet. En cuanto a la pantalla, uno de los puntos más importantes, es de 2.560 x 1.600 píxeles, más que de sobra para vídeos de muy alta calidad, esto nos da una de las mejores pantallas de las que podemos disponer ahora, mostrando que Lenovo es capaz de sacar productos de muy buena calidad, con la que ver películas en muy alta calidad será unod e los factores determinantes de este producto.

ALT

ALT




Si hemos notado algún problema es con algunas ralentizaciones, y es que el procesador puede ir a 2.24 GHz, pero suele ir a 1.44 GHz. No sabemos si es por la unidad de muestra de la que disponemos, pero parecía que de vez en cuando se paraba más tiempo de lo esperado, además de no funcionar algunos lectores de cómic que se instalan fuera de Google Play. Por suerte, estos parones no es la tónica habitual, pues consigue una fluidez muy buena y en lo general rápida y estable pero que nos sigue dando la sensación de que se podría haber pulido más.

Pasamos al punto que esperamos: el proyector. El proyector lo encontraremos en un cilindro a uno de los bordes. De ahí surge su diseño con un borde más grueso que el resto que le da a la tablet una inclinación constante, algo que se agradece al teclear con ella en la mesa, además de dar un agarre mucho más cómo y que se adapta mejor a la forma de la mano. Para dirigir el proyecto desplegaremos la pestaña, que además nos permitirá colar la tablet en una mejor posición tanto para dirigir la imagen como para manejarla mejor

Pasando al proyector en sí, que es el punto principal del producto, con encontramos con un apartado que realmente puede ser el motivo para comprarlo, pero a título personal no me encuentro en un estilo de vida que necesite de una tablet y tampoco un proyector, y tampoco una combinación. El uso del proyector se ha hecho sencillo a más no poder, pudiendo empezarlo al instante ya sea con su aplicación o con una opción rápida en los ajustes.

Lenovo Yoga Tab 3 Pro, una tablet con proyector que consigue despuntar


La acción por defecto es la de compartir pantalla, que es el uso más sencillo y directo que nos podemos imaginar, y en la mayoría de casos puede bastar, con la posibilidad de hacer anotaciones temporales sobre la pantalla que compartimos, algo muy útil para fines didáctios. No tarda nada en prepararse, y en un par de segundos nos encontramos ya compartiendo tanto unas imágenes como un vídeo, además de que la pantalla se apagará a los 15 segundos por defecto. Es una opción que se puede cambiar, pero que nos permite ahorrar batería, además de poder reenfocar la imagen para que se vea más nítida si cambiamos la distancia. Todo se pule con la función de distorsión automática, que mediante el uso de sensores de inclinación manejará la imagen para que llegue a la pared y se vea lo más parecido a un rectángulo.

Un muy buen proyector, aunque el mercado se limita



Con todo esto, podemos afirmar que a quien le vaya a servir la función de proyector, le puede servir muy bien. Sin embargo, tiene muchos inconvenientes, porque partimos de que es una función que no todo el mundo la verá necesaria, además de tener o una pared blanca lisa o de una lona de proyector, producto por el cual ya se tendría proyector, pero en caso de solamente tener lo primero, es suficientemente interesante.

Personalmente le veo mucho sentido en el ámbito de la educación, como puede ser mostrar diapositivas con anotaciones, haciendo que sea más cómodo y fácil de usar que un proyector al uso, pero la mayoría de sitios que disponen de puesto para presentaciones ya disponen de su forma de compartir diapositivas. Tampoco me veo viendo una película existiendo ya un televisor con Chromecast, pero si que puede servir.

Ese es el problema, que es una tablet muy competente pero su principal motivo de venta es un rpoducto muy condicionado. Yo la veo ideal para quien tiene que hacer presentaciones en reuniones de trabajo o incluso a profesores que quieran mostrar contenidos a sus alumnos.

Por sí sola la tablet es muy buena, con una buena calidad de imagen y una potencia solvente, pero o te encuentras en una posición donde te puede servir tener contigo un proyector, o quizás no te compense. Pero como realmente te pueda servir, no podemos recomendarte otra trablet que no sea esa, pues las funciones de proyector están cuidadas al milímetro para sacarle partido y que además sea fácil de usar.
87

Positivo: El software de proyector es muy bueno, ya de por sí es una tablet que se defiende con una pantalla espectacular

Negativo: O el proyector lo quieres, o quizás no es para ti. Sigue siendo buena tablet sin proyector