/ análisis

DEVOLUCIONES Y VENTAS

¿Qué hacemos con los regalos de Reyes que no queremos? ¡Podemos venderlos!

Porque no a todos nos gusta siempre lo que nos regalan los Reyes Magos y podemos sacarle provecho de otra forma.

Juan Pedro Prat Medina

05 de Enero de 2016

A un día antes de Reyes, un día en el que estamos ya hasta las narices de encargar regalos - y de envolverlos - tenemos que pararnos a reflexionar en una cosa: ¿qué hacemos si algo que nos regalan no nos gusta? Esto puede sonar feo, pero está en la cabeza de todos, solo que nosotros somos un poco caraduras para decirlo.

Las imágenes que coparán todas las noticias el día 7 será la de gente yendo a las rebajas a comprar o a descambiar alguno de sus regalos, pero qué hacemos los que no podemos descambiarlas - o simplemente no queremos - ? Pues venderlas, y nosotros desde Gadgetos vamos a daros algunas herramientas que usar para poder vender aquellas cosas que no nos han gustado o no tienen utilidad para nosotros.

1. Ebay


Vamos a empezar por lo sencillo, lo que se conocería como 'lo malo conocido'. eBay es una de las mayores plataformas de comercio de segunda mano del mundo y gracias a su amplia trayectoria en el mundo de Internet es de las más conocidas por todos los usuarios. Los sistemas de seguridad han ido mejorando con el paso de los años haciendo cada vez más fiable el uso de la plataforma, además también tenemos disponible el uso de la aplicación tanto para Android como para iOS.

¿Qué hacemos con los regalos de Reyes que no queremos? ¡Podemos venderlos!

Las ventajas de eBay son muchas, sobre todo el grandísimo alcance que tiene. Al ser una de las plataformas que más tiempo lleva en funcionamiento, es una de las más conocidas y, por tanto, de las más utilizadas. Tiene espacio para todo tipo de objetos y como ya hemos indicado, los usuarios cada vez están más protegidos antes posibles fraudes de terceros.

Ebay ofrece la posibilidad a los usuarios de montar sus propias tiendas dentro de su web, por lo que la plataforma se establece más bien como un portal en el que los usuarios hagan ventas habituales, también tiene un sistema de estrellas para que los que lleguen de nuevas sepan a quién se enfrentan antes de decidirse a comprar.

2. Vibbo


La anteriormente conocida como Segundamano.com ha emprendido una nueva andadura con nueva imagen y nombre. Ahora como Vibbo quiere reinventarse para hacerle frente a la competencia, la cual es cada vez mayor, aunque el público que tiene esta plataforma es bastante amplio.

¿Qué hacemos con los regalos de Reyes que no queremos? ¡Podemos venderlos!

Vibbo, al igual que el resto de tiendas de segunda mano, ofrece la posibilidad de publicar nuestros anuncios de aquello que queramos vender, pero esta plataforma ofrece un mapa de España para poder localizar los anuncios que estén más cercanos a nosotros con el objetivo de hacer mucho más fácil el intercambio entre usuarios.

Vibbo ahora ha estrenado un nuevo portal, pero sigue ofreciendo a todos los usuarios la posibilidad de clasificar sus anuncios por categorías y encontrar un destinatario nuevo a sus productos rápidamente.

3.Wallapop


Una de las últimas revoluciones que ha llegado al mundo de la compra-venta de segunda mano. Wallapop no comenzó siendo demasiado popular al principio, y pasó bastante desapercibido, pero ahora es una de las plataformas más utilizadas, sobre todo porque utiliza un estilo diferente de venderse con respecto a sus competidoras.

Wallapop también clasifica los anuncios por objetos y zonas según los criterios de búsqueda que nosotros marquemos, pero le da a todo un aire de más inmediatez, algo que los usuarios agradecemos muy mucho en este tipo de intercambios.

¿Qué hacemos con los regalos de Reyes que no queremos? ¡Podemos venderlos!

Wallapop solo funciona a través de su aplicación y ofrece también la posibilidad de contactar con el propietario del objeto que queramos a través de un chat en directo, el cual podemos gestionar desde nuestro móvil, lo que la convierte en una de las plataformas favoritas para vender precisamente por la facilidad de comunicación entre los usuarios.

Precisamente por todo esto, el resto de plataformas se están poniendo las pilas para sacar adelante sus plataformas y que 'la nueva' no les coma todo el terreno.

4. Selltag


Selltag es otra de las plataformas más nuevas de todas las que están en este apartado, pero no quiere decir que sea menos eficaz que sus competidoras. Esta compañía es una startup española que quiere desmarcarse del resto tomando un camino que ya están atravesando todas, pero que quieren convertir en su principal reclamo: la seguridad en las compras.

Hace escaso año y medio que Selltag se lanzó, casi coincidiendo con Wallapop, solo que esta ha caído algo más en gracia y es bastante más popular. Selltag también vive únicamente del mundo móvil, existiendo solo como aplicación, pero les da un plus de confianza a los usuarios permitiendo solamente a quienes la usen registrarse a través de Facebook o Twitter. Algo que no asegura del todo una identificación total del usuario, pero que sí le obliga a usar sus redes sociales donde se suponen que sí están totalmente registrados.

¿Qué hacemos con los regalos de Reyes que no queremos? ¡Podemos venderlos!

En Selltag también tratan cada anuncio automáticamente una vez se ha subido para ver cómo pueden mejorarlo, y también se aseguran de tener un algoritmo de búsqueda bastante más preciso que el de Ebay, por ejemplo, en el que realizar una búsqueda del producto que queremos puede ser bastante difícil.

Estas cuatro plataformas son algunas de las más famosas y seguras de las que podemos encontrar por internet, sobre todo si hablamos de realizar ventas de productos de un amplio abanico de categorías. Podemos encontrar tiendas especializadas en ropa u otro tipo de productos, pero de lo que se trata en este artículo es de dotaros de algunas herramientas para que todos aquellos que queráis vender algo, lo podáis hacer sin teneros que ir a buscar algo demasiado concreto para vuestro objeto.

También existen tiendas de segunda mano físicas, como CashConverters, una de las más famosas y que también tiene su web - incluso ha ampliado servicios dando mini-préstamos a los usuarios - pero es mucho más sencillo el subir unas cuantas fotos a la red de lo que queremos vender y dejar que la aplicación o web obren su magia. Ahora está en vosotros ¿os quedaréis con aquello que realmente no os gusta u os saltaréis las normas?
0

Positivo: Dinerito fresco en nuestras carteras

Negativo: Que le siente mal a quien os lo haya regalado