/ noticias

TECNOLOGÍA

Crean un dedo biónico con una impresora 3D

Creado por investigadores de la Universidad Atlántica de Florida para operaciones debajo del agua, no se descarta que en el futuro pueda ser una prótesis.

Sandra Ramírez Cherbuy

13 de Octubre de 2015

La impresión en 3D está siendo un buen elemento que ayuda a la creación de nuevas tecnologías, y que cada vez está siendo más utilizado, ya que proporciona un objeto ligero y resistente. Lo último para lo que se ha utilizado este tipo de impresión es para crear un dedo biónico que es capaz de moverse como los dedos de una mano humana.

Los creadores, investigadores de la Universidad Atlántica de Florida, se han basado en un modelo real y lo han impreso en 3D. El interior lo han dejado vacío para incluir en el interior los sensores de movimiento. El dedo está formado por dos sensores con memoria (SMA), que recogen y guardan los movimiento de extensión y flexión para que el dedo pueda volver a su forma habitual tras realizar una acción.

Imagen del dedo biónico

Imagen del dedo biónico


Un dedo que podría funcionar como prótesis


Los movimientos se ejecutan mediante una tecnología calorífica creada para ello. Esta tecnología, nombrada 'Joule' por los investigadores, permite que se envíe la electricidad por medio de un material conductivo del calor. Por el calor los sensores se activan y ejecutan los movimientos. El sensor que permite la extensión del dedo realizará el movimiento de estiramiento cuando el dedo se caliente, y el sensor que permite la flexión del dedo lo curvará cuando este se caliente.

La razón por la que se ha creado este dedo es para ser utilizado en operaciones debajo del agua. Por eso, se ha tenido que colocar en los materiales conductores otros que actúen como aislantes para que funciones correctamente y el agua no lo dañe. Aún así, no se descarta que esta tecnología, en un futuro, también pueda servir de ayuda a todas aquellas personas que necesiten de un prótesis.

Así funciona el dedo biónico

Así funciona el dedo biónico


''Hemos podido entrenar de forma térmica a nuestro dedo robot para que imite los movimientos de reflexión y extensión de un dedo humano'', explica uno de los investigadores que ha participado en el proyecto. ''Debido a su poco peso, densidad y fuerza, el robot diseñado ofrece ventajas respecto a otros mecanismos más tradiciones, y podría ser adaptado para funcionar con una prótesis'', se puede leer en el artículo que han publicado.

Te puede interesar

Comentarios

Sin comentarios