/ noticias

CRISIS EN BQ

Despidos y amenazas de huelga dentro de BQ, ¿qué pasa con la firma española?

Parece que la compañía española no está pasando por su mejor momento. 80 bajas en enero y rumores sobre un ERE. ¿Qué sucede?

Sergio Carlos González Sanz

10 de Marzo de 2016

La proyección de BQ durante este último lustro ha sido impresionante. En poco más de cinco años hemos visto cómo la firma española ha ido creciendo poco a poco no solamente con smartphones y tablets de mayor o menos gama, sino también con otros dispositivos como reproductores multimedia y altavoces, entre otros. La calidad de sus productos también ha mejorado y se han ido dejando atrás esas voces que aludían a una falta de atención total por parte de la firma nacional, así que ahora mismo no es disparatado decir que son grandes dentro del sector.

Situación límite


Sin embargo, algo pasa dentro de BQ, pues tal como hemos podido saber desde El Confidencial, BQ está sufriendo uno de sus peores momentos a nivel interno con unos recortes repentinos de plantilla durante los últimos meses. Tanto Alberto Méndez como Rodrigo del Prado, fundadores de BQ, aseguran en el diario Cinco Días que no preparan ningún ERE, así que los usuarios de BQ en la actualidad pueden estar tranquilos con la garantía de sus productos... de momento.

Bq.

Bq.


Ahora bien, la externalización del servicio técnico es una realidad y eso ha supuesto un total de más de 80 bajas traducidas en despidos solamente en el mes de enero. ¿Cómo es esto posible viendo que las ventas de los terminales de la firma están mejorando cada año? Muy sencillo, no lo han hecho tanto como se esperaba. Ya se sabe que en una economía como la actual, tan dependiente del capital, todo lo que no son mejoras se adivina como una catástrofe; quizá sea un hambre exacerbado de dinero, pero son demasiados casos similares donde ocurre algo parecido.

Toda esta información está salpicando duramente el compromiso de BQ para con sus usuarios, pues ahora son muchos los que temen que si tienen algún tipo de problema con su dispositivo vayan a tener que mandar a repararlo al extranjero o directamente no tengan la respuesta que esperan por parte de un servicio post-venta por el que se ha pagado correspondientemente a la hora de adquirir el dispositivo. Veremos qué sucede, pero ahora los trabajadores están dispuestos a ir a huelga si la situación no da un giro de 180 grados.

Te puede interesar

Comentarios

Sin comentarios