/ análisis

NOTICIAS FALSAS

Facebook está en la encrucijada por las noticias falsas

En los últimos días Facebook se ha preocupado de sobremanera por el tema de las noticias falsas que tan populares son en su red, pero ni ellos tienen claro cómo abordar el problema.

Yago Rosa Fernández

20 de Noviembre de 2016

Poco imaginábamos que la elección de Donald Trump pondría muchos motivos del tema tecnológico que hasta el momento no nos habíamos dado cuenta de que eran un poblema, pero ahora que nos vemos con el tema delante de nosotros no podemos ni debemos evitarlo, sino que tenemos que intentar verlo, analizarlo, comprenderlo y en el mejor de los casos buscar una forma de atajarlo, aunque nos encontramos con un tema en el que todo el mundo tiene prejuicios: las noticias falsas, especialmente en la época de las redes sociales.

El mundo ha cambiado mucho en muy poco tiempo desde la popularización de Internet, es un mantra que acabo teniendo que decir en todos los artículos de sociedad que hago, pero el cambio que ha ocasionado la popularización de las comunicaciones es indispensable. A principios de siglo aún se seguían imprimiendo muchos periódicos, y en pleno 2016 no son pocas las casas editoriales que apuestan por acabar cerrando las versiones en papel, en muchos casos por suponer un gasto de distribución que no se puede sostener y que no acompaña con una labor periodística de profundidad que asegure un sistema de suscriptores.

Las noticias falsas y su popularidad



Hoy mismo se están haciendo todo tipo de estudios sociológicos sobre cómo consume la gente la noticia y queda cada vez más claro que se consumen más redes sociales como forma de enterarse de las noticias. En todos los grupos de la población salvo la gente mayor de 50 años los medios tradicionales como la radio, televisión y periódicos se consumen cada vez menos y que Facebook es la forma principal por la que muchas personas de todos los estratos sociales está percibiendo las noticias, y los medios que a veces salen ahí no son los de mayor calidad, sino los que consiguen un titular que impacte más para agradar al algoritmo de Facebook, basado más en que se interactúe con un enlace más que en el que sea verídico o no.

Facebook es donde más noticias falsas se difunden

Facebook es donde más noticias falsas se difunden



Las webs de información no se han querido quedar atrás y se han visto cómplices este algoritmo con el objetivo de conseguir sorprender a la gente con un titular en vez del contenido de calidad, llegando hasta el punto de mentir directamente en muchas noticias con tal de que la gente lo comparta. No estamos hablando de portales de humor como El Mundo Today, que se basan en hacer un humor con noticias falsas como forma de crítica a la sociedad, hablamos de sacar citas falsas, informaciones totalmente inventadas para potenciar o degradar como sea la imagen que el público tiene de políticos o personalidades públicas, formas en las que seguramente todo el mundo recuerde alguna que otra historia hecha deliberadamente mal. Evidentemente también tenemos el caso de noticias erróneas pero no necesariamente con la intención de hacer daño, sino por algún fallo en las fuentes de las que bebe el creador de la noticia, pero es complicado detectar estos casos, aunque Facebook dice asegurar que sí.

No estamos hablando de una o dos noticias falsas que de vez en cuando salga de más, estamos hablando de un problema endémico que tiene el potencial de acabar con la reputación de gente debido a un mal algoritmo, es un potencial ingente que nos da miedo controlar. En los tres últimos meses de campaña se vio que una página de la que se sabe que son intencionalmente noticias falsas sus veinte mejores noticias consiguió más de ocho millones y medio de reacciones en forma de comentarios, veces compartido y likes, mientras que sitios como New York Times, Washington Post y NBC News apenas superaron los siete millones y cuarto de reacciones. Y no es algo que tenga que ver solamente con la ideología política, pues toda ideología tiene medios de noticias falsas, tanto las que van para el lado más conservador como los que son de corte más progresista.

Facebook quiere evitar las noticias falsas, ¿debe hacerlo?



Facebook sin embargo quiere acabar con esto porque desvirtúa la utilidad del feed de noticias, y tiene razón, no es de recibo que uno de los sitios donde más se comparten noticias sea tan fácilmente manipulable solo por el titular que la gente desea oír o el que más reacciones hace sin importar su calidad periodística. A priori casi cualquier persona aceptaría que la red social pusiera un coto a las noticias sin veracidad apelando a que es su medio y si no quieren información engañosa no tiene por qué darle el mismo trato, pero nos olvidamos de que estamos tocando un tema más delicado, el de la libertad de expresión.

En esta red social ya se le ha criticado mucho por los temas que acepta y los que no, como pudieran ser casos como el no aceptar desnudos femeninos ni contenido sexual aunque tenga el baremo bastante discutible. Si dejamos a Facebook decidir frenar las noticias falsas le daremos la oportunidad de censurar casi cualquier cosa mediante un algoritmo, y aunque parezca cosa de ciencia ficción, la realidad es otra porque ese algoritmo ya existe y lo han estado probando, especialmente por los últimos meses de campaña.

Facebook está en la encrucijada por las noticias falsas


Facebook ya puede discernir entre una noticia con veracidad y otra llena de falsedades deliberadamente inventadas, y aún así no es un sistema que han habilitado a pesar de comprobar de que las noticias falsas casi desaparecían por completo de los feeds de noticias, aunque seguían llegando noticias ciertas pero que reafirmaban el punto de vista de los usuarios, perpetuando lo que ya eran unas cámaras de eco que perpetuaban los sesgos ideológicos de cada uno.

Por mucho que sea tentado, ni Facebook quiere ser uno de los controladores de la verdad, ni tampoco Google que tiene un algoritmo parecido quiere asumirlo, porque en muchos casos la verdad es muy subjetiva según quién ponga los baremos, algo que ocurre en todos los medios de comunicación, entre los que se puede llegar a incluir esta misma casa. Cuando en un dilema moral como este hemos llegado a un punto donde quien crea la herramienta duda de si debe usarla, es que estamos ante un problema moral que podría hacer que solo se difunda lo que les parezca correcto, y ni ellos mismos quieren acabar así.

Las noticias falsas van a seguir existiendo porque aúna largo plazo no podemos crear un sistema que las censure sin que finalmente se acabe abusando de él, con lo que tendremos que intentar rebatirlas de otra manera más humana.
0

Positivo:

Negativo: