/ noticias

cáncer de pancreas

Consiguen detectar el cáncer de páncreas mediante el blanco de los ojos

Mediante una foto y unas gafas para calibrar esperan mejorar el acceso al diagnóstico de este tipo de cáncer.

Yago Rosa Fernández

29 de Agosto de 2017

El cáncer de páncreas tiene una tasa de supervivencia muy baja, con sólo el nueve por ciento de los pacientes que sobreviven a cinco años. Uno de los principales contribuyentes a esta tasa es el hecho de que una vez que las personas con cáncer de páncreas comienzan a mostrar síntomas, la enfermedad está por lo general ya bastante avanzada.

Consiguen detectar el cáncer de páncreas mediante el blanco de los ojos


Pero los investigadores de la Universidad de Washington han encontrado una manera sencilla e increíblemente precisa de probar el cáncer que la gente puede administrarse a sí mismos.

El equipo desarrolló una aplicación llamada BiliScreen y, con ayuda la cámara del móvil, utiliza algoritmos de visión por ordenador para detectar niveles de la bilirrubina química en los blancos de los ojos de una persona.

Con el cáncer de páncreas, los niveles de bilirrubina comienzan a aumentar yhcen que la esclerótica pase de blanco a amarillo, síntoma que también aparece el caso de la hepatitis. Sin embargo, cuando el amarilleo se hace evidente, el cáncer ya está muy desarrollado.

Un método más barato y prematuro de detectar el cáncer de páncreas



BiliScreen es capaz de detectar niveles muy bajos de bilirrubina y proporcionar a los usuarios una evaluación de si sus niveles son lo suficientemente altos como para indicar una posible enfermedad. Esto es más fácil y más barato que un análisis de sangre, que es la prueba tradicional para el cáncer, y se puede hacer antes de que empiecen a aparecer los síntomas.

Con el fin de tener en cuenta la iluminación, la aplicación se puede utilizar con una caja especial que bloquea la luz ambiente o gafas de papel con cuadrados de colores alrededor de los bordes para los que la aplicación está calibrada. Con la caja, BiliScreen consigue un índice de éxito del 90 en comparación a los análisis de sangre en la identificación de los niveles de bilirrubina en un pequeño estudio clínico de 70 personas. Es un gran avance en el que hay que investigar más, pero el equipo es moderadamente positivo en que puede llegar a salir adelante.

Te puede interesar

Comentarios

Sin comentarios