/ análisis

HISTORIA PEBBLE

Así pasó Pebble de ser el rey de Kickstarter a ser comprado por Fitbit

Repasamos cómo un proyecto de Kickstarter con tanto éxito ha sido comprada por Fitbit

Yago Rosa Fernández

10 de Diciembre de 2016

Hace escasos días que se confirmó el funesto destino de Pebble, una de las compañías que más respeto habían conseguido cosechar de manos de sus clientes, y más en un sector tan exigente, como es el de los relojes inteligentes. Habían logrado que de golpe la gente apostase por un aparato que en su momento nadie tenía ni la necesidad ni la curiosidad por tenerlo o probarlo más allá de una demostración en tienda.

¿Qué ha hecho que triunfasen a su manera a pesar de no ser rentables económicamente? Gran parte de su éxito proviene de entender mejor que muchas empresas al usuario, siendo el punto más destacable el usar una pantalla de tinta electrónica, lo que ayuda a tener una autonomía mucho mayor que cualquier reloj inteligente del mercado. La gente quiere un reloj inteligente, pero cargarlo casi cada día es una complicación que nadie quiere tener que pasar por un accesorio. Con ello han sabido acercarse a los geeks más escépticos con un producto que escuchaba sus exigencias y las cumplía.

Nace Pebble, un reloj inteligente diferente



La historia de Pebble empieza con el día 10 de abril de 2012, que es el día en el que el Pebble original se publica en Kickstarter, la página de crowdfunding por excelencia, mucho antes de que sus grandes proyectos empezasen a fallar. Allí empezaron a pedir fondos para un reloj inteligente diferente a todo lo que hayamos visto hatsa entonces. En su momento lo más que había era el nefasto intento de Sony de crear el mercado del reloj inteligente con un reloj que no conseguía ser útil.

El objetivo inicial era conseguir 100.000 dólares, una cantidad en teoría insignificante para los números que esperaban, y a las dos horas ya lo superaban, y tan bien les fue que solamente un día después ya habían conseguido un millón de dólares. Finalmente acabaron su campaña con más de diez millones de dólares de algo más de 85.000 inversores que en su gran mayoría querían los relojes, lo cual les convertía en el mayor éxito de Kickstarter hasta entonces, y sigue a día de hoy siendo uno de los más exitosos de toda la plataforma en toda su existencia.

Pebble

Pebble



Eso sí, los primeros momentos de la campaña no son tan sencillos, pues hasta ellos mismos han tenido problemas con las primeras unidades. Se esperaba que los primeros envíos de los inversores llegasen antes de las navidades, pero problemas en la producción se vieron obligados a retrasarlo, haciendo que quienes lo querían como regalo se enfadasen, y no precisamente poco. Sin embargo no se retrasó demasiado, pues el 23 de enero de 2013 se empezaron a enviar las primeras unidades, siendo la aplicación de iOS aprobada solamente el día después, una de las preocupaciones de quienes tenían teléfonos de Apple, que temían no poder llegar a usarlo por incompatibilidad.

El resultado no podía ser mucho mejor, pues los usuarios que recibían el reloj estaban muy contentos con él, a pesar de los retrasos antes mencionado. Tanto es así que recibieron una inversión de 15 millones de dólares en mayo de 2013 lo que les permitió invertir en más personal para ir preparando la segunda línea de productos, además de conseguir un trato con minoristas de gran influencia. Hasta el momento el reloj solamente lo tenían los inversores, pero ya para julio de 2013 consiguieron vender en Best Buy, una de las mayores cadenas de tienda generalistas de Estados Unidos.

Turno del Pebble Steel y Pebble Time



Sin embargo, no se quedaron quietos, pues el 6 de enero de 2014 anunciaron el Pebble Steel, una revisión de sus productos que ofrecía un aspecto más parecido a un reloj normal, aunque eso venía un un incremento del precio de nada menos de 100 dólares, con más funcionalidades. Por suerte para ellos, aprendieron los errores de sus primeros relojes y decidieron no anunciar nada hasta que estuvieran completamente seguros de sacar un producto al mercado, y no pasó un mes desde que lo sacaron a la luz hasta que empezasen los primeros envíos.

Eso sí, a finales de septiembre se empezó a ver Android Wear haciendo su debut, lo cual obligó a Pebble a reducir el precio a consumidores de los primeros relojes, lo cual reducen notablemente sus beneficios. Eso no les impidió sacar su siguiente generación de productos: la línea Time

Pebble

Pebble



El Pebble Time se presentó el 24 de febrero de 2015 y ofrecía un mucho mejor control de los sucesos y notificaciones, pudiendo gestionar mejor todos los sucesos de forma más natural, sin dejar de ello funciones como el el seguimiento del sueño. Sin embargo, había una nueva adición que mejoraba mucho el reloj: la tinta electrónica a color, lo cual permitía mejor apariencia para aquellos que no les guste una pantalla con solamente color negro.

Para sacar adelante el proyecto volvieron a Kickstarter para conseguir fondos para la primera remesa de este producto. Los números son del mayor proyecto de crowdfunding de KickStarter, pues pidieron medio millón de dólares que consiguieron en solamente diecisiete minutos y seis millones y medio a lo largo de su primer día, llegando al final del mes del proyecto con más de 20 millones de dólares, lo que les convirtió entonces en el proyecto de más éxito nunca en la plataforma. A esto ayudó el Pebble Time Steel, un anuncio que se hizo una semana después del anuncio original, pero por suerte permitieron que los que habían aportado a la campaña inicial cambiasen su recompensa por un pequeño aumento de la aportación.

Eso sí, a partir de finales de mayo ya no les fue tan bien, pues aunque consiguieron una buena comunidad que les apoyó mucho a recaudar fondos, ser rentables en el largo plazo no era suficiente. En ese momento buscaron millones de dólares en inversores. A ello le siguió el Time Round, que dejase de lado la pantalla cuadrada por una circular para aquellos que no quieran un reloj cuadrado en su muñeca.

El resultado es una comunidad muy agradecida, pero no suficiente para mantener una empresa para un producto tan complejo. Sin duda Pebbble ha marcado la vida de muchos geeks y es de esperar que Fitbit, con su mayor cantidad de fondos, pueda hacer algún que otro reloj de estilo Pebble, pues parte del equipo se ha incorporado a la marca de wearables.
0

Positivo:

Negativo: