/ análisis

GOOGLE FUCHSIA

¿Tiene sentido Fuchsia teniendo ya Android?

El filtrado extraño de Google Fuchsia desvela un nuevo sistema operativo, ¿tiene sentido a día hoy?

Yago Rosa Fernández

20 de Agosto de 2016

No recuerdo cuando un proyecto filtrado en Github podría causar tanto revuelo en los medios tecnológicos como hizo Fuchsia, tanto en portales de noticias como este como en otros sitios como foros de debate de desarrolladores, marcados totalmente por un proyecto del que se no se sabe casi nada, apenas unas tracas de detalles que nos pueden dar una idea aproximada de su próximo proyecto.

Fuchsia es un nuevo sistema operativo que va a crear Google, algo que a priori parece un tanto ilógico teniendo ya Android como el líder indiscutible en los móviles de todo el mundo, salvando algún que otro país, pero por términos generales.

¿Por qué un nuevo sistema operativo?



Crear un sistema operativo para móviles no es nada fácil, pues no alcanzaría el par de decenas los sistemas operativos móviles que han logrado una cuota de mercado decente, y con Android triunfando no parece tener motivo, pero realmente si conocemos los entresijos, hay alguna que otra explicación.

Aunque gran parte del sistema operativo de Android lo controla Google y tiene la potestad de hacer las decisiones que le parezca al desarrollo. Pero hay una parte del producto del que dependen íntegramente de otros, y ese es el kernel Linux, que es el equipo de desarrollo liderado por Linus Torvalds y por el que pasan muchas decisiones importantes de cómo funciona el sistema operativo.

¿Tiene sentido Fuchsia teniendo ya Android?


Es por eso por el que se sabe que Google tiene la intención de hacer Fuchsia usando de base un kernel distinto, Little Kernel, un kernel con bastante más libertad que le daría a Google la posibilidad de personalizarlo a su manera, sin tener que esperar a que el equipo de Linux a sacar sus actualizaciones y luego el tener que adaptar a Android a las novedades del kernel.

En teoría, esto haría que las novedades de seguridad que puedan salir novedades de seguridad antes de tiempo, pero no es raro pensar que el motivo real es que no quieren depender de un equipo externo del que no tienen un capacidad de decisión total.

Además, a la hora de depender de Linux, tienen que soprotar una gran cantidad de componentes que no usarán nunca, haciendo el kernel más complicado cuando hay funciones y compatibilidades que no cuentan con utilizar a corto plazo. Esto haría que al hacer un kernel que solamente necesitase funcionar con los componentes que ellos decida y las funciones que ellos consideren imprescindibles les daría un sistema más ligero, ¿pero para qué dispositivos les sería necesario?

Android y Chrome Os van bien como van, pero no son para IoT



Antes de dar la respuesta, hay que mirar para qué no sería, y es que Android va tan bien que hacer un cambio tan drástico sería casi un suicidio. Sobre Chrome OS es más complicado, pero viendo que se venden más Chromebooks que sistemas con OS X, la verdad es que no vemos que sea necesario, ni siquiera con una supuesta convergencia que se viene rumoreando desde hace años. Siguiendo la norma más manida de la informática, si funciona es mejor no tocarlo.

¿Tiene sentido Fuchsia teniendo ya Android?


El motivo principal para apostar por Fuchsia es por un sector que a Google le interesa mucho y es de los objetos conectados, conocido por los analistas como el Internet of Things. Android es demasiado complejo y con muchas funciones que le sobran a cosas como una cafetera inteligente que mantenerlo todo precisaría de más almacenamiento y RAM, y por ende de un mayor coste para el fabricante y consumidor.

El poder hacer un sistema operativo que sea realmente ligero y con las funciones justas permitiría a Google desarrollar mucho más rápido y de forma controlada, además de llegar a reducir los requisitos del sistema operativo. Me cuesta mucho ver que Android y Chrome se fusionen en Fuchsia, pero por el momento son todo rumores que hay que tomar con cuidado.
0

Positivo:

Negativo: