/ análisis

GUERRA DE BATERÍA

A los topes de gama no les dan buenas baterías y es culpa nuestra

¿Cómo es que batería no es uno de los factores principales de un tope de gama que debería ser lo mejor que hace una empresa?

Yago Rosa Fernández

22 de Junio de 2017

Cada año sucede lo mismo para cada empresa: hay que renovar el flagship, el teléfono que va a marcar más de cara a dar una imagen de empresa. En él se va a concentrar todos los aspectos que definen una empresa, como pudieran ser el conseguir un innovador diseño que consigue mejorar la experiencia de usuario (una tendencia muy usada este año) o conseguir una cámara que mejora la fotografía en todo tipo de situaciones, especialmente con poca. Esos son puntos que en términos generales son más fáciles de vender sin comprometer demasiado otros aspectos, porque no nos debemos olvidar que para conseguir una función a veces hay que sacrificar funciones y capacidades.

Sin embargo parece que para la gama alta, lo que tendría que tener todo lo mejor, hay un factor primordial que mucho usuarios nos venimos aquejando de su desaparición en la lista de prioridades de los fabricantes: una batería en condiciones. Este no va a ser el típico artículo para quejarnos de las baterías y la innovación, la verdad es que innovar en baterías es aún muy complicado, pues a pesar de las muchas innovaciones en lo que a almacenamiento de energía se refiere todavía no se ha logrado el punto donde una nueva tecnología pueda alcanzar unos niveles suficientes de seguridad y de viabilidad económica para cambiar todo un sector.

A los topes de gama no les dan buenas baterías y es culpa nuestra


Sin embargo la queja que expongo no es falta de argumentación, pues hay motivos claros para creer que la batería no es una prioridad de cara al producto estrella de la empresa. Para ello solamente tenemos que ir a los buques insignia de 2016 de las grandes compañías, donde solamente el Samsung Galaxy S7 supera los 3.500mAh, con Google y Oneplus superando los 3.000mAh. En teoría eso debería ser suficiente para un día de carga pero debido al desgaste de las células de almacenamiento y el aumento de la exigencia por parte de sistema operativo y aplicaciones la realidad es que esto fácilmente se queda corto, con pocos días en los que paso sin tener que poner el móvil a cargar a medio día o con temor a quedarse sin electricidad en medio de mis aventuras por la ciudad.

Cuando la gama media tiene más batería que el buque insignia



Sin embargo hay un sector en donde este problema no es tal, donde la batería es una de las grandes bazas que no se justifican con optimizaciones de gestión: la gama media. Es ahí en donde no hay miedo a poner la batería de mayor capacidad, llegando a los 4.000 o incluso 5.000mAh como el caso del Asus Zenfone Max, uno de los teléfonos con más batería que nos podemos encontrar en el mercado sin tener que recurrir a marcas chinas de cuestionable procedencia.

¿Cómo se entiende esto? Hay que entender muchas cosas, mayormente que en la gama de los flaghship nos encontramos con unas exigencias que a veces se hacen irreales, como el tener el móvil más fino y ligero, donde por cuestiones de milímetros o de gramos hay quien monta debates de lo más encarnizado por cuestiones que a la hora de la verdad no importan. No va a cambiar la vida el hecho de que un móvil mida un par de milímetros más o menos o el que haya unos cuantos gramos extra. Miento, sí lo puede haber pero no del modo a uso general.Son exigencias partidistas y a veces irreales las que acaban condicionando un móvil, como su diagonal de pantalla, el punto desde donde se mida el grosor para que la lente no sobrepase mucho o el comprometer sensores con tal de conseguir un diseño más limpio.

Si quieres más batería, compra móviles más gordos



Porque hay un punto que hay que tener en cuenta: hasta que no cambien los componentes de baterías de forma drástica, la única forma de conseguir un móvil con mucha batería es ni más ni menos que la de usar móviles de gama media que apuesten fuerte como la mayor capacidad de batería. Es cierto que Google a nivel de Android ha sacado mejoras en la gestión de baterías y también cada fabricante dice que ha mejorado la gestión en porcentajes variados, pero no dejan de ser frases de márketing que se sacan en condiciones óptimas, lejos del día a día con variedad de aplicaciones y exigencias que en laboratorios no siempre tienen que adivinar.

A los topes de gama no les dan buenas baterías y es culpa nuestra


Por mucho que se consiga mejorar la gestión de batería y reducir el consumo bajo ciertos porcentajes con cosas como la rebaja de la frecuencia del procesador, del brillo o de la resolución de la pantalla, si no se tiene una buena materia prima no se consiguen ventajas y nos vemos limitado al hardware, una parte de nuestro móvil que no podemos cambiar fácilmente y muy pocas veces podremos mejorar.

En las gamas medias esas cosas como el grosor o el peso no importan, los consumidores ya están aceptando que no van a tener lo mejor y a veces no hay demasiada diferencia en gamas medias y los topes de gama salvo por funciones de software como preferencia a la hora de actualizar los móviles o cámaras punteras. Es el no pagar el mayor precio lo que hace que muchos fabricantes no se preocupen por los más sibaritas y apuesten por móviles más toscos, con la ventaja de que a nivel de hardware se podrá contar con mejoras en una mayor capacidad de batería cuando gran parte de la gestión se hace a nivel de sistema operativo, aunque puede que renunciemos a cosas como una carga rápida, algo que en mi gusto personal no hace demasiado a menos que te muevas mucho de forma constante y no puedas tener una batería externa.

Sin embargo no podemos dejar de lado los topes de gama, son tentadores y nos dan una idea de lo mejor que pueden hacer las empresas como puros objetos de deseo. Lo mejor que podríamos hacer es empezar a comunicar a las empresas que nuestro deseo es un tope de gama con la mejor batería sin importarnos el grosor o el peso, pero para eso quizás tenemos que convencer al resto de los consumidores para que voten con sus compras.
0

Positivo:

Negativo: