/ noticias

POSIBLE ADIÓS

Apple se prepara para liquidar el iPad Mini

Algo se mueve dentro de las oficinas de Cupertino y parece que al iPad Mini le espera un futuro muy negro.

Gonzalo Benítez-Dávila Sánchez

16 de Febrero de 2015

El iPad mini lleva una larga temporada pareciendo el patito feo de la gama de tablets fabricados por Apple. Tras un sorprendente primer modelo y un pequeño pero potente iPad Mini 2, la tercera incursión de la tableta de pequeño formato de la marca de la manzana decepcionó a muchos. Y es que iPad mini 3 era fundamentalmente idéntico a su predecesor salvo por la inclusión del sensor Touch ID.

Las perspectivas del iPad Mini para este 2015 no parecen muy halagüeñas, puesto que llegan informaciones desde las cadenas de montaje de este modelo (situadas en Taiwan) indican que no se están recibiendo pedidos para una cuarta iteración del modelo. Esto significaría que el iPad mini 3 se convertiría en el último eslabón de su gama, que terminaría por extinguirse en el presente año fiscal. Para darle más credibilidad a estas filtraciones podemos recordar que cuando se presentó el iPad Mini 3 muchos adelantaron que la razón detrás de sus mínimos cambios de hardware era su futura eliminación del plantel de productos de la marca de la manzana.

Datos poco esperanzadores


Las ventas del iPad Mini 3 han sido bastante decepcionantes para Apple y podrían no ver rentable una inversión de I+D en renovar el producto. Culpa de estas cifras la tiene el precio más bajo del Mini 2, que cuenta con prácticamente los mismos componentes que su hermano mayor y habría terminado por fagocitar muchas de las ventas destinadas al modelo actual. La inclusión de Touch ID tampoco habría sido novedad suficiente como para que los compradores de alguno de los iPad Mini precedentes diesen el salto a la nueva versión.

¿Los últimos de su especie?

¿Los últimos de su especie?


La irrupción del phablet iPhone 6 Plus también se percibe como el otro gran responsable del fracaso del iPad Mini de 2014, puesto que habría canibalizado parte de las ventas de las tablets de pequeño formato. Esto tiene sentido si tenemos en cuenta que, para todo aquel que no le importe la diferencia de precio entre los dos dispositivos, cualquiera que se decante por adquirir el iPhone de gran tamaño termina por llevarse a casa un producto más potente y con una vida útil más larga.

Otras posibles causas


Es un secreto a voces que los de Cupertino están ocupados ultimando el lanzamiento de la que por el momento se conoce como iPad Pro, una gigantesca tablet de 12 pulgadas. Quizás en Apple han preferido decantarse por innovar con este producto y dejar de lado la gama Mini, que cuenta con un menor previo y, lo que es más importante, un menor margen de beneficio para sus fabricantes. Un iPad de gran tamaño posiblemente termine por venderse a un precio premium, incrementando todavía más los nada desdeñables ingresos que percibe Apple por unidad vendida. Aunque estos dos tablets son muy diferentes entre sí y van dirigidos a públicos diferentes, por lo que no se le podría considerar un sustitutivo al uso.

Pero, personalmente, la opción que veo más atractiva para la marca de la manzana es darle al iPad Mini unas pequeñas vacaciones este 2015. Seguir vendiendo el iPad Mini 3 a todos los interesados por el modelo, a la espera de renovarlo (o no) en un futuro. Tuvimos al iPod Classic sin novedades en el catálogo de Apple durante años esperando que llegase el momento de su jubilación, raro sería que ahora les entrasen las prisas para liquidar a este producto sin tener un reemplazo.

Y el que, por mucho que un nuevo iPad Pro ampliase el plantel de tablets puestas a disposición de los consumidores, Apple no puede dejar escapar un mercado como el de las tablets de pequeño tamaño. Deben tener muy claro que, pese a su precio, el iPhone 6 Plus y el próximo iPad Air constituyen una alternativa atractiva para los consumidores antes de plantearse siquiera eliminar todo rastro del iPad Mini de su oferta.
Gadgets relacionados

Comentarios

Sin comentarios