/ análisis

COCHE AUTÓNOMO

¿Cómo está el coche autónomo a día de hoy? Repasamos empresas y proyectos

Hay decenas de interesados en que dejemos de conducir, ¿cuales son los motivos de cada uno de ellos?

Yago Rosa Fernández

31 de Julio de 2016

Aún con la memoria reciente del fallecimiento de una persona mientras usaba el Autopilot de Tesla, a mucha gente le asalta las dudas sobre si el coche autónomo es seguro, o si tiene futuro. A pesar de la innumerable controversia que se ha levantado, realmente a día de hoy no podemos conducir de forma completamente autónoma fuera de circuitos de prueba. Tesla ha dicho siempre que a pesar de que el Autopilot se llame así, el conductor debe estar siempre al tanto de la carretera con las manos en el volante, solamente es una ayuda a la conducción en autopista.

No hay pocos interesados en coches autónomos, las empresas implicadas se cuentan por docenas, los proyectos igual, y si tantos lo quieren es porque realmente lo ven como el futuro. Y no les falta razón, pues una de las formas de pensar de las empresas tecnológicas es el llegar a automatizar todo lo que no requiera de procesos creativos, y conducir se sigue ciñiendo a unas normas preestablecidas donde la creatividad no importa tanto. Es una de las labores que ven como innecesarias de hacer a día de hoy y el hecho de conseguir que nuestro coche se mueva sin nuestra atención nos daría comodidad y tiempo que aprovechar.

Los dilemas morales del coche autónomo



Lo primero que debemos tomar en cuenta son los dilemas con los accidentes. Pongámonos en situación: ¿A partir de qué gravedad puede el coche poner la vida de su propietario en juego? ¿Cuántas vidas se pueden salvar? ¿Cuántas lesiones evitar? ¿Lo decidimos nosotros o viene impuesto por las leyes de los países o de un fabricante? Los accidentes son inevitables, y es cierto que un coche autónomo falla menos en conjunto que un humano, pero debemos tener en cuenta qué vidas se prefieren salvar.

Siguiendo el tema, ¿preferís conducir vosotros o que conduzcan otros (humano o coche) por ti? Muy seguramente todos prefiráis el segundo, pues querréis aprovechar ese tiempo de desplazamiento para poder hacer otras cosas que os llenen más, como leer un libro, adelantar trabajo, ver una película o cualquier cosa menos algo que os requiere atención que no queráis ofrecer.

¿Cómo está el coche autónomo a día de hoy? Repasamos empresas y proyectos


Pero imaginad que un accidente es inevitable: ¿preferís que sea por vuestra causa o por un error en la tecnología? Aquí puede haber menos consenso, pero muchos querrían que un accidente fuese por su causa, pues pocos se sentirían cómodos si otra entidad fuera la causa y no se hubiera hecho nada por evitarlo. Es uno de los dilemas morales que cualquier comprador y fabricante se debe parar a tomar en cuenta, y ninguna decisión gustará a todo el mundo.

Cada empresa tiene sus intereses



Pasemos al plano de las empresas, con cada una buscando una forma de conseguir beneficios, pues no se trata de organizaciones sin ánimo de lucro, sino entidades empresariales que quieren ganar dinero. Eso sí, cada una a su manera, pero hay una en particular que lo busca de una forma muy particular: Google.

Google es una empresa que su mayor beneficio se encuentra en la publicidad, es la mayor empresa de publicidad del mundo y se puede decir que Internet subsiste gracias a ello. Sin embargo saben que una gran parte de la gente pasa mucho tiempo en el coche, cientos de millones de horas cada día se van al montar en un coche, y ese tiempo es dinero que no se consiguen vender anuncios.

Coche autónomo de Google

Coche autónomo de Google



Google es uno de los veteranos en la investigación de este sector, con numerosas noticias de todo tipo y ningún incidente pasando de una multa de tráfico. Su objetivo ya está claro, y parece que lo que más le interesa es vender esta clase de tecnología en Android Auto para que quien lo use se vea interesado en darle datos y anuncios a Google.

Las empresas de coches tienen también planes importantes, rara es la empresa que no haya estado invirtiendo en conducción autónoma para ofrecer un servicio así. No es algo solamente de Tesla, sino que todas las marcas importantes lo quieren. ¿El objetivo? Obviamente vender más coches, pero con esta función pueden acceder a un mercado muy jugoso: la gente sin carnet de conducir. Imaginad que os venden un coche con el que tenéis la autonomía de un vehículo propio que además no requiere pasar por el proceso de ir a una autoescuela y perder tiempo y dinero en el carnet.

Ya os lo digo yo, que el primero que consiga anunciar eso tendrá decenas de miles de personas queriendo comprar un coche que aunque cueste más no les haga pasar por una autoescuela, el poder tenerlo y usarlo sin tener que estudiar de más, ya sea por falta de tiempo o de capacidades.

Ley y tecnología: esa relación de amor y odio



Pasamos al último punto: la ley. Las limitaciones técnicas se están superando, la misma NVidia ha sacado un componente para que el cálculo de coches autónomos sea más rápido, eficaz y preciso, pues la geometría es un cálculo más o menos simple en lo que a procesador se refiere, por algo se usan GPUs dedicadas a gráficos y en el coche autónomo no sería diferente.

¿Cómo está el coche autónomo a día de hoy? Repasamos empresas y proyectos


El problema es que la ley no contempla ahora mismo que un coche autónomo pueda ir sin nadie pendiente de la carretera, constituiría delitos graves, no simples faltas. Por el momento les han permitidos hacer pruebas, pero siempre con una persona con las manos al volante para hacer maniobras inesperadas. También han tenido que vérselas para hacer sus propios circuitos cerrados donde pueden permitirse hacer dichas pruebas in situ, pero carecen de los factores de aleatoriedad que les dan las ciudades y las carreteras, algo que es fundamental para preparar a los vehículos a todo tipo de situaciones.

El camino a un futuro donde los coches se conduzcan solos está mucho más cerca de lo que creemos, pero aún queda mucho. Hay que asegurar que la tecnología está a la altura y la ley permita usarla en nuestro día a día. Queda por ver lo que nos deparará el futuro, peor estamos cerca de los sueños de ciencia ficción que teníamos todos de pequeños
0

Positivo:

Negativo: