/ análisis

NUBIA N1

Análisis: Nubia N1, el gama media más solvente no sin carencias

Nubia consigue un gama media a un precio aceptable con una buena solución de software y hardware pero que vemos muy inspirada en el iPhone sin apostar de pleno a un diseño propio.

Yago Rosa Fernández

29 de Abril de 2017

Hoy en día ya tenemos muy alejados de nosotros la vetusta idea de que en China solamente hay falsificaciones. No es nada nuevo pues muchas empresas con ayuda del Gobierno de China han conseguido ser pilares fundamentales en telecomunicaciones mundiales, tanto a nivel de infraestructura como de hardware para consumidores. Aunque se sigue uniendo por mucha gente la idea de que si algo es chino es malo sin condiciones, hoy en día ya tenemos a decenas de marcas de este país que ofrecen móviles muy buenos a precios competentes que poco le tienen que envidiar a los más grandes salvo funciones que luego no se usarán tanto o si se usan será cosa casi de un milagro de aceptación por parte de los usuarios.

Nubia es una de esas empresa en China pero que, a diferencia de otras marcas del país, no se dedica a lanzar decenas de productos al año, con apenas unos cuantos nuevos modelos cada año para tocar todos los sectores de precios. En la gama media es donde más ajustados son los precios y donde más competencia real hay, y en esa gama de precios tenemos el Nubia N1, un móvil de gama media que ya salió en 2016 pero que en 2017 ha recibido una actualización a la denominada N1 Black, cuya mayor novedad es que ahora cuenta con 64GB de almacenamiento, un factor cada vez más importante en un mercado de aplicaciones tan completo como en la generación de contenido.

Con el N1 en nuestras manos para analizar vemos de primera mano que el diseño es tan familiar como extraño en una combinación muy extraña. Es cierto que la innovación en el diseño de móviles es prácticamente imposible al tener los consumidores ya aceptados cierta clase de diseños, mayormente las esquinas redondeadas, pantalla que ocupe a más no poder la parte frontal, cámara y luego los botones inferiores, pero en este caso nos da la sensación de haberlo visto antes. No es malo en sí, de hecho nos da cierta sensación de familiaridad, pero a mi punto de vista algo me dice que lo he visto muy parecido al iPhone. Y tampoco me acaba de gustar nada el reborde dorado que tanto intenta ponerse de moda, es un factor que no termino de verle el sentido útil ni tampoco le gusto estético pues considero mejores los diseños que se alejan de ese color y busquen algo más parecido a metálicos tradicionales como el color aluminio. Sin embargo es solo un gusto personal y habrá quien lo prefiera, pero teniendo que verlo siempre hay cierta parte de mí que se pone un tanto incómodo con ver siempre el color dorado.

Nubia N1

Nubia N1



Salvando todas estas observaciones que siempre tienen un tinte personal, toca ver el comportamiento general del móvil y no podemos estar más conformes si bien no nos llegaremos a sorprender salvo en un par de ocasiones pero cuando lo hace lo consigue de sobremanera. El hardware es lo más habitual en estas cuestiones, como un procesador ARM de 8 núcleos sin especificar su frecuencia, una memoria de 3GB que lo acerca los gama alta y una cámara de 13 Megapíxeles. Sin embargo aquellos que conocemos un poco más a Nubia sabemos que lo que nos venden no es solamente un hardware, si no un software pensado para productividad y cámara de forma que sintamos mucho valor añadido en algunos puntos, pero no tanto en otros.

Por un lado tenemos el software de cámara que consigue convertir una cámra bastante competente en el tipo de cámara que más se asemeja a la fotografía tradicional. Nos encontramos con varios ajustes de enfoque para asegurarnos que que enfocamos a lo que queremos centrarnos, un modo HDR e incluso cámara lenta. Le faltan algunas opciones y mejoras que solamente nos encontramos en los gama alta de Nubia, pero aún con limitaciones en la cámara las mejoras de software colocal al N1 entre las mejores cámaras de móviles en torno a los 200?. No llega a la altura de los móviles más punteros pero es más que suficiente para guardar claramente nuestros recuerdos o para generar contenido para redes en una calidad suficiente para que agrade a gran parte del público.

Por otro lado tenemos las mejoras de productividad en forma de decenas de funciones que no están en Android de forma nativa. Por un lado tenemos funciones como la supercaptura de pantalla que nos permite hacer la función de captura de pantalla tradicional y el poder incluso grabar la pantalla, una función que en pleno 2017 sigue sin venir de serie en Android aunuqe sea en forma de una aplicación oficial de Google. Es cierto que pasa por Google Play Games pero Google debería tenerlo fácil para hacer una aplicación de grabación de pantalla como las que nos podemos encontrar por la red.

Aparte de ello, la fluidez es la que se espera de un móvil en estos tiempos, sin retrasos pero no tan fluidos como otros. Lo que sí que me molesta un poco es la falta de accesibiilidad en comparación a otros. Un ejemplo son las notificaciones que se muestran en la pantalla de desbloqueo, que en otros móviles podemos hacer algunas interacciones, como ver más detalle so incluso hacer alguna respuesta rápida, pero con la capa de personalización por defecto solamente podemos acceder a la aplicación y poco más, dejando de lado un sector de productividad que se podrían haber ganado de forma clara y directa. Aún con esas también tenemos una función para dividir la pantalla en dos y poner en cada una de ellas una apliación, ideal por si necesitamos hacer dos cosas al mismo tiempo pero es algo que se aprovecha mucho mejor en las tablets y la comodidad si bien no es ni de lejos mala, no llega a ser excepcional pero se puede usar bastante bien.

Nubia N1, opiniones finales.



He sido un poco duro con algunos aspectos del móvil pero no me faltan motivos para ver algunas molestias fácilmente solventables. Por un lado la falta de pulido antes algunas acciones que deberían ser casi de obligado uso en móviles de gama media en adelante, dejando las gamas altas para funciones novedosas y punteras.

Nubia nos trae su gama media como un tímido sabor de la calidad que puede dar en la gama alta, con unas prestaciones rompedoras al precio de 220? y con una suite de software que permite sacar mucho partido al móvil una vez consigamos aprender a dominarlo. Si buscamos un móvil dentro de un rango de precio de 250?, esta seguramente sea la mejor opción disponible par a quien busque primordialmente una cámara buena.
80

Positivo: Suite de software completa. Personalización del fabricante superior a la pero se consigue dar mucho valro añadido.

Negativo: El diseño es demasiado parecido al iPhone y algunas funciones no terminan de encajar en un móvil