/ noticias

EMPRENDER

Cómo montar una startup multinacional desde el pueblo

Ricado Lop dejó el mundo del campo y se pasó al de las nuevas tecnologías. De no saber enviar un mail pasó a crear su propia startup multinacional.

Mateo Rouco

19 de Junio de 2013

A finales del año 98 un hombre llamado Ricardo Lop paseaba con su tractor por los campos de un pueblo de Teruel llamado Castelserás. No tenía ni idea de cómo se usaba el correo electrónico. Sabía que internet existía gracias a la prensa, a la televisión y a la radio pero no sabía ni conectar el ordenador. En su pueblo aquello era casi ciencia ficción. Ricardo era un campesino desconocedor de las nuevas tecnologías hasta que un día una asociación de empresarios del pueblo, donde casi todos son albañiles y ganaderos, compraron unos ordenadores e 'iban por los pueblos enseñando a la gente a manejar el correo electrónico'. Fue ahí cuando Ricardo conectó por primera vez con las nuevas tecnologías. Desde aquel momento ya no ha parado.

Desde el pueblo de Castelserás, en Teruel, Ricardo Lop vende sus productos a más de cien países

Desde el pueblo de Castelserás, en Teruel, Ricardo Lop vende sus productos a más de cien países


Este campesino, reconvertido ahora a empresario de internet, ha pasado de cultivar el campo a dar una conferencia ante mas de 1.200 mujeres y hombres en el marco del Inspiration Day organizado por Womenalia. En este acto, que reúne a todos aquellos que apoyan que la mujer adquiera el papel que le corresponde en la economía y en las empresas, Lop reconoció que en aquellos años 'nos costaba una semana hasta que conseguíamos enviar un correo' y asegura que al descubrir internet se sorprendió al ver que 'con la pantalla podías acceder a todo el mundo, a parte de enviar coreos'.

Habla relajado ante una gran comunidad de empresarios y explica al detalle las claves de un negocio en internet. Sus frases son cortas pero claras. Apunta al objetivo, dispara y da en la diana porque, aun siendo de un pequeño pueblo en el que 'estábamos cuatro habitantes y la mitad jubilados', ha logrado crear una plataforma de comercio electrónico que ya vende sus productos en más de cien países habiendo conquistado a más de 40.000 clientes. ¿Cómo lo ha hecho? La clave está en no establecer barreras mentales al ecommerce. Cuando le preguntan cómo se puede encontrar su página web responde 'pones cuchillos en el Google y el primero que sale'. Este emprendedor comparte ahora algunos de los consejos aprendidos durante su intensa trayectoria empresarial.

Ricardo Lop es todo un ejemplo de cambio y adaptación al mundo d e las nuevas tecnologías

Ricardo Lop es todo un ejemplo de cambio y adaptación al mundo d e las nuevas tecnologías


Todo ha de ser simple y hay que perseverar


Ricardo explica con sencillez que la clave ha sido apostar por procesos simples. Cuando estaba en el curso de introducción a internet le dijo a su tutor '¿Nos puedes hacer una página de estas?', ante esta pregunta el hombre le preguntó '¿de qué la vas a hacer?'. La respuesta fue rápida 'no lo sé ya te lo diré, tu ves haciendo lo que sea, ponte en marcha'. Con sus palabras ya dejaba clara su mentalidad: lo importante es dar el paso, empezar.

Al no saber hacer un estudio de mercado se fue a la tienda de su hermano, señaló uno de los catálogos que había en una estantería para empezar a vender lo que había allí dentro: cuchillos. Ricardo reconoce que 'las cosas hay que hacerlas mejor pero no sabía hacerlo de otra forma' y explica que 'entonces me hicieron una página y ya comenzaron las discusiones con los informáticos porque me hablaban de 'bites y killobites' y me sonaba aquello a fósiles. Pero como ganas de trabajar no faltaban empezamos a poner allí cuchillos y navajas'.

Otra de las claves de su negocio ha sido la perserverancia. 'Nos costó tres años empezar a ganar algo, a ganar más que gastábamos. Ahora ya han pasado unos cuantos años y estamos nueve personas, en un pueblo de 700 habitantes de Teruel, vendemos a más de cien países y tenemos unos 40.000 clientes. No conocemos a ninguno, no tenemos cartel en la puerta, nada, estamos en las afueras del pueblo y estamos allí como Dios. Tenemos cero morosos', explica.

Ama a tu cliente, pero que pase por caja


'A parte de empezar de una forma tan rara y cometiendo tantos errores al final conseguimos arrancar y ahora las cosas son un poco más fáciles', señala Lop, quien explica ante el auditorio que con el cliente 'damos por hecho que no nos conoce, a la gente que hace consultas, tanto por teléfono como por correo electrónico, les contestamos directamente. La primera faena del día y la última es dejar limpio el correo electrónico'.

Soluciona rápido los problemas de tus clientes ¡Contesta!


'Cuando hay una incidencia y está en Alaska tienes a un tío que tiene un producto que lo ha comprado, lo ha pagado y lo tiene roto. Entonces, el tío está preocupado y alomejor cabreado. Si tú inmediatamente le dices, tranquilo que usted ha comprado una carabina y una carabina tendrá, si quiere le devuelvo el dinero ahora mismo o le mando otra...el problema está ya casi resuelto', comenta Lop.

Cuida a tus proveedores


Para Ricardo Lop el proveedor es otro de los elementos a los que hay que cuidar al máximo. 'El proveedor es una parte muy importante de tu negocio, no puedes andar tocándole las narices continuamente. El proveedor, de momento, no es tu banco. Hay que pagarle siempre pronto y puntual y ponerte en sus zapatos. Si tu proveedor no gana dinero contigo sea el fabricante de los cuchillos, el transportista o incluso el banco, tendrás un mal servicio. Tus proveedores no trabajan contigo porque estén enamorados de ti, trabaja contigo gratis tu madre los demás nada'.

Ricardo se dedica a la venta de cuchillos<br> y espadas por internet

Ricardo se dedica a la venta de cuchillos
y espadas por internet


Que el cliente compre sin pensar


Ricardo basa el funcionamiento de su página web en varios pilares entre los que destaca la usabilidad. 'Tenemos la página en inglés y en castellano, luego tenemos un traductor de estos de Google que te lo traduce a cuarenta idiomas. Lo que intentamos es que la gente sea capaz de comprar sin pensar y de forma intuitiva, sin necesidad de leer'.

Ricardo quiere que todo 'sea lo más fácil de encontrar posible y sobre todo lo más fácil de pasar por caja. A la gente hay que ayudarla a pagar. Hay que poner todos los medios de pago que sean posibles. Cada medio de pago que dejas de poner hay un porcentaje de pedidos que los pierdes porque hay gente que no puede pagar de otra forma. Si quitas el PayPal la mitad te pagan con tarjeta pero la otra mitad se van a otro lado donde puedan pagar. El que quiera comprar hay que dejarle pagar aunque sea con trigo pero que pase por caja'.

Al comercio electrónico no hay que ponerle barreras mentales


'Las barreras mentales que nos ponemos nosotros mismos en comercio electrónico, a veces son más peligrosas que nuestra peor competencia', así de claro habla Ricardo al hablar sobre el comercio electrónico, un sector en el que lo que hay que hacer es vender a 'todos los países del mundo. Si llega uno de Helsinki y te compra un cuchillo, una carabina o lo que sea pues ya está lo mandas y a correr. A partir de que sales de la puerta de la nave para fuera todo es el mismo mercado. Tenemos 2.500 millones de personas y empresas a un clic. ¿Te vas a quitar tu mismo la mitad?, ¿Por qué?', se pregunta.

No hay que gastar en publicidad pero sí hacer contenido útil y original


'Nosotros no gastamos dinero en publicidad de pagar en billetes. Solo nos gastamos 30 euros en las fiestas del pueblo pero bueno eso por colaborar', así resume Ricardo su estrategia publicitaria aunque, obviamente, no es tan simple. Lop asegura que ha mejorado su posicionamiento en los buscadores 'a base de meter contenido y meter un poco la cultura que hay detrás de nuestros productos. Tu pones todo el contenido, interesante, útil y original que tenga relación con tus productos, lo vas colgando y con el tiempo va generando una serie de enlaces y menciones en internet que te ayudan a subir en los buscadores'. Así, comenta, 'salimos los primeros en el Google sin pagar. Es una estrategia a medio y largo plazo que funciona.'

Te puede interesar

Comentarios

Sin comentarios