/ análisis

3D Y 720p

Probamos el proyector BenQ W770ST

Uno de los mejores proyectores de gama media en cuanto a calidad precio. Cumple de forma positiva en casi todos los aspectos.

Pedro Garcés

02 de Octubre de 2013

El proyector BenQ W770ST es una apuesta relativamente barata de la marca taiwanesa para llegar a las casas que no quieran una imagen de más de 3 metros. Es decir, no es ni mucho menos el mejor del mercado, pero probablemente sea una de las mejores opciones para aquellos que busquen imagen para una pantalla de unos 2 metros de ancho.

Mirando un poco por internet, se puede encontrar este dispositivo por 600 euros, bastante asequible teniendo en cuenta que promete un contrate de 13000:1, un brillo de 2500 lúmenes ANSI y la posibilidad de ver contenido en 3D.

Conexiones y accesorios estándar


El proyector es blanco en la parte superior e inferior y tiene una franja gris muy ancha por delante que se va empequeñeciendo hacia la parte trasera. Sus dimensiones son de 324,7 x 113,8 x 253,4 mm y pesa unos 2,7 kg. Viene junto a una mochila pequeña en la que cabe perfectamente el proyector, incluso con las protecciones de corcho. Este bolso cuenta con bolsillos en los que meter los distintos cables que necesitemos añadir. Bastante útil y una forma fácil para llevarnos el proyector de paseo.

Probamos el proyector BenQ W770ST

Los puertos son los esperados en este tipo de proyectores. Un par de HDMI, componente, mini USB, conexión para PC, entrada y salida de audio. Cabe destacar que todos los puertos están perfectamente descritos, por lo que los más neófitos no tendrán que mirar el manual para saber lo que son. Igualmente, los botones que tiene el proyector en la zona superior son a prueba de dedos grandes y se puede leer de forma clara para qué sirve cada uno.

Por último, tenemos una Guía rápido para usar el W770ST y un mando que viene con pilas incluidas. El mando parece poco fiable aunque tampoco es que vayamos a usarlo demasiado en un proyector.

Una imagen muy buena, al menos en pantallas de tamaño medio


Una vez que nos ponemos a probarlo tenemos que decidir si queremos usar el modo normal, el económico o el Smart Eco que, al final, será el que nos enamore. Este modo será parecido al económico pero reducirá un poco el brillo con blancos y lo aumentará en las escenas más oscuras de forma automática. También reducirá el ruido, algo a agradecer.

Probamos el proyector BenQ W770ST

A la hora de usarlo, lo primero que notaremos es que es muy brillante. No es que vayas a poder usarlo con los focos apuntando a la pantalla, pero sí que te permitirá ver los que quieras con la luz encendida.

La calidad del color es sorprendente para el precio de este proyector. Tampoco es algo nunca visto, pero será difícil encontrar algo mejor por este mismo precio. A cambio, las escenas más oscuras son un poco menos nítidas, pero no es nada absolutamente grave.

El 3D cumple perfectamente, el sonido mejor externo


El W770ST llega hasta 720p e incorpora altavoces en su interior aunque no demasiado buenos, algo común en los proyectores de bajo precio. Si vamos a tenerlo en casa, siempre podemos comprarnos un sistema de sonido y conectarlo a las salidas de audio.

Probamos el proyector BenQ W770ST

En cuanto al 3D, tampoco nos decepciona. Como ya hemos dicho, el brillo es una de las bazas del proyector y se mantiene en este modo. El único punto flaco podría ser el hecho de que haga más ruido del debido.

Conclusiones


Si no te quieres gastar demasiado dinero en un proyector, el W770ST probablemente sea lo mejor que te puedes encontrar ahora mismo. No tiene 1080p y quizás la lente de tiro corto pueda incomodar a alguno, pero en cuanto a calidad precio no hay mucho más en el mercado.

En la oficina lo hemos probado para jugar a un juego de fútbol y la verdad es que el resultado es aceptable, eso sí, el altavoz deja mucho que desear.
83

Positivo: Precio. Calidad de los colores. Modo Smart Eco. 3D cumplidor. Transportable.

Negativo: Las escenas oscuras. Sólo 720p. Píxeles en pantallas muy grandes. Sonido.