/ noticias

CASO CERRADO

El adware de algunos portátiles Lenovo le cuesta una multa a la empresa

La marca china acepta la multa a cambio de cerrar para siempre el proceso judicial.

Guillermo Nieva

06 de Septiembre de 2017

Tenemos nueva multa en el sector de la tecnología. Tras conocer que la Unión Europea multaba a Google por abuso de posición, en esta ocasión la señalada es Lenovo. La marca china mantenía un proceso legal debido a un adware instalado a bordo de sus portátiles en 2015, un proceso que ya cuenta con sentencia final.

Lenovo deberá hacer frente a una multa de 3,5 millones de dólares para compensar su mal movimiento. Una cifra que seguramente le haga poco más que cosquillas a las arcas de la empresa, pero que muy probablemente le va a afectar de cara a la imagen que da a sus usuarios y que va a dar de cara al futuro.

Lenovo multada por su adware VisualDiscovery


Lenovo se había dedicado a instalar en varios modelos de ordenadores portátiles VisualDiscovery, un software de tipo adware que mostraba publicidad a los usuarios. En el caso de VisualDiscovery el problema radicó además en que podía facilitar el acceso a los atacantes a conversaciones cifradas e información delicada, cuestión por la que el asunto se hizo aún más grave.

Los portátiles Lenovo en el centro de la polémica

Los portátiles Lenovo en el centro de la polémica


Aunque desde Engadget indican que desde Lenovo lanzaron una herramienta para eliminar el mencionado adware una vez que se supieron los problemas y vulnerabilidades que originaba, lo cierto es que la cosa no dejaba de ser un parche a un problema creado innecesariamente.

Lenovo pagará ahora su mala jugada, y no lo hará haciendo frente a una cifra millonaria que se antoja asequible para la firma, sino acatando una serie de medidas impuestas, como la incorporación de medidas de seguridad explicativas a todo software que comercialice durante los próximos 20 años. Un duro escarmiento que consideran injusto desde la empresa, pero que acatan porque dicen querer terminar con todo este jaleo cuanto antes.

Los problemas del software que no pedimos


La multa impuesta a Lenovo será solo un capítulo más en esa historia de programas que los fabricantes incorporan a sus terminales, un software que los usuarios no piden y que se ven obligados a comer con patatas. Quizás la verdadera solución a esta incomodidad esté en imponer sanciones que verdaderamente asunten a los fabricantes.

Te puede interesar

Comentarios

Sin comentarios