/ análisis

ÚLTIMA HORA La Fiscalía belga pide que se entregue a Puigdemont a España por rebelión y malversación
NO TODO PUEDE SER VOD

El vídeo bajo demanda es la evolución, pero no todo contenido es apto

Las series y las películas pueden disfrutar una nueva juventud con plataformas como Netflix y HBO, ¿qué está más adaptado al directo?

Yago Rosa Fernández

31 de Diciembre de 2016

Hoy en día casi toda persona que se conecta a Internet experimenta el vídeo bajo demanda, que para aquellos que no lo sepan especificar se trat del contenido de vídeo bajo un catálogo que podemos ver en cualquier momento. Un claro ejemplo y el que más se pone de ejemplo es Netflix, mayormente por el prestigio que suele suponer que tu serie sea accesible en uno de los portales de vídeo con más respeto del mundo.

Sin embargo, aunque este sea de los más respetados también Youtube lo es, a pesar de que la gente se olvide del mayor portal de vídeos del mundo ya que el contenido es subido por los usuarios, pero sigue dentro del concepto de vídeo bajo demanda al poder ver los vídeos en casi cualquier momento sin depender de la hora que sea, salvo alquileres y compras de contenidos premium. Con mucha gente esperando encontrar la segunda venida de Tim Berners Lee con la explosión de estos contenidos en este formato, y varias cadenas de televisión apuestan por sus plataformas propias a pesar de que no considere un gran beneficio de gestión.

El vídeo bajo demanda es la evolución, pero no todo contenido es apto


Sin embargo, no es la panacea para los contenidos que hay, ni mucho menos. Aunque pueda parecer, no todo contenido es apto para guardarlo en un catálogo que todo el mundo pueda consumir en casi cualquier momento y situación. Una persona puede perfectamente ver una serie de hace diez años, pero igual no le interesa hacer lo propio con un noticiario de hace siquiera dos meses. ¿Qué hace cada plataforma para que cada vídeo sea realmente interesante? El proceso de selección es algo complejo, pero ya Netflix ha dado motivos por los que habrá contenidos por los que no quiera apostar a medio plazo, y los tiene definidos y explicado.

Los noticiarios solo importan en el día, caducan rápido y deben ser locales



Una cuestión que se le ha planteado mucho a Reed Hastings, CEO de Netflix, es el poder poner unos informativos, los cuales tendrían una más que notable audiencia a poco que los usuarios se interesen. El problema de esto son las propias necesidades de un informativo, siendo el primero de ellos que sería complicado hacer un noticiario generalista que afecte a temas de todo el mundo, ya que a pesar de que hay algunos temas importantes que nos afecta a todo el planeta, hay muchos de ellos que solamente pueden preocupar a las personas de una zona, al menos en temas como política local y sociedad.

También tiene el problema de la caducidad del contenido. ¿Realmente necesitamos ver de inmediato las noticias de hace dos días? A menos que estemos buscando referencias de investigación, no puede aplicarse el mismo algoritmo de recomendaciones, ya que no es interesante para el consumo masivo, los denominados maratones o bingewatching del que Netflix se aprovecha y lo toma como bandera para poder vender su plataforma.

El vídeo bajo demanda es la evolución, pero no todo contenido es apto


El esfuerzo es demasiado grande para un producto que solamente se puede disfrutar de él en el momento. Lo mismo le ocurre programas de actualidad en las plataformas de cada televisión, que casi nadie el programa pasado ya un par de días, y eso si contiene una sección realmente interesante pasado un tiempo.

Los deportes no interesan a Netflix



Otro de los ejemplos que pone Reed Hastings que no parecen interesarle son los eventos deportivos, que adolecen de los mismos impedimentos que los informativos, pero más notables. Los deportes en la práctica totalidad de las veces se disfrutan en retransmisiones en vivo, y es que en muchos casos es una experiencia necesaria para llegar a un resultado que solo importa por sí mismo. Siempre nos pueden decir el resultado del evento y debido a que lo único que acaba importando en competiciones del puramente deportivas es el resultado, pues no importa tanto el número de goles o expulsados que ha habido si lo único que termina teniendo importancia es el equipo que ha ganado, y muchas veces ni importa por cuánto ha sido.

Es igual que un informativo: ¿merece la pena un partido de hace dos meses? Solamente los fans más especialmente acérrimos y analistas de datos para casas deportivas pueden tener un particular interés en ello. Aquí debo meter a la WWE, que tiene su propia plataforma de vídeo bajo demanda, que contiene desde contenido dentro de los rings totalmente original así como programas donde los atletas cuentan vivencias y programas de variedades, y acabando con los pagos por visión. Aquí han sabido solventar el problema del deporte, que es el que en los encuentros hay historias relacionadas al desarrollo de los combates, además de hacer referencias a eventos en concreto de forma habitual, mientras que en deportes como el fútbol no improtan aspectos ni momentos concretos salvo aquellos que directamente pasan a los momentos más destacados.

Una historia continua es lo que fomenta las maratones



Entonces, ¿qué es lo que lleva a que una serie sea carne de vídeo bajo demanda? Lo principal es que se pueda ver en cualquier momento y para ello hay que crear un universo autocontenido que vaya hilando de forma constante de un capítulo a otro. Por ejemplo, en Breaking Bad nos encontramos la historia de Walter White y cómo se introduce en el mundo del mercadeo de metaanfetamina y cada capítulo tiene mucho que ver con el anterior y nos deja con algún tema pendiente que queremos solventar.

Es lo mismo que han hecho los youtubers de más éxito, con contenido que no cauda alrededor de un personaje o un estilo o tema que no se hace tan caduco, a excepción de programas de actulidad, que siguen adoleciendo de esos problemas. SIn duda son muchos motivos, y a pesar de que son interesantes no conjuntan con el modelo de Netflix pensado en retener a la mayor cantidad de gente posible y ofrecerle un contenido que pueda ser visto tanto en 2016 como en 2026, con la salvedad de alguna que otra referencia actual.
0

Positivo:

Negativo: