/ análisis

EXCELENTE

Análisis Xiaomi Mi Band 2: mejorando y con pantalla, todo por un precio imbatible

Xiaomi Mi Band 2 es solo más y mejor con respecto a lo que vimos en el primer modelo. Quizá el mejor producto de Xiaomi hasta ahora fuera de los smartphones.

Sergio Carlos González Sanz

09 de Agosto de 2016

Cuando sacas a la venta un producto tan sumamente exitoso como fue en su momento la Xiaomi Mi Band las cosas se ponen muy complicadas para poder superarse a sí mismo y ofrecer a la comunidad de seguidores de la firma de Weibo un producto por el que merezca la pena reemplazar su antiguo modelo. Han pasado dos años desde el lanzamiento oficial de la Mi Band, una pulsera que rompía con los estándares del momento en lo que a precio se refiere, abandonando las tres cifras y ajustándose a tan solo unos 15 ó 20 euros al cambio.

¿Cómo era esto posible? Al fin y al cabo nos decía lo mismo que las alternativas occidentales que presumen de tener precios por los que se nos van unos cuantos billetes: medidor de sueño automático, contador de pasos, calorías, notificaciones de aplicaciones de mensajería configurable con un LED de diferentes colores, alarmas, recordatorios de movimiento... Y con una autonomía de unos 40 días, punto fundamental en mi opinión y que me ha permitido estar durante más de 14 meses disfrutando de un modelo al que estoy muy agradecido.

MiBand 2

MiBand 2


¿Cuál era el principal inconveniente de las dos primeras pulseras de Xiaomi (recordemos que con el tiempo salió la versión con medidor de frecuencia cardiaca)? Básicamente la pantalla. El hecho de estar atados al Smartphone era y sigue siendo un poco engorroso, especialmente ahora que nos hemos acostumbrado a la Xiaomi Mi Band 2 y nos hemos dado cuenta de lo sumamente cómodo que es su uso diario, lo rápido que sincroniza con la app oficial de Xiaomi y demás detalles que pasaremos a comentar a continuación.

1 mes de uso


Con estas premisas llegaba la firma china a su nuevo intento, su verdadero segundo modelo donde el precio sigue siendo una de sus principales bazas (35 euros me ha costado a mí con gastos de envío incluidos) pero incorporando no solo una pantalla OLED sino también uno materiales de construcción para la pulsera muchísimo mejor acabados. En la Xiaomi Mi Band original tuve que cambiar tres veces de correa porque se me rompía con el uso; el plástico gomoso era muy endeble y terminaba dándose de sí, de manera que no agarraba lo suficiente al dispositivo en ciernes y se me caía al suelo. Esto es peligroso, así que definitivamente me decidí a comprar este segundo modelo.

MiBand 2

MiBand 2


A nivel de diseño me gusta mucho porque no pesa prácticamente nada. Es ligera, es cómoda, no se abre la pulsera por muchas camisetas que te quites, por mucho que te duches con ella o por muchos golpes que se lleve. Para realizar este análisis hemos usado nuestra Xiaomi Mi Band 2 durante un total de 4 semanas, lo cual cumple el día de redacción de este análisis 28 días; mi batería está actualmente en el 49%, por lo que tendré batería para 8 semanas (esto se traduce en más de 50 días).

Batería para quitarse el sombrero


La autonomía del dispositivo no debería ser tan alta, pero en mi caso solamente sincronizo la pulsera por la noche, antes de irme a dormir y comprobar cómo he dormido durante ese día así como otros datos; y el sensor de frecuencia cardiaca lo llevo siempre apagado. Como decía, el cierre es muy seguro, es sencillo de gestionar, aunque al principio la goma está muy dura. Sinceramente me alegro bastante por ello porque te aseguras que no se te va a abrir nunca, bajo casi ninguna circunstancia. Al contar con resistencia al agua no tienes nada que temer; he podido practicar natación sin problema y no se ha resentido un ápice. En concreto, tenemos resistencia al agua con un perfil IP67, lo cual elimina todo tipo de suciedad y lluvia, peo no os recomiendo que la llevéis al mar o que estéis mucho rato con ella en la piscina para evitar desgracias, que nunca se sabe.

MiBand 2

MiBand 2



Luces y sombras con la pantallita


Yendo ahora con la pantalla, tenemos un pequeño rectángulo con tecnología OLED, la cual tiene ventajas y desventajas: en primer lugar, solo se puede leer en vertical; es perfectamente legible en horizontal, pero no se gira, no cuenta con girospcopio y puede que más de uno se sienta incómodo en este sentido. En interiores se ve de lujo y por la noche, cuando te despiertes por este caluroso verano para darte cuenta de que estás en plena madrugada, vas a ver la hora perfectamente; pero en exteriores estoy decepcionado. No cuenta con regulación por intensidad de la luminosidad y el sol es en ocasiones demasiado para ella. Si hay reflejos, además, es bastante difícil leer la hora sin fijarnos atentamente durante dos segundos. No os penséis que esto es algo grave o que deba decidir la compra de la Xiaomi Mi Band 2, pero simplemente quiero comentarlo porque creo que es algo que merece ser reseñado: en interiores bien; en exteriores no tanto.

Eso sí, la potencia de los LEDS es ahora muchísimo mejor, y manejarnos con la pantalla es cómodo y rápido. Tal como veis en las imágenes, tenemos un botón táctil redondo bastante sensible al tacto independientemente de la temperatura donde por cada toque irá cambiando la información: por defecto siempre se mostrará la hora, pero después aparecerán los pasos (siempre una pequeña animación que dura un par de décimas de segundo y a continuación la información en ciernes), las calorías, la batería restante, el medidor de frecuencia cardíaca (tarda a lo sumo 13 segundos en darnos un pulso casi perfecto, y lo digo al haberlo comparado en directo con un pulsómetro de farmacia).

MiBand 2

MiBand 2



Otro detalle interesante que habréis intuido cuando he dicho que tenía el medidor de frecuencia cardíaca apagado es que podemos elegir la información que queramos: se puede quitar la información de la batería, los pasos... Vamos, que en la pantalla de tu Xiaomi Mi Band 2 solo se mostrará lo que tú elijas, ni más ni menos. Todo es gestionable mediante la aplicación y es terriblemente cómodo y rápido.

La app, el mejor complemento posible


Con las últimas actualizaciones de firmware de la app oficial de Xiaomi para tanto la Mi Band como la báscula de la compañía tenemos una interfaz mucho más trabajada y podemos ver con gráficos detallados tanto el número de pasos diarios como semanales, mensuales, las rachas de metas conseguidas (en mi caso tengo un recordatorio con vibración cada vez que llego a los 10.000 pasos), el balance de nuestro peso... Está orientado cada vez más al fitness, y aunque se quede a medio camino entre una verdadera pulsera de fitness y una más simple pulsera de actividad, creo que se han dado pasos hacia delante que servirá más que de sobra para los menos exigentes.

Es una lástima que no tenga cronómetro, aunque esto ya hubiese requerido de un mayor procesador y varios botones. Creo que es perdonable en cualquier caso. Vuelvo un momento a la batería apra decir que un compañero la tiene también y gasta aproximadamente un 8% de batería al día, mientras que en mi caso como decía antes estoy consumiendo un 2% al día; todo depende cómo la gestiones y las consultas que hagáis diariamente, pero creo que queda en una posición sobresaliente sobre cualquier competidor, pues te hace olvidarte de quitártela más que una vez al mes.

MiBand 2

MiBand 2



Una vez más, desgraciadamente, tenemos cargador propietario y el cable es minúsculo. ¿Resultado? Más te vale no perder el dichoso cable. Otro detalle que quizá puede pareceros una bobada pero que para mí no lo es no es otro que la incorporación de todas las alarmas que queramos (yo ahora tengo seis) para el momento del día que quieras. Antes solo había tres.

Conclusiones: merece la pena


Y poco más que decir. Mis sensaciones son sobresalientes; confío en la fiabilidad de la Xiaomi Mi Band 2 porque me ha demostrado precisión al minuto en lo referente al sueño, que lo mide automáticamente igual de bien que su antecesora, la vibración es igual de buena y sensible que antaño, es ligera y cómoda... Como pegas, tal como hemos dicho que la pantalla no se ve muy bien en exteriores y solo se lee en vertical; y por pedir habría incorporado alguna función más. Pero es que amigos, solo cuesta 30 - 35 euros, ¿qué mas queremos? No hace falta dar nombres, pero nos están pidiendo el triple algunos modelos de la competencia cuando sus baterías duran ajustadamente cinco días.

En definitiva, si tienes el modelo original no creo que merezca la pena que te cambies de pulsera si usas un reloj en la otra mano, pues el cambio notable no es más que la incorporación de la pantalla; pero si no tienes la Xiaomi Mi Band original y quieres una pulsera original creo que puedes ir dejando de buscar: ésta es la que necesitas. Excelente.
85

Positivo: -Relación calidad-precio inmejorable. -Mejora en la calidad de los materiales. -Autonomía de más de un mes. -El sensor de ritmo cardíaco es más preciso.

Negativo: -La pantalla podría verse mejor. -Sigue sin contar con GPS. -La vibración podría ser más potente.