/ noticias

IMPRESIONANTE

El fotógrafo Alexander Yakolev saca estas imágenes de bailarinas bañadas en harina

Alexander Yakolev hace gala de su talento con esta ingeniosa forma de usar la harina en el mundo de la fotografía.

Sergio Carlos González Sanz

03 de Enero de 2016

El mundo de la fotografía no tiene límites. Decir que una imagen vale más que mil palabras es quedarse poco, pues se trata de un mundo tan fantástico y variopinto que nunca dejará de sorprendernos. La fotografía es un modo de expresión y es algo personal; es por ello que no hemos podido evitar compartir con vosotros lo que acabamos de ver sobre Alexander Yakolev a través de la web de los compañeros de Xataka, quienes se han hecho eco de la magnificencia de la última galería de Alexander Yakolev.

Harina para todo


Este talentoso fotógrafo, amante de la experimentación, ha decidido llevar su imaginación a otro nivel a través del uso de la harina y pidiendo a unas bailarinas que simplemente se dejen tomar imágenes mientras él hace todo lo demás. El resultado es, a título personal, espectacular. No ha hecho falta gozar de una gama cromática deslumbrante sino un uso envidiable del juego de luces y sombras.

Yakolev se ha aprovechado del juego de grises y ha dado como resultado todas las imágenes que podéis ver si pincháis en este enlace. Posturas esbeltas, cuerpos modélicos y mucha finura en los movimientos y posturas, todo en consonancia con las propias imágenes, realmente personales e incluso intimistas.

Yakolev

Yakolev


Las imágenes de este artista pueden ser compradas directamente al creador, pero los precios son bastante elevados; ya sabéis cómo está el mercado hoy día y cómo se vende todo el arte que haga gala de una manera diferente de ver las cosas. A su vez, aprovechamos para mostraros todo su trabajo a través de la web 500px, donde tiene más de 9900 seguidores y 2.3 millones de visitas a su trabajo. Original de Rusia, este artista tiene un futuro espectacular si sigue sorprendiéndonos con este tipo de galerías, pues ya no es solo lo bien que usa la cámara sino lo ingenioso de sus ideas.

Nunca había visto a alguien utilizar la harina de esta manera, y aunque haya algunos que puedan molestarse por haberse usado para fines que no sean culinarios, creo que cada uno puede hacer lo que le plazca si no falta el respeto a los demás. Aquí no se hace eso sino todo lo contrario.

Te puede interesar

Comentarios

Sin comentarios