/ noticias

TRACK YOUR BIKE

¿Bici desaparecida? Ahora puedes localizarla con el pedal GPS y una app

Os presentamos la creación de una de las start-up que más sensación está causando en la parte modesta del CES 2015.

Guillermo Nieva

13 de Enero de 2015

El CES es un evento muy especial en el que se da cabida a tecnologías de todo tipo. Unos días nos centramos más en los grandes rumores y las presentaciones rimbombantes de las grandes compañías tecnológicas, pero de vez en cuando también es necesario poner el ojo en las pequeñas empresas que están comenzando y que presentan en el evento inventos que pueden ser revolucionarios.

Dentro de este último caso nos encontramos con la start-up francesa Connected Cycle, una compañía que está dando sus primeros pasos y que ha mostrado en el CES 2015 un prototipo de pedal que puede ser muy útil en el futuro. La idea es básica pero innovadora, se trata de un pedal que incluye GPS en las bicicletas, de manera que nos permitiría localizar el vehículo en caso de robo pérdida o similar.

Pedal GPS, interesante a la par que discreto

Pedal GPS, interesante a la par que discreto


El pedal estaría conectado a un dispositivo inteligente con acceso a Internet, de manera que en el momento que se detectase un cambio de posición, el pedal enviaría una notificación al usuario, de manera que en todo momento podríamos controlar la posición de la bicicleta. Es más, si no recordamos dónde aparcamos la bici por última vez, también nos puede refrescar la memoria.

Pero las funciones de este innovador sistema antirrobo no terminan ahí. El pedal también sirve para monitorizar nuestro rendimiento, de manera que recogerá la velocidad a la que nos movemos, las rutas que realizamos o las calorías que quemamos mientras usamos la bicicleta. Toda esta información se recoge a través de la app Connected Cycle, que funciona tanto en sistemas iOS como Android.

Fácil de montar, difícil de eliminar


Para proteger el pedal y evitar a los más pillos, el pedal sólo puede ser extraído de la estructura de la bicicleta a través de un código personal que sólo conocerá el usuario. Mientras que introducir el pedal en la bici por primera vez es pan comido, puesto que sus creadores aseguran que se realiza en menos de dos minutos.

A su vez, también es interesante saber que la batería del pedal se recarga y gestiona ella solita, por lo que no habrá que estar pendientes ni preocupados del rendimiento. Los creadores han comentado que una vez el pedal esté disponible, podremos obtenerlo en colores negro, rojo, azul, verde y naranja, casi para todos los gustos.

Eso sí, de momento el pedal antirrobo de Connected Cycle está en búsqueda de financiación para salir adelante. Así que os animamos a que también apoyéis a las pequeñas empresas que buscan su hueco en el CES.

Te puede interesar

Comentarios

Sin comentarios