/ análisis

NO LA VENDAS

5 buenas formas de aprovechar al máximo tu vieja tablet

Si estás estrenando nueva tablet y no sabes qué hacer con tu ya antiguo dispositivo, ni se te ocurra venderlo. Toma nota, tiene todavía mucha vida por delante.

Sergio Carlos González Sanz

10 de Febrero de 2016

En pleno 2016, cuando el porcentaje de personas en nuestro país y los que nos rodean con un Smartphone bajo la almohada y una tablet en la mochila, parece poco probable que alguno de vosotros no cuente todavía con alguno de estos dos dispositivos. Podríamos plantear una pregunta la mar de interesante como es la cantidad de tiempo que os dura una nueva tablet o teléfono móvil; pero esto ya no es como antes, ya no duran las cosas tantos años, sino que antes de 24 meses estamos ya pensando en dar el cambio no solo porque el rendimiento se haya visto reducido drásticamente -sobre todo si usamos un terminal Android- sino porque los cambios tecnológicos hacen mella.

Importante: no la vendas


Sácale partido, todos tuvimos una así.

Sácale partido, todos tuvimos una así.


Así pues, damos por hecho que, si tienes una tablets desde hace más de dos años, ya se te esté quedando 'vieja', que ya no te sirve como antes porque las de ahora... las de ahora. Y punto. Pero nosotros nos empeñamos en que esos dispositivos tienen todavía una larga vida por delante, así que aquí os dejamos con 5 consejos para que, aunque hayáis recibido por Navidad o Reyes vuestra nueva tableta, todavía le deis uso más allá de ser un bonito miembro de vuestro armario.

1. Centro Multimedia


El primero y más evidente de todos. No nos vale la excusa de que la pantalla de tu tablet sea únicamente 800 x 480 píxeles, porque ya sabemos que esos paneles se ven horriblemente mal a día de hoy, pero seguramente conozcas Chromecast y sus variantes. Te propongo algo, deja esa tabelt al lado de tus mandos a distancia, sincronízalo con tu tableta y mantenlo siempre con algo de batería.

De repente, tienes entre manos una carta enorme donde, en vez de platos riquísimos, tienes un surtido de aplicaciones enormes como todos los canales de televisión, YouTube, Spotify, Dropbox, vídeos propios, imágenes, navegador de Internet... Todo de forma remota y en tu televisor. Y en Alta Definición. ¿Que quieres ver esos vídeos que tienes en cola en tu cuenta de YouTube? Pues iníciala desde esta vieja tablets y permite que sea tu televisor el que diga el resto. No hace falta más.

2. Marco de fotos digital


Vale, tienes visita y quieres sorprender a tus amigos o familiares pero no sabes cómo, porque todas las fotos que tienes en el salón son de cuando hiciste la comunión, de tu pareja y de tu mascota. Un marco electrónico no renta, como dicen ahora, porque solo podemos suarlo para eso; pero sin embargo esa vieja tablet que hoy nos acompaña puede cumplir a las mil maravillas los requisitos de tu salón cuando vengan los invitados.

Descarga esas fotos desde tu cuenta en la nbe o dondequiera que las tengas almacenadas y haz una presentación donde vayan cambiando dichas instantáneas periódicamente. Pon la luz del terminal con generosidad y deja que sean los recuerdos los que hagan que tus amigos empiecen a mirar las fotos con alegría, porque si eliges momentos que pasasteis juntos, mucho mejor.

3. Recetario digital


Pero es que antes de que viniesen los invitados había que preparar la comida, pero eso de tener libros de recetas o bien no te gusta mucho o todos los que tienes son para postres, así que toca tirar de Internet. ¿El móvil? No, la pantalla es muy pequeña, necesitas algo con una pantalla más grande. ¿Qué me dices de la tablet vieja que ya no usas? Lo mismo que en los casos anteriores.

En la Play Store hay decenas de aplicaciones dedicadas al mundo de la cocina. Ponla en un rincón donde la puedas ver cómodamente en vertical o de forma apaisada y ve paso a paso con esa receta que tienes en pantalla. Puede que no tenga potencia, que no se vea muy bien, pero esta tarea no la va a hacer mejor ni peor que tu flamante nuevo dispositivo.

¿Cocinamos algo?

¿Cocinamos algo?



4. Gestión del hogar, todo en orden


¡Qué de facturas! Que si la luz, el agua, el móvil, el ADSL, el gimnasio... Pero claro, ahora casi todo nos lo mandan tanto mediante correo ordinario como electrónico, así que lo mejor será hacer carpetas digitales y tenerlo todo bien ordenado. Te propongo que descargues un gestor de archivos o aplicaciones como Google Keep, Evernote y similares, que te permitan acceder al contenido estés donde estés ya que dicho contenido estará almacenado en la nube.
Ahora crea varias carpetas dentro de otra que se llame 'Hogar', por ejemplo. Cuando llegue el momento de echar cuentas o hacer cálculos (véase calculadora, visualización de las propias facturas...), si lo tienes todo accesible mediante esta tablet que bien podría hacer las veces de cuaderno, podrás tenerlo todo ordenado y a golpe de click. Además, podrás hacer anotaciones a dedo y crear dibujos, borradores y preliminares. Aquí no te hace falta una pantalla Full HD o que el altavoz se escuche en mono.

5. Tus padres o abuelos, ¿por qué no?


Todos tenemos familiares que se niegan a dar el salto a lo digital. Que si se les queda grande, que si no es para ellos, que si ya es tarde... Nunca es tarde, y mucho menos con una tecnología tan intuitiva y fácil como es ésta. Puede que para ti siete pulgadas y ver los píxeles de la pantalla desde cerca sea algo incómodo, pero para tu familiar que no puede ver sin unos cristales holgadamente gruesos seguro que le sirve. De sobras.

Ellos también pueden.

Ellos también pueden.


Además, ser generoso es mucho mejor que vender, porque hay un factor que nadie debería pasarse por alto: no la vendáis. ¿Habéis pensado en cuánto os van a dar? ¿30 euros? ¿40 euros? Quizá 20. ¿En serio merece la pena venderla pudiendo hacer un uso tanto tú como los tuyos de manera alternativa, secundaria, de la tablet? Yo lo veo claro, y seguro que a vosotros se os ocurrirán muchas más formas de sacarle partido a vuestra antigua tableta sin muchas complicaciones, por lo que no os cortéis en dejarnos en los comentarios vuestras propuestas. Estas son las nuestras.
0

Positivo:

Negativo: