/ noticias

APPLE

Apple cuenta con el apoyo del ex-director de la CIA

El ex-director de la CIA se pronuncia, y argumenta a favor de la decisión de Apple.

Maribel Baena

14 de Marzo de 2016

¿No se os habrá pasado siquiera por la cabeza que la polémica sobre Apple y el caso San Bernardino ya ha pasado a la historia, verdad? ¡Ni mucho menos! Aquí tenemos debate para rato, puesto que el problema parece ir para largo...

Si no teníamos suficiente con Obama dando su opinión, todas las empresas posicionándose a favor de Apple, y la cantidad de gente que opta por primar la privacidad a la seguridad ciudadana, ahora también el ex-director de la CIA, James Woolsey, quiere tener su minuto y hablar del asunto.

James Woolsey se pronuncia


En el canal CNBC, James Woolsey dio una entrevista donde el caso San Bernardino salio a relucir. Y su opinión se correspondió con la de muchos de nosotros: no cree que el FBI esté pidiendo, simplemente, entrar en un teléfono de forma puntual. Cree que lo que está haciendo es dar instrucciones a Apple sobre cómo producir sus teléfonos (algo que cree que ellos, por sí mismos, ya hacen bastante bien). El FBI busca que Apple dé un giro a su sistema operativo, haciendo que entrar en el mismo sea mucho más fácil.

Woolsey sostiene que no tiene absolutamente nada en contra del FBI, con el que ha trabajado en algún punto de su vida. Admira mucho su labor; no obstante, esta no es diseñar teléfonos. Es algo así como el típico dicho de 'zapatero, a sus zapatos'. El FBI no debería entrometerse en ámbitos que no controlan y que, por tanto, podrían escapar de su percepción.

James Woolsey, ex-director de la CIA

James Woolsey, ex-director de la CIA


Realmente, el FBI tiene ya pocas posibilidades de conseguir la información que tanto anhela. En este sentido, Woolsey declara que hubiera sido más fácil que hubieran acudido a Apple antes de decidirse a restaurar la contraseña de iCloud por su propia cuenta. No cree que la solución sea crear una 'puerta trasera' en los iPhone, sino acceder a que se tomen medidas legales para que, de esta forma, cualquier tribunal pudiera conceder el acceso al teléfono.

Pero, como hemos dicho, el FBI restauró la contraseña iCloud del iPhone en cuestión. Es decir, que esa información ahora es irrecuperable, al menos con el software existente ahora mismo. Quizás todo hubiera sido mucho más sencillo si hubieran optado por colaborar desde primera hora.

Te puede interesar

Comentarios

Sin comentarios