/ análisis

¿EL FIN DE LA INONVACIÓN?

¿Es el fin de la innovación es móviles? Puede, pero no tiene por qué ser malo

El Galaxy S8 careced de lo que formalmente llamamos innovación, una tendencia firme en los móviles del año que parece que se mantendrá el siguiente.

Yago Rosa Fernández

29 de Marzo de 2017

El miércoles estuvimos impacientes en la conferencia de Samsung en la que se nos prometía una nueva forma de interactuar con nuestro teléfono, consiguiendo lo que ellos consideraban como una forma de ir más allá de los límites del teléfono con el Samsung Galaxy S8. Esto inmediatamente nos recordaba a las numerosas palabras de márketing que muchos usan como conceptos muy genéricos pero que se pueden usar como campañas de márketing de forma sencilla y atractiva para atraer a todo el público posible, unas palabras que son fáciles de vender pero que no hacen si no mantener el estatus quo en la forma en la que vemos y usamos la tecnología en el mundo real.

Si repasamos poco a poco y de forma tranquila todas las novedades que nos vienen por parte de la compañía surcoreana podemos apreciar que no es que sean excesivamente novedosos. Es cierto que la pantalla sin prácticamente bordes es algo que se lleva intentando conseguir desde hace tiempo y realmente es ahora cuando un móvil de una de las mayores empresas del mundo lo consigue y no tiene que ser una empresa china sin apenas renombre antes que no nos termina de dar la confianza de que el móvil será usable más allá de lo gimmicky que sea la función. Es algo que no debemos olvidar a la hora de intentar aportar una novedad, el conseguir que algo nuevo que queramos añadir sea realmente útil de cara a hacer la vida del consumidor algo más fácil, no simplemente a prometerlo y esperar que se apañe para conseguirlo.

Samsung Galaxy S8 marca el año sin innovaciones rompedoras



Aún con esas, el anuncio de las especificaciones del S8 nos da las claves de lo que este años será una tendencia y es el estancamiento de las nuevas funciones de los teléfonos, donde tanto LG como Samsung quieren vender una pantalla más grande y mejor adaptada en el mismo espacio que un móvil de pantalla inferior. No lo voy a negar, es algo que está muy bien y deberían haber intentado hacer eso antes, pues realmente estás dando una ventaja objetiva que casi cualquier persona puede apreciar y disfrutar sin tener que hacer un curso para aprovechar esa función de la misma manera que hay funciones como los sensores de salud que parecen necesitar un curso intensivo de cuidados de salud para sacarle provecho a un móvil que roza las cuatro cifras.


Samsung Galaxy S8

Samsung Galaxy S8



Años atrás han quedado aquellas presentaciones de móviles que prometían sustituir visitas al médico, mostrados en presentaciones extravagantes con familias intentando usarlos con normalidad pero no consiguen si no mostrar un efecto de disonancia con respecto a los consumidores y redactar de ello hace que tenga lo más parecido a flashes de una época polémica en el móvil. Eran tiempos donde la innovación era todo, si un rival tenía sensor de huellas dactilares para más seguridad tú mostrabas reconocimiento de cara con mejor precisión mientras otro podría llegar a mostrar cómo podía hacer un análisis de tu estado de salud un tanto superficial pero lo suficiente como para llevar un seguimiento personal de cara a mostrarlo al médico y ayudarle por encima. Luego todo ello importaría bastante menos porque pasado un años ya se habría comprado la tecnología al proveedor por haber expirado algún contrato de exclusividad y todos tendrían prácticamente lo mismo de base con alguna mejora entre ellos y se anunciarán una nueva línea de móviles con las funciones de todos antes y algún cambio de posición en los sensores y alguna que otra función nueva con sensores biométricos o algún nuevo software que permita intentar sustituir al ordenador.

Sin embargo en este año no hemos podido ver demasiado ese último paso, sino que simplemente nos han mejorado las características de los móviles anteriores. No va solamente por Samsung, si no también por otras marcas, como LG. Aunque consideremos el LG G6 como el mejor móvil que se anunciase en la feria, no es si no una simple y bien pensada mejora sin demasiado riesgo con esa proporción de pantalla 1:2 con un software excepcionalmente bien pensado para aprovechar lo que se denomina su gimmick, Más allá de mensajes de famosos convenientemente hilados para defender su característica principal y de vídeos que poco les falta para ser usados de stock para venderse a agencias de publicidad, no son si no mejoras a cosas que ya existían, con mayor o menor acierto. No han aportado esa innovación que se le ha otorgado a los fabricantes de móviles, o al menos no al mismo nivel que cuando empezaron a poner sensores biométricos o cuando las tabletas aún se intentaban vender principalmente para jugar sin contar con que el soporte a grandes y largos juegos no era el que deseaban y se centraban más en partidas cortas y ni las grandes aventuras se libraban de las microtransacciones.

Los móviles no van a innovar mucho más, y eso a veces es mejor



Aunque parezca que me esté quejando, a la hora de la verdad no lo veo como algo malo. Las compañías de móviles llevan mucho tiempo intentando rizar el rizo para conseguir el móvil que consideran más único, creyendo que dos funciones puestas al azar son las que venden el teléfono. El surgimiento de compañías como OnePlus que consiguen mucho interés por parte de cierto sector de consumidores al no apostar más que por ofrecer un producto bueno a un precio atractivo hace que los riesgos se tomen con pinzas.

De seguir este camino, lo más seguro es que para el siguiente año se sigan centrando en mejoras más usadas normalmente, las típicas mejoras a la cámara y pantalla que llevamos viendo, el nuevo modelo de Snapdragon para algunos y con suerte algo más en lo que respecta a accesorios, uno de los más visibles esfuerzos por parte de Samsung. Por el momento este año va despacio, pero mejor tomar un poco de descanso para saber si realmente el camino de más funciones que no usa nadie es el que queremos llevar a un sector tan delicado.
0

Positivo:

Negativo: