/ análisis

USUARIOS Y PAGO

¿Es posible que los consumidores deban verse condicionados a apoyar de forma directa a los creadores?

Muchos creadores ven cómo les es complicado dedicar a crear contenidos online, pero la salvación de estos viene de un consumidor que entienda su papel con el creador.

Yago Rosa Fernández

30 de Abril de 2017

Día tranquilo, he acabado is obligaciones y ahora solamente me queda el ver alguno de los vídeo de análisis de videojuegos que tanto me gusta. Tengo un particular gusto por canales de Youtube de corte divulgativa más dura o que busquen dar un punto de vista muy razonado y también muy explicado, con pruebas de sus ideas y también con una edición muy trabajada. Son vídeos que gustaría a mucha gente si se le da una oportunidad y encanta a los apasionados de los procesos creativos, pero tiene un gran problema que aqueja a muchos creadores y es que, les guste o no, no son vídeos hechos para todo el mundo y es algo que tenemos que aceptar de una vez y que no me canso de repetir en estos texto: no somos la mayoría.

No somos mayoría porque la mayoría del público preferiría ver un vídeo de dos minutos con un punchline fácil de llevar que uno de quince minutos donde haya que indagar mucho en un tema y que requieran que el que ve el vídeo sepa gran parte del mensaje que se utiliza en el sector. En el caso de los videojuegos s necesita unas pequeñas nociones de conceptos de diseño y de saber discernir entre lo que a uno le ha gustado con lo que objetivamente está mejor o peor y aprender a analizarlos tanto por sí mismo como en conjunto. Otro ejemplo es el de la lucha libre (sí, soy muy fan de ello) en el que para poder apreciar los vídeos de investigación y análisis largo hay que tener una gran capacidad de aprender en cada vídeo y además de poder usar ese conocimiento en un futuro vídeo porque se hace referencia, sabiendo al menos aspectos generales de cada época y grandes enfrentamientos entre luchadores.

El buen vídeo requiere un buen consumidor



El problema que viene con esta especialización necesaria para generar un contenido de gran profundidad es el mismo que el que tiene el cine de autor o el cine con un gran transfondo nararativo: no llega a una masa de público. Sí, es cierto que si consigues centrarte en un sector y hacerlo bien puedes acabar quedando como un creador de éxito dentro de un mercado pudiendo en muchas ocasiones traer más atención a él, pero puedes en muchas ocasiones hacer el mejor contenido posible y aún así los ingresos que genera no ser los que esperas. Muchos creadores están viendo ya que con la crisis de anuncios de Youtube se están poniendo entre la espada y la pared pues se ven comprometidos a mantener un nivel de calidad mínimo en sus vídeos pero eso les hace requerir un tiempo o recursos que no pueden dedicar a un trabajo tradicional que es de lo que viven muchos creadores antes de alcanzar notoriedad.

¿Es posible que los consumidores deban verse condicionados a apoyar de forma directa a los creadores?


Es aquí cuando casi todos acaban recurriendo a lo que no quiere tener que hacer nadie en el mundo: pedir dinero. Es un acto que ya de por sí está muy mal visto pues obliga a depender de los consumidores de forma más activa, lo que antes se pagaba con una publicidad nefastamente pagada ahora tiene que compaginarse con lo que se hace para unos consumidores que están sacrifican parte de sus activos en espera o no de una recompensa no tan monetaria relacionada con su creador. Sin embargo cuando se hace este anuncio ocurren tres cosas: lo primero es que el creador no siempre lo hace de la forma más cómoda, nunca está bien visto depender del dinero de los demás salvo en un trabajo tradicional. Lo segundo es que el creador cuando lo hace es porque no le queda otro remedio si se quiere dedicar a algo que le gusta, porque por mucho que algo guste si llega a cierto nivel de exigencia hay que hacerlo de modo que no acabes perdiendo dinero ni salud y si sale bien puedes acabar dedicándote solamente a lo que más te gusta. Lo tercero y el tema de este texto es que muchos fans no quieren que el creador vida recibiendo dinero de forma directa de sus fans, aunque nunca vayan a pagar y todo lo que sigan haciendo siga siendo accesible a aquella personas que no paguen.

El consumidor debe cambiar para entender que es necesario pagar directamente al creador



Esto último es lo que más acaba limitando a muchos creadores que ven que necesitan poder dedicarse más tiempo a su obra pero una gran masa de consumidores, por muy especializados que sean, no pagan de forma directa a los creadores y es algo que debe cambiar ya. El modelo de publicidad tradicional en la que se muestra publicidad automatizada a veces no llega suficiente para pagar a un youtuber que mete más de 10 horas de guión y edición a un vídeo semanal, y menos con el abuso de publicidades intrusivas que no hacen si no popularizar bloqueadores de publicidad que acaban quitando ingresos incluso a los que usan la publicidad de forma respetuosa, como Youtube por mucho que ponga anuncios en medio de vídeos largos pero muchas veces es por temas de youtubers que ponen pausas cada dos por tres y los buenos youtubers que hacen esto son los que menos.

El consumidor debe entender que solo con sus visionados no basta, mayormente porque no está viendo un contenido que vaya a ser visto de forma masiva porque no mucha gente se va a ver un vídeo de veinte minutos hablando de cómo el diseño de niveles de Zelda tiene aspectos comunes según las distintas mazmorras. Mucha gente ya paga a gusto netflix pero ellos lo tienen fácil porque se trata de unc ontenido gigantesco a un precio muy comdedido, sin embargo un youtuber rara vez puede compensar a alguien que paga más de 10? al mes al niveld e lo que da Netflix, aunque puede ofrecerle participar en temas para seleccionar el contenido futuro. A pesar de ello, quizás ese dinero es el que permite que un youtuber pueda dejar un trabajo que le consume para dedicarse como un trabajo a tiempo completo a la creación, pero un proceso largo en el que hay que implicar a creadores que agradezcan más al público, pero especialmente a un espectador que deje de pensar que todo es gratis por gracia divina.
0

Positivo:

Negativo: