/ análisis

EL PLAN MAESTRO DE TESLA

El plan maestro de Tesla explicado a fondo

Tesla acaba de anunciar su plan maestro, ¿qué cambios puede producir en la sociedad si se lleva a cabo?

Yago Rosa Fernández

21 de Julio de 2016

Cual villano de una película de James Bond, así se siente Elon Musk, fundador de Tesla, al explicar su plan maestro que ha tenido con Tesla. Desde un principio ha querido cambiar la forma en que las personas se desplazan, con el objetivo de hacerlo de forma más eficiente, más cómoda y en primer lugar haciendo que se consuma menos petróleo.

Partamos desde la base que el concepto de coche en Estados Unidos es muy distinto. Allí no es raro que las familias tengan más de un coche, y no son precisamente eficientes en el uso de la energía, pues el precio de la gasolina siempre es muy bajo. Esto hace que hayan crecido los suburbios en los que la gente vive muy alejada de su centro de trabajo y en que hacer todo tipo de entretenimiento requiere de desplazamiento en coche, si veis series americanas se verá. Esto significa muchos coches consumiendo mucho provocado por un deseo de la gente de vivir en una zona tranquila aprovechando la cantidad de tierra libre del país.

De coches de lujo a crear un coche eléctrico para todo el mundo



Elon Musk parte del dinero que obtuvo con sus anteriores empresas de Internet en el que hay un nombre que nos debería sonar: Paypal, empresa que confundó. Eso sí, el dinero no da para todo el cambio y necesita de una fuente constante de ingresos, y por ello empieza poco a poco. Eso implica hacer el Tesla Model S un coche eléctrico que se venda como coche de lujo, lo cual da mucho margen de beneficio aún con pocas unidades que se vendan, pero el hecho de que sea un objeto con exclusividad le hace tener portadas y que la gente empiece a querer un coche eléctrico.

El plan maestro de Tesla explicado a fondo


No es solamente que sea eléctrico, sino otras funciones. Un ordenador de abordo que sirve de entretenimiento para el copiloto interesa bastante, y los supercargadores a lo largo y ancho de Estados Unidos y Europa que permita una carga rápida de forma gratuita. Con eso los más pudientes se han estado haciendo con un coche eléctrico, ofreciendo a Tesla una fuente constante de ingresos, lo que les permitió aumentar la producción y hacer más modelos más modestos, como el Tesla Model 3, pensado para el gran público.

Con esto ya tienen el coche el coche eléctrico, pero no es suficiente, porque sigue haciendo que conducir. Ahora toca hacer que los que vayan en el coche no tengan que perder el tiempo en una tarea que se pueda automatizar. Así nace el Autopilot, que bebe de los proyectos de coche autónomo de Google y más fabricantes. A pesar del reciente fallecimiento de un hombre usando el sistema y las regulaciones en contra, el coche autónomo sigue adelante en lo que a tecnología se refiere.

Energía solar, otro paso



Quizás nos suene algo menos la otra empresa de Elon: Solar City. Esta es una de las mayores empresas de energía solar de Estados Unidos, creada con la intención de vender las baterías domésticas de Tesla, algo que viene bien para los coches pero en muchos casos puede servir para el hogar. Esto permitiría a muchos hogares poder ser totalmente autosuficientes, o en el peor de los conseguir desplazarse gratis y de paso reducir la factura eléctrica.

Pero es solamente una etapa más, pues eso era lo que se sabía, ahora vamos con lo que ha confirmado en su post. El futuro de tesla es crear una flota de coches que se conduzcan solos, reposten en estaciones eléctricas suyas y de sus clientes y además no les cueste tanto. Lo primero son los paneles solares. que sean sencillos y eficaces, algo que han conseguido en mayor o menor medida, haciendo de estación de respostaje. Lo segundo es hacer que el coche eléctrico autónomo llegue a todo el mundo posible, y poco a poco lo hacen porque el precio de 35.000 dólares es asequible a poco que un ciudadano de clase media estadounidense apueste por una inversión a corto plazo que le ofrezca transporte cómodo y casi gratuito.

El siguiente punto es el polémico, y es el coche autónomo. La limitación no es técnica, sino más bien algo legal, pues en muchos sitios exigen condiciones casi draconianas para permitir la legislación del coche autónomo. Que estén dispuestos o no a aceptarlo es algo que no podemos vaticinar, pero no descartamos.

ALT

ALT



Con todo esto se crearía la flota de coches de Tesla, como un Uber, pero sin que el propietario del coche tenga que hacer nada, simplemente dejar el coche las horas que no lo use y vaya transportando a otros, aportando además algo de dinero al propietario que ha hecho la inversión y que es posible que incluso acabe ganando dinero.

Esto significaría poder pedir un coche muy cómodo y sabiendo que va a ser aún más seguro que conducido por un humano, además de posiblemente más barato que pillar un taxi. Es un plan ambicioso, pero que gracias a los esfuerzos de la empresa es posible, y personalmente quiero que llegue pues supondría dejar de lado que todo el mundo tenga que tener un coche, lo cual además aliviará mucho las carreteras. Eso unido a los vehículos de transporte públicos más inteligentes pueden cambiar la forma en que nos desplazamos por las ciudades.
0

Positivo:

Negativo: