/ noticias

CIUDAD SOSTENIBLE

China se plantea muy seriamente construir granjas verticales

Os presentamos un proyecto de edificios sostenibles que funcionan como granjas verticales. Están proyectados para construirse en una ciudad china.

Guillermo Nieva

08 de Marzo de 2013

La superpoblación en los grandes núcleos urbanos es un hecho en el siglo XXI. La mayor parte de la población trabaja en la ciudad y eso hace difícil desarrollar planes urbanísticos en los que se pueda combinar la industrialización con un medio sostenible. Sin embargo, la capacidad de innovación del ser humano es sorprendente, y quizás, una de las mejores soluciones medioambientales surgidas en los últimos años sean las granjas verticales.

El concepto de granja vertical hace referencia a la agricultura y a una disposición para cultivar plantas dentro de edificios de varios pisos o rascacielos, llamados a menudo farmscrapers, derivado del término inglés skyscraper. En estos edificios, que funcionarían como invernaderos de gran dimensión, se usarían tecnologías como la hidroponía para cultivar las plantas. Incluso algunos diseños incluyen la práctica de ganadería (sobre todo avicultura) en los pisos inferiores.

Pues bien, hoy os hablamos de Shenzhen, una de las ciudades con mayor población en China, para la cual se han propuesto diversas soluciones de sostenibilidad, y de entre las cuales parece destacar la propuesta de desarrollar diversos farmscrapers o granjas verticales. Esta propuesta ha sido creada por el estudio francés de arquitectura Vincent Callebaut Architects, e incluye un conjunto de seis edificios con un aspecto exterior de piedras o rocas superpuestas, unos edificios que serían capaces de producir sus propios alimentos.

Diseño del complejo de edificios sostenibles

Diseño del complejo de edificios sostenibles


Lo cierto es que este estudio de arquitectura no es extraño a estos proyectos futuristas y sostenibles, y es que hace ya algún tiempo también se encargó de diseñar una ciudad flotante que podéis apreciar aquí. Así pues, siguiendo esta línea de propuestas ha nacido su última innovación: seis edificios capaces de producir más energía de la que consumen. Para llevar a cabo este proyecto se necesitará una superficie de 320.000 metros cuadrados, en los que estará muy presente la vegetación, tanto en los edificios como en los terrenos que los rodeen.

Una montaña de piedras


Cada edificio farmscraper estaría compuesto por un edificio central, alrededor del cual se situarían las piedras que irían disminuyendo de tamaño a medida que se sitúan en una parte superior del edificio. Parece que también se está trabajando para customizar cada piedra, de manera que en su interior se pueda instalar una oficina, o una zona de juegos, patio de recreo,...

Las piedras utilizadas en la construcción de este complejo de edificios sostenibles serían autóctonas del país oriental, y estarían acompañadas de vegetación y jardines en los que las orquídeas tendrían un papel relevante. Además, el edificio principal contaría con una cubierta exterior transparente que permitiese la entrada de luz desde el exterior y permitiera el crecimiento de productos frescos.

Otro punto interesante de este proyecto sería el reciclaje. Este complejo contará con un sistema incorporado mediante el cual todos los residuos generados se canalizarán internamente y serán transformados en abono que ayude a desarrollar y mantener la vegetación. En cuanto a la energía, el diseño incorpora células solares fotovoltaicas y fototérmicas que estarían conectadas con unas turbinas situadas en la parte superior de los edificios. Según el estudio responsable del diseño, estos edificios producirían más energía de la que consumirían gracias a que trabajarían con combustibles fósiles y producirían emisiones de CO2.

Parece pues que el concepto está muy bien desarrollado y creado, sin embargo aún es pronto para decir cuando estos edificios sostenibles podrían pasar a ser una realidad. Las ventajas de su construcción parecen claras y sobretodo serían una gran ayuda para conseguir una sostenibilidad en la ciudad china. Por el momento sólo sabemos que un cliente privado ya ha adquirido el diseño, así que suponemos que ahora estará estudiando su viabilidad y posibilidad de venta.

En cualquier caso se trata de un gran avance tecnológico. Ojalá y veamos pronto en España iniciativas similares a esta.

Te puede interesar

Comentarios

Sin comentarios