/ análisis

APPLE

¿Qué podemos esperar del evento Apple del 7 de septiembre?

La Keynote de Apple está programada para el siete de septiembre, es decir, el miércoles de la semana que viene.

Maribel Baena

29 de Agosto de 2016

En apenas una semana, tendremos un nuevo evento de Apple. Se esperan muchos cambios, muchas nuevas llegadas, pero, sin duda, el eje central del evento será el iPhone 7.

Los rumores han recorrido las redes desde prácticamente el primer momento. Al principio, todo apuntaba a que íbamos a vivir el nacimiento de uno de los iPhone con cambios más drásticos de toda la historia de la compañía de la manzana mordida. Posteriormente, el listón se fue bajando. Los cambios tendrían que esperar hasta el 2018: por ahora, la tecnología no se encuentra lo suficientemente avanzada como para que podamos ver cambios radicales.

Todo parece señalar que, efectivamente, nos vamos a encontrar con una actualización del iPhone 6s. Apple ha tocado techo con su iPhone 6s, y es muy difícil que consiga superar la calidad técnica de ese smartphone. Aunque no es un problema exclusivo de Apple, ni mucho menos: el mercado avanza mucho más rápido que la tecnología. Los usuarios cada vez exigimos más, pedimos más, necesitamos más, y la tecnología no es capaz de dárnoslo todo. Hace falta mucho más tiempo e investigación para conseguir que esta se ponga al ritmo de nuestras exigencias.

El diseño del iPhone 7


Apple nos tiene acostumbrados a un ciclo de actualización bastante claro. En el año 2012, salió al mercado el iPhone 5, presentando cambios drásticos de diseño con respecto al modelo anterior, el iPhone 4. En 2013, un año después, Apple lanzó el iPhone 5s, cuyos cambios se enfocaban más al interior que al exterior. En 2014, el iPhone 6 vio la luz y, al igual que el iPhone 5, presentó cambios radicales en el diseño; en este caso, los cambios fueron los más drásticos que se habían presenciado. Se rompió con la estructura tradicional del iPhone, y se acabó la hegemonía de las cuatro pulgadas. El año pasado, en 2015, los cambios volvieron a ser menores en cuanto al diseño.

Ahora, en 2016, cabría esperar grandes cambios en el diseño exterior del nuevo iPhone. Si seguimos el ciclo de actualización de la empresa, lo natural sería que en una semana viviéramos el lanzamiento de un teléfono totalmente distinto al iPhone 6s. No obstante, los últimos rumores apuntan todo lo contrario. Desde The Wall Street Journal se ha llegado a afirmar que el iPhone 7 no presentará los cambios de diseño típicos de terminales de número entero.

Así podría ser el iPhone 7

Así podría ser el iPhone 7


De ser esto cierto, ¿qué pensarán los usuarios? ¿Estarán dispuestos a cambiar su iPhone 6, o su iPhone 6s, por un móvil cuyo diseño es exactamente igual? Personalmente, he de decir que el diseño del iPhone 6 no me gustó desde un primer momento; la esencia de Apple se perdió por el camino, bajo mi punto de vista. Aunque para eso lanzaron el iPhone SE, volviendo a sus orígenes, y recuperando a gran parte de su público amante de las cuatro pulgadas.

Algunos rumores han apuntado la posibilidad de que Apple introduzca un nuevo color, un azul bastante intenso. Esta no es ninguna idea descabellada, sobre todo teniendo en cuenta que ya con el iPhone 6s se atrevieron con el rose gold. El diseño continuaría siendo el mismo, y la única variación sería la tonalidad exterior.

La reorientación de las bandas de antena sí que son uno de los cambios a nivel estético que se esperan. Y es que su situación actual ha sido muy criticada desde el principio; muchos usuarios han llegado a decir que rompen totalmente con el diseño del iPhone. Otro posible cambio del que se hablaba al principio era la desaparición del botón físico de inicio, ya que con la tecnología 3D Touch su utilidad se ha visto muy reducida. Esto implicaría, no obstante, que Apple ha decidido seguir dándole una oportunidad a la tecnología 3D Touch.

La pantalla y las conexiones


¿Podría el iPhone 7 tener una pantalla de diseño curvo, parecida al Galaxy S7 Edge? Pues, aunque pueda sonar descabellado, es uno de los rumores que ha sonado con más fuerza últimamente.

Aunque también se ha hablado mucho de la posibilidad de que la pantalla estuviera hecha con zafiro, en lugar de con Gorilla Glass. Esto haría que aumentara considerablemente su resistencia y, además, no sería algo nuevo para Apple, puesto que sus modelos de lujo del Apple Watch ya cuentan con esta tecnología. Este cambio, pues, sería un cambio lógico; pero todos los rumores apuntan a que tendremos que esperar a 2018 para ver un iPhone con una pantalla de este estilo.

Vamos a hablar ahora de uno de los puntos clave en toda la rumorología del iPhone 7: ¿desaparecerá el conector para los auriculares? Y, de ser así, ¿cuál será la alternativa que nos ofrecerá Apple? En un principio, se habló de la eliminación total del puerto jack y, a raíz de eso, de la posibilidad de que la compañía lanzara unos auriculares nuevos que funcionaran por bluetooth. Pero últimamente se ha hablado más de la posibilidad de tener auriculares con puerto Lightning, es decir, auriculares que se conectaran directamente al mismo puerto que el cargador.

En este sentido, la introducción de un puerto USB tipo C, como el que tiene el MacBook, también ha sido objeto de debate. Pese a que Apple ya está adoptando cada vez más este USB como predeterminado en sus ordenadores, nada parece apuntar a que vaya a hacer lo mismo con sus móviles.

Cámara, procesador y memoria interna


La cámara ha sido otro de los puntos más señalados del iPhone 7. Se espera una mejora sustancial con respecto al iPhone 6s, así como la incorporación en ambos modelos de la estabilización de imagen óptica. Además, el iPhone 7 Plus podría incorporar una cámara de doble lente; este cambio solo se encontraría en el modelo Plus, pero implicaría una mejora increíble en la calidad de las fotografías tomadas con este teléfono.

Posible apariencia del iPhone 7

Posible apariencia del iPhone 7


El procesador debería ser uno de los cambios más fuertes en este móvil; y es que de poco les serviría introducir un nuevo iPhone con el procesador A9 de nuevo, independientemente de su excelente desempeño. Sus potenciales compradores bajarían muchísimo. Es por eso que se espera ver el chip A10, así como una memoria RAM de 2GB en el modelo pequeño, y una de 4GB en el modelo superior.

En cuanto al almacenamiento interno, se espera que Apple decida eliminar (por fin) el modelo base de 16 GB. De esta forma, el modelo de 32 GB pasaría a ser el básico, seguido del modelo de 128 GB y del de 256 GB. Sería una buena noticia para todos aquellos que quieran comprarse un iPhone, puesto que con 16 GB la capacidad estaba muy limitada.

Por último, se ha hablado también de la posibilidad de que el iPhone 7 tenga una ranura doble para la tarjeta SIM. Pero estos rumores son bastante más inestables que los que ya hemos mencionado anteriormente.

Qué más podemos esperar del evento del siete de septiembre


Aunque no todo gira en torno al iPhone 7 en este evento de Apple. Los rumores sobre la posible introducción de una nueva generación de Apple Watch también llevan bastantes meses resonando. De ser ciertos, en una semana probablemente veamos el Apple Watch 2, con una tecnología GPS mejorada, así como una mejor batería y una mayor resistencia a la humedad.

Se espera, a su vez, una actualización del modelo actual del Apple Watch, con mejoras menores. Este es uno de los puntos que, personalmente, me hace dudar. ¿Para qué introducir mejoras en una gama anterior, si se piensa lanzar un modelo totalmente nuevo? ¿Para competir aún más con los precios? Los rumores han sido menos contundentes en este punto.

Todos los sistemas operativos de Apple se actualizarán definitivamente. Se espera con ganas, sobre todo, el lanzamiento de iOS 10 en su versión estable; y es que, pese a que hemos visto muchas betas, no todos los usuarios se arriesgan a instalar un sistema operativo en fase de desarrollo en su móvil.

Lo mismo sucede con OS X Sierra, el nuevo sistema operativo de los ordenadores de la compañía. Su cambio más importante será la llegada de Siri, la asistente virtual, a los dispositivos Mac. Se ve que Cortana les ha parecido a los desarrolladores de Apple una buena idea, porque se han decidido a exportar a su asistente; está por ver qué es lo que podrá hacer Siri exactamente en este nuevo entorno.

Poco se ha hablado (o nada) del lanzamiento de nuevos modelos de MacBook. No se esperan nuevos ordenadores para septiembre, puesto que se cree que Apple aplazaría este lanzamiento hasta octubre, para dedicar a los ordenadores un evento en solitario.

Ya queda mucho menos para ver qué rumores se van confirmando, y cuáles no. En apenas una semana, la espera habrá acabado.
0

Positivo:

Negativo: