/ noticias

¿PELIGRO AL VOLANTE?

Carplay, ¿Ayuda o riesgo al volante?

Tras la presentación del sistema de Apple no han tardado en llegar las primeras críticas que apuntan hacia una puesta en peligro de la seguridad del conductor.

Guillermo Nieva

09 de Marzo de 2014

Hace algunos días Apple presentó en el Salón del Automóvil de Ginebra su nuevo concepto CarPlay. Esta nueva opción de la marca de la manzana no supone nada más ni nada menos que la posibilidad de que un conductor interactúe con su vehículo de la misma manera que ya lo hace con el sistema Siri integrado en los smartphones de Cupertino. Algo, que desde un punto de vista comercial, le abriría una nueva vía de negocio a la compañía tecnológica. Sin embargo, los primeros 'peros' no han tardado en aparecer y ya le ponen trabas al sistema CarPlay.

Parece ser que las primeras opiniones negativas se sitúan en torno a los problemas de concentración que se podrían producir en el conductor del vehículo que use el sistema de Apple. Obviamente dicha distracción podría verse traducida en algún despiste y conllevar un desagradable accidente. En definitiva, CarPlay podría suponer un riesgo de seguridad vial.

CarPlay, Siri al volante

CarPlay, Siri al volante


Las primeras voces de alarma vienen de expertos en seguridad vial, que han alertado de las múltiples posibilidades de distracción que podría provocar el sistema CarPlay. Pero lo que verdaderamente convierte el asunto en un inconveniente son las declaraciones de David Teater, director del Consejo Nacional de Seguridad Americano, que ha declarado: '...Estamos muy, muy preocupados por esto. La industria automovilística y la industria de la electrónica de consumo se encuentran en una auténtica carrera para ver como pueden permitir a los conductores hacer cosas mientras están conduciendo...'.

¿Peligro real?


Entonces, ¿podemos ya tildar al nuevo invento de Apple de peligro para la seguridad vial? Pues lo cierto es que aún es demasiado pronto. El invento está dando aún sus primeros pasos, de manera que no ha sido probado a gran escala y no se puede determinar hasta qué punto condiciona la atención que el usuario pone en la conducción.

Por otro lado, estas primeras voces de alerta no ayudan nada a CarPlay, así que parece más que probable que los chicos de la manzana puedan invertir algo de dinero en estudios que demuestren el bajo o nulo riesgo que provoca su invento automovilístico. Porque no creemos que Apple vaya a desistir tan fácilmente en su incursión en el sector del automóvil, un mercado gigantesco y que se presenta como un terreno muy jugoso para las compañías del sector tecnológico.

Te puede interesar

Comentarios

Sin comentarios