/ análisis

HISTORIA DE NETFLIX

Así paso Netflix de enviar DVDs a domicilio a ser el gigante del streaming

Netflix empezó como una empresa creada por alguien que recibío una multa por el retraso de una película del videoclub y ahora roza el monopolio del víde bajo demanda, ¿cómo ha sido esto?

Yago Rosa Fernández

31 de Agosto de 2016

Netflix es una de las mayores empresas de Internet y la que más tráfico genera en Estados Unidos. Se calcula que solamente Netflix y Youtube son los artífices del 50% de ancho de banda consumido en Estados Unidos, y cuando la serie lanza una nueva temporada de sus series estrellas, esta misma empresa puede llegar al 55% del ancho de banda de Estados Unidos por sí misma.

Así paso Netflix de enviar DVDs a domicilio a ser el gigante del streaming


Sin embargo, no ha surgido de la nada, sino que nació de una forma extrañamente curiosa, mayormente por la ya difunta Blockbuster Video, o al menos de forma accidentada, pero no se puede iniciar la historia sin ellos, y a día de hoy estamos ante una empresa líder en su sector, a pesar de sus complicaciones económicas.

Una multa de Blockbuster crea Netflix, aunque no el que concemos



Tenemos que ir a los años 90, donde vestíamos con sudaderas anchas de neón y el concepto de videoclub estaba muy difundido, con varios de ellos repartidos por todos los barrios. Debido a las limitaciones de Internet, descargar películas ni se contemplaba, con lo que si queríamos ver alguna película la mejor opción era ir a un videoclub donde alquilar VHS y DVDs de las últimas películas o de alguna recomendación del cinéfilo propietario que esperabas que tuviera mejor gusto y más conocimiento que tú.

Un nombre resonaba en Estados Unidos: Blockbuster, que poseía miles de tiendas repartidas por todo el país, mayormente por no alquilar películas pornográficas que aseguró que las familias no tuvieran miedo a llevar a los menores a los locales. Aunque su negocio era oficialmente alquilar películas, la gran mayoría de los beneficios provenía de las multas por el retraso del alquiler, que fácilmente significa varias decenas de dólares si se te olvidaba devolver una película.

Tienda de Blockbuster

Tienda de Blockbuster



Esto es lo que le pasó en 1997 a Reed Hastings, que vio cómo por no devolver la película Apollo XIII le cobraron una multa de 40 dólares, dinero con el que se podría haber comprado una aceptable colección de películas antiguas o un par de novedades. Con esto decidió crear un servicio que llamaría Netflix, pero no es el servicio de vídeo bajo demanda que conocemos hoy en día.

La compañía se lanzó el 14 de abril de 1998 y ofrecía un servicio muy particular: alquiler de DVD con envío por mensajero, mediante el que se pagaba una tarifa plana por alquileres ilimitados de películas que te llagaban al buzón y que posteriormente un mensajero lo recogía, sin preocuparse por tener que volver al videoclub y enfrentarte a multas por devolver tarde una película.

Como curiosidad, Netflix trató de venderse a Blockbuster en el año 2000 por una suma de 15 millones de dólares. Una cantidad que a día de hoy nos parece de risa, hay que comprender que en su momento no contemplaban el vídeo bajo de manda. Blockbuster rechazó la oferta y un par de años más tarde lanzó el mismo servicio, pero eso acabó dañando su fuente de ingresos, 800 millones de dólares anuales en recargos por retrasos de entrega de las películas.

Este servicio sigue a día de hoy en activo, aunque con una tarifa aparte a la de vídeo bajo demanda desde 2011, separación que en su momento no gustó nada a los suscriptores del servicio ya que por aquel momento no poseíamos las velocidades de Internet doméstico de hoy en día.

Nace el streaming de Netflix



En febrero de 2007 ya habían enviado su DVD número 1.000 millones, con lo que no les iba nada mal, y aprovecharon estas fechas para ir introduciendo lo que sería el vídeo bajo demanda con la misma tarifa de envío de DVDs, pero no por mucho tiempo ya que las ventas empezaron a disminuir y la gente empezaba a entender un poco más el concepto de digital.

Así paso Netflix de enviar DVDs a domicilio a ser el gigante del streaming


Poco a poco fueron ganando suscriptores de forma estable en este servicio y empezaron con distribución más agresiva. La compañía había ganado los derechos a la distribución internacional en exclusiva para algunas series, como Pretty Little Liars, Borgia o Derek, series muy aclamadas por la crítica que veían cómo solamente se podían ver a través del servicio.

No tardaron hasta traer su propio contenido original, donde lanzaron algunos show de monólogos de comedia y series documentales, contenido muy intemporal que les serviría durante muchos años en el catálogo aunque pasase el tiempo.

Pero todo cambió el 1 de febrero de 2013 cuando lanzaron House of Cards, una serie original suya pensada para hacerse maratones y que se acabe recomendando, apostando por alguien que pagaría por este contenido exclusivo, en contraposición a quien ve la televisión en abierto y espera ver cualquier cosa sin concretar que les dé un entretenimiento aleatorio.

A partir de ahí sucedieron varias series de contenido original, otras con contenido basado en licencias de otros, como las series del Marvel Cinematic Universe. Sin embargo, pasó algo para que la gente tomase a Netflix en serio como si fuera una network de televisión: nominaciones a los Emmys.

Narcos, serie original de Netflix

Narcos, serie original de Netflix



En el año 2013 consiguieron tres nominaciones a los Emmy con la serie House of Cards y una por rescatar Arrested Development para su cuarta temporada. Sus tácticas no fueron diferentes a las que hacen el esto de productoras, pues entre los registros fueron a barrios de las personas que se encargaban de las nominaciones y repartieron menús de comida con logos de la empresa.

El camino ha seguido desde entonces, pues en 2014 ganaron 15 nominaciones a los Emmy con House of Cards y Orange is the New Black, ganando una estatuilla por la última. En 2015 les fue incluso mejor, con 17 nominaciones y dos victorias, con Orange Is the New Black y House of Cards ganando sendos reconocimientos.

Ahora mismo Netflix está en una posición complicada, pues los inversores les piden que sus usuarios crezcan aún más rápido. EL destino es incierto, peor se confirma que han conseguido cambiar cómo la gente ve películas por Internet. Queda mucho por que sea una norma entre todos los internautas, pero ha dado la oportunidad de demostrar que hay negocio legal e interesante en el streaming.
0

Positivo:

Negativo: