/ análisis

APPLE

La doble cara de la moneda: Apple y los derechos humanos

Un periodista consigue que le abran las puertas de Pegatron, la fábrica más importante de Apple.

Maribel Baena

21 de Mayo de 2016

Apple es una empresa que se enorgullece continuamente de todas las buenas labores que realizan, ya sean estas para proteger el medio ambiente o para cuidar y velar por los derechos humanos. Las constantes declaraciones de Tim Cook, CEO de la compañía, suelen hacer alusión al uso de energías renovables, así como a su ambición por cambiar el mundo mediante sus dispositivos.

No obstante, de vez en cuando, aparecen en internet preocupantes noticias sobre cómo se ensamblan los iPhone. Pegatron es el centro neurálgico de toda esta red de ensamblaje; esta fábrica, que se encuentra en China, podría considerarse los pulmones de la compañía, siempre y cuando consideremos que en California se encuentra tanto el corazón como el cerebro. Mas de poco sirve un latido fuerte y unas ideas claras si no hay sangre que llegue a los órganos principales, ¿no?

Horas extras por encima de las permitidas


Hace unas semanas, tuvo lugar un suceso harto extraño: un periodista de Bloomberg tuvo acceso a la fábrica más famosa de Apple, Pegatron. A las afueras de Shangai, miles de trabajadores se reúnen diariamente en este establecimiento, preparados para fabricar todos esos iPhone que, posteriormente, nosotros disfrutamos.

A las nueve de la mañana, comienza la jornada laboral. Decenas de hombres y mujeres se sitúan frente a escáneres faciales, portando sus insignias magnéticas, para acceder al interior de la fábrica. Los controles de identidad son estrictos; según dicen, sirven para controlar que no trabajen más horas extraordinarias de las que deben. La jornada máxima es de sesenta horas semanales, es decir, unas ocho horas y media al día.

Trabajadoras de Pegatron

Trabajadoras de Pegatron


No obstante, y según informó China Labor Watch, la legislación respecto al máximo de horas no se está cumpliendo. El salario base es tan bajo que los trabajadores necesitan (casi con desesperación) echar horas extras para subsistir. En octubre de 2015, 1.261 recibos de pago de los empleados evidenciaban que se habían excedido con creces las horas extraordinarias que rige la ley.

Según los directivos de Pegatron, China Labor Watch había 'contado mal', puesto que habían incluido como horas extras las jornadas de días festivos. Pero las pruebas continúan jugando en contra de Apple, y es que China Labor Watch ha informado que, desde marzo de este año hasta ahora, han recogido nada más y nada menos que 441 recibos de pago que apuntan a que el exceso de horas extras continúa siendo la tónica de Pegatron.

El director ejecutivo de China Labor Watch, Li Qiang, señaló que los controles tanto a la salida como a la entrada de la fábrica podrían no ser más que una mera fachada. 'De lo contrario, no habría tantos casos de trabajadores con horas extras excesivas', declaró. Este es el mayor debate en torno a la fábrica: ¿se cumplen realmente las horas estipuladas?

Fabrican iPhone que su sueldo no les permitirá adquirir jamás


Los ejecutivos de Pegatron, en la visita que el periodista realizó a la fábrica, se mostraron deseosos de compartir un cambio que habían realizado: ahora, las rentas de sus trabajadores son mucho más transparentes. Aunque no sé hasta qué punto exacto esto es beneficioso para ellos... Sí, ahora los empleados pueden comprobar sus horas, sus pagos, así como los gastos tanto de alojamiento como de alimentación mensuales si se alojan en un campus destinado para ellos; aunque, por otro lado, ¿por qué antes no podían ver las horas que habían trabajado?

Con las horas extraordinarias que hemos mencionado anteriormente ya incluidas, el sueldo de medio de un trabajador ronda entre los 600 y los 800 euros mensuales. Uno de los empleados que ayudó al periodista y a su equipo a acceder a las instalaciones, comentó que su salario base era de unos 300 euros. Es decir, menos de la mitad de lo que cuesta un iPhone 6.

Así es Pegatron por dentro

Así es Pegatron por dentro


Si bien es cierto que el nivel de vida no es el mismo, y que pudiéramos llegar a considerar que Apple paga sueldos medios, hay que tener en cuenta que el precio del iPhone 6 en China no varía demasiado al del iPhone 6 en España. Si realmente el poder adquisitivo fuera menos, ¿no tendrían en consideración ajustar un poco más los precios para hacerse más competitivos?

Denese Yao, el encargado de supervisar la relación de Pegatron con su cliente en California, declaró que 'la gente piensa que solo estamos exprimiendo a los trabajadores. Tenemos que hacerles ver que estamos en un entorno de trabajo tan eficiente como responsable'. En las fotografías se puede observar que sí, desde luego es un entorno de trabajo eficiente. Pero, ¿la eficiencia garantiza el cumplimiento de los derechos humanos? ¿Es lícito que los trabajadores tengan que echar unas sesenta horas semanales para cobrar apenas cuatrocientos euros al mes? Apple es una empresa millonaria, con unos beneficios descomunales. Quizás parte de sus beneficios provengan de lo poco que les cuesta ensamblar los teléfonos, ¿no?

El lado moral del asunto


Por supuesto, si investigáramos con mayor profundidad todas las compañías electrónicas del momento (es más, todas las empresas), encontraríamos irregularidades de este tipo. Las empresas, con tal de obtener mayores beneficios, olvidan los derechos humanos; olvidan que sus trabajadores son personas, con necesidades básicas que cubrir. Y que no viven para trabajar, sino que trabajan para vivir. ¿Pueden vivir con jornadas así, con tantísimas horas extras? Quizás lo irónico de la situación es que Apple se enorgullezca tanto de algo que, posteriormente, no cumple. Hace como todos, solo que, además, a sus directivos se les llena la boca negándolo.

Trabajadores en su lugar de almuerzo

Trabajadores en su lugar de almuerzo


Un trabajador de Pegatron, cuya identidad no se ha desvelado, sino que se le ha denominado Ma porque él tenía miedo a las represalias, señaló que, pese a que el máximo de horas que ahora les permiten trabajar son sesenta, ellos preferían trabajar más horas. 'Nosotros ganamos mucho más si trabajamos más, por eso queremos trabajar más'. Pero, ¿quieren trabajar más, o necesitan el dinero? Porque el asunto cambia mucho según la perspectiva de la que se mire. Si se ven obligados a trabajar más horas porque sus sueldos son tan escasos que no les permiten subsistir... ¿No deberían replantearse los salarios mínimos?

Quizás, a modo de reflexión final, deberíamos pensar dos veces sobre los productos que adquirimos, y de dónde provienen estos. No solo los iPhone, no solo los móviles, no solo los productos electrónicos; también la ropa, la comida, el material de oficina... Quizás deberíamos empezar a ver que, detrás de todos nuestros objetos de consumo, hay millares de personas que trabajan más horas de las que deberían por un sueldo que roza la miseria. 'Por eso queremos trabajar más'. Pero, ¿realmente quieren trabajar más? ¿O es que no les queda más remedio para alimentar a sus familias?
0

Positivo:

Negativo: