/ noticias

COCHES AUTÓNOMOS

Cruise crea un servicio de taxis autónomos en exclusiva para sus empleados

Los empleados pueden usar el servicio para ir a donde quieran mientras ofrecen datos a la empresa

Yago Rosa Fernández

12 de Agosto de 2017

Cruise, una empresa de auto-conducción adquirida por General Motors el año pasado, ya está operando un servicio de desplazamiento de pasajeros en coche autónomo en San Francisco para sus empleados, siendo uno de los primeros proyectos de conducción autónoma en un uso más práctico. El servicio se llama 'Cruise Anywhere' y permite a los empleados usar una aplicación de smartphone para llegar a cualquier lugar que necesiten ir en San Francisco los siete días de la semana.

Cruise Anywhere está en versión beta y restringido a los empleados, pero la empresa dice que algunos empleados ya lo están utilizando como su principal fuente de transporte, reemplazando la propiedad del vehículo personal, el transporte público o los servicios tradicionales de vehículo compartido. En total, Cruise dice que el 10 por ciento de sus empleados de San Francisco están usando el proyecto y más están siendo inscritos cada semana con una lista de espera.



La compañía se centra en el desarrollo del componente de llevar a la gente como un servicio completo en sí mismo, no sólo para propósitos de prueba. El objetivo es crear algo que pueda mantenerse por sí solo, ya que Cruise cree que todos los aspectos de la experiencia de auto-conducción son importantes para diferenciar un proveedor de tecnología autónoma de otro. No les falta razón, pues muchos ya se centran en la parte de la conducción pero no hay tantas pruebas en el trato a la gente y el impacto en la sociedad que implica.

Cruise ofrece viajes en coches autónomos a sus empleados



Los empleados de Cruise pueden utilizar los servicios de Cruise Anywhere entre 16:00 y 00:00 dependiendo de la disponibilidad de la flota, y este grupo de vehículos crecerá en más de 100 vehículos en los próximos meses , dando la oportunidad de ampliar las horas de operación. Está disponible en toda la zona mapeada de San Francisco, donde opera la flota de pruebas, y la aplicación funciona como cualquier aplicación para solicitar transporte.

Coche autónomo de Cruise

Coche autónomo de Cruise



Los propios coches son EVs Chevrolet Bolt modificados equipados con sensores y ordenadores de conducción automática, cada uno también tiene un conductor en el lugar detrás del volante para las pruebas como lo requiere la ley. Sin embargo, Cruise dice que los conductores apenas han tenido que tomar el control del volante en contadas ocasiones, dando esperanzas a que la ley cambie en un futuro de seguir con buenos resultados.

Un empleado de Cruise ya ha tomado más de 60 viajes usando Cruise Anywhere durante las últimas tres semanas o así, y lo usa para todo, desde hacer recados hasta salir a tomar algo con sus amigos. El objetivo es construir una experiencia de usuario lista para el consumidor final, aunque Cruise no da detalles de la salida del servicio final

Comentarios

Sin comentarios