/ análisis

ÚLTIMA HORA Muere Amelia Burgos, madre de Pablo Motos
COMPRAS SEGURAS

Guía: Cómo comprar por internet de forma segura

¿Todavía no te has lanzado a la aventura de comprar por internet? ¡No sé a qué estás esperando!

Maribel Baena

30 de Enero de 2016

¿Sois de esas personas que se han animado ya a realizar algunas compras por internet o, por el contrario, aún no habéis encontrado el valor? Si sois de las primeras, nunca está de más leer algunos consejos para vuestras próximas compras; y, si sois de las segundas, ¡ya es hora de lanzarse a la aventura! En internet hay auténticas gangas esperando a los compradores que saben encontrarlas.

Si bien es cierto que los productos que adquirimos a través de la web son más baratos, hay que tener cuidado, y seguir unos pasos previos, tener claras unas directrices para que luego no nos den gato por liebre. Pero vayamos paso por paso.

1. Ten un método de pago seguro


Lo primero, y primordial, es encontrar un método de pago seguro. Si introduces, por ejemplo, tu tarjeta de crédito en cualquier página donde tus datos no tengan la seguridad suficiente, puedes llegar a tener un problema.

Normalmente, las páginas de marcas reconocidas, así como de empresas relevantes de distribución online, tienen sus propios métodos de seguridad para evitar que esto suceda. Pero, como siempre digo, mejor prevenir que curar.

El método de pago más seguro a través de internet es, sin duda, PayPal. PayPal es una página web que nos permite comprar a través de internet, protegiendo siempre nuestros datos bancarios gracias a un sistema de encriptación automática. Es conocida como una billetera virtual, y su funcionamiento es muy eficaz. Simplemente tienes que crearte una cuenta, e introducir ahí todos tus datos necesarios, ya sea tu tarjeta de crédito o tu cuenta del banco.

Cómo usar PayPal

Cómo usar PayPal


Esa será la única vez que tendréis que introducir vuestros datos; ya no os lo pedirá más, y estarán totalmente seguros. A partir de ahí, podréis transferir dinero a través de vuestra cuenta o tarjeta hacia vuestra nueva cuenta de PayPal (cuando ya la hayáis verificado, y demostrado que los datos que habéis introducido son vuestros). Cuando queráis pagar, será tan sencillo como seleccionar la casilla de PayPal en los métodos de pago de la página que prefiráis.

También podéis optar por pedirle a vuestra sucursal bancaria una tarjeta específica para comprar por internet, que no esté conectada a vuestra cuenta, y en la que podáis introducir la cantidad que creáis oportuno. Así, si alguien consigue entrar a vuestros datos, obtendrá simplemente el dinero que ahí tengáis. Eso sí, procurad no tener mucho.

2. Selecciona adecuadamente las páginas a la hora de comprar


Con vuestro método de pago seguro, ¡ya podéis ir directos a comprar! Aunque, cuidado, puesto que siempre habrá gente que querrá aprovecharse de vuestra 'inocencia', e intentará timaros.

Los métodos de timo son muchos y variados. No obstante, a la hora de comprar cualquier producto por internet, solo os encontraréis dos tipos: que no os llegue ningún pedido, o que el pedido que os llegue no se corresponda con lo que habíais seleccionado.

Por ejemplo, puede darse el caso de que pidáis una cartera de cuero, y paguéis por ella unos cincuenta euros. Y, quizás, cuando llegue a vuestra casa, veáis que el cuero no es más que plástico. ¿Cómo evitar esto? Pues muy sencillo.

Sheinside, una de las tiendas reconocidas de ropa por internet

Sheinside, una de las tiendas reconocidas de ropa por internet


Lo primero que debes hacer es fijarte bien en la página en la que estás comprando. Normalmente, con las marcas de renombre, que tienen tiendas físicas, no suele haber ningún tipo de problema. Y, si lo hay, te devuelven el dinero (siempre y cuando reenvíes el producto, por supuesto). Si la página en cuestión no te suena, o es la primera vez que ves ese nombre... Asegúrate, antes de comprar, de que hay buenas opiniones en foros de internet sobre ella.

No te asustes si encuentras una o dos opiniones malas. Seguro que sobre tiendas como El Corte Inglés hay algunas críticas, pero su envío sigue siendo estupendo por regla general. Siempre puede haber alguien que esté descontento con un producto específico, o que haya tenido mala suerte con el correo... Lo importante es que tengas en cuenta lo que se comenta de la página. Y, si estamos hablando de vendedores individuales, esto es todavía más importante. No puedes confiar en que alguien, a quien no conoces de absolutamente nada, te envíe un producto que ya le has pagado - porque eso es lo malo de las compras por internet, primero pagas, y luego tienes lo que hayas comprado. Hay que ser precavido, y buscar segundas opiniones.

3. Antes de pagar, lee bien las especificaciones del producto


Puede ser una obviedad, pero hay que leer con detenimiento las especificaciones del producto. Por ejemplo, en Aliexpress (una de las páginas de origen chino más famosas en internet) las confusiones pueden llevar a consecuencias 'catastróficas'. Todavía recuerdo esa vez que compré una funda para mi móvil, estuve esperando un mes muy ilusionada... Y, cuando llegó, me había confundido de modelo. Obviamente, no me devolvieron el dinero, porque el error había sido mío por completo.

Seguramente no te vaya a suceder, pero, por si acaso, ve con atención. Cuando vayas a comprar ropa, por ejemplo, ten en cuenta que las prendas de otros países tallan de forma distinta. Puede que uses una S en España, y en China necesites una M o una L; esto es tan sencillo como que tienen constituciones diferentes a las nuestras, son más menudos.

También hay que fijarse en el material; volvemos al tema de la ropa. Una camiseta puede parecer en la foto de algodón, y acabar siendo de licra - y no hay nada más desagradable que esperar, con ilusión, un producto... Y que llegue algo que te decepcione.

iPhone 6, comparativa del original y el falso

iPhone 6, comparativa del original y el falso


Si vais a comprar cualquier elemento electrónico, tened esto en cuenta más que nunca. Por ejemplo, ahora podéis encontrar muchos 'iPhone' o 'Apple Watch' a cincuenta dólares... Pero, cuando abráis la caja, encontraréis una bonita imitación que, por dentro, no se parece en absolutamente nada.

4. Reclama siempre que sea necesario


Este es el mejor consejo que pueden llegar a daros nunca: reclamad. Reclamad siempre que el producto no se adecúe a lo que habíais leído en las especificaciones, siempre que no se ajuste a los tiempos de entrega que prometían, siempre que venga defectuoso... Siempre. Porque vosotros habéis pagado por unas condiciones específicas y, si estas no se cumplen, deben devolveros vuestro dinero. No tengáis miedo, puesto que, normalmente, suelen seguir el lema de 'El cliente siempre tiene la razón'.

Por supuesto, no uséis esto para intentar timar a los vendedores; se las saben todas, y os pillarán en la mentira.

Por último, y aunque este es un consejo más personal... Tened cuidado con todos esos productos de salud, belleza y cosmética que compréis por internet. Un champú más barato de la cuenta puede desencadenar en una reacción alérgica, una colonia en una quemadura, un pintalabios en una erupción... Y no merece la pena. Comprad, en estos casos, productos siempre que sepáis que son originales.
0

Positivo:

Negativo: