/ noticias

LA INDUSTRIA EN SU CONTRA

Airbnb nuevamente perseguida en USA

Airbnb se vuelve a ver señalada por la industria hotelera estadounidense.

Guillermo Nieva

18 de Abril de 2017

El desarrollo de Internet ha servido para el desarrollo de ciertas empresas a gran escala. Hablamos de startups que han pasado en un tiempo fugaz de ser desconocidas a estar presentes en prácticamente todo el mundo. En muchos casos, como sucede con Uber o Airbnb, se trata de compañías que vienen a solventar una demanda social, pero que no terminan de ser del todo correctas ante la ley.

Esta polémica ya nos ha llevado a ver diferentes luchas entre el sector del taxi y Uber, que parece no estar viviendo sus mejores momentos con noticias como el ultimátum para abandonar Italia, y ahora parece que le ha llegado el turno a la compañía Airbnb.

Lucha de gigantes


Los problemas de Airbnb con las autoridades no son algo nuevo, sin ir más lejos Barcelona decidió multarla junto a otras empresas del sector, pero ahora parece que la cosa va a mayores por el rival al que se enfrenta. Hablamos nada más y nada menos que de la Asociación Americana de Hoteles y Alojamientos, conocida por sus siglas inglesas AHLA.

Pues bien esta asociación, que ya ha sido responsable de la instauración de otras fuertes medidas en contra de Airbnb en el pasado, estaría manteniendo conversaciones con la administración de USA para que imponga medidas más restrictivas contra las compañías dedicadas al alquiler de casas particulares.

Un alojamiento Airbnb

Un alojamiento Airbnb


El objetivo es claro: imponer restricciones más estrictas, tasas selectivas y aumentar la difusión de los efectos negativos que tiene el fenómeno generado por este tipo de empresas.

Por su parte, Airbnb se ha mostrado enfadada con todo este asunto, tal y como confirman desde Engadget. Desde la compañía de alquileres se defienden acusando a la AHLA de querer quitarles de en medio para poder seguir manteniendo sus 'políticas de precios elevados' y su número de clientes.

Lo cierto es que mirando la situación con detenimiento, no parece que el asunto sea tan fácil como demonizar a unos u otros. Más bien, se podría decir que ambas partes tienen razón en sus argumentos. Por un lado, debemos exigir que cualquier compañía esté al día con las exigencias y normativas locales, puesto que eso se transmite directamente en la calidad del servicio ofrecido al cliente.

Pero por otra parte también hay que entender que los tiempos cambian y los tipos de negocio cambian también. Desde este punto de vista los responsables del sector hotelero deberían empezar a introducir cambios para ser más competitivos.

Te puede interesar

Comentarios

Sin comentarios