/ noticias

MALOS AUGURIOS

Detenido en Corea el vicepresidente de Samsung por soborno

El caso de tráfico de influencias y sobornos en Corea del Sur se está llevando por delante al vicepresidente de Samsung.

Guillermo Nieva

17 de Febrero de 2017

Saltan todas las alarmas en Samsung. Acabamos de conocer que un tribunal de Corea del Sur ha autorizado la detención del vicepresidente de la compañía, Jay Y Lee. Los cargos de los que ha sido acusado responden a soborno y tráfico de influencias, dos delitos muy graves teniendo en cuenta que se trata de un dirigente de una de las mayores empresas tecnológicas del mundo entero.

La noticia está adquiriendo calado de manera progresiva. No es para menos, puesto que las autoridades coreanas llevan meses detrás de Jay Y Lee, pero también detrás de Park Sang-Jin, actual Presidente de Samsung. De momento, el mismo tribunal ha desestimado arrestar a Sang-Jin, pero no ha dudado en ir a por Jay Y Lee.

Asunto nacional


Pero ¿por qué tanto lío con los ejecutivos de Samsung? Pues bien, tal y como indican en ElPais, el vicepresidente de la compañía ya fue llamado a declarar el pasado mes de enero. Fue entonces cuando se le acusó de ser sospechoso de soborno en el caso de corrupción política que, entre otros, se llevó por delante a la presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye.

Podéis ver que estamos ante un caso de gran importancia que pone en jaque a las altas esferas del país asiático. Con la detención del vicepresidente de Samung y la noticia de que el presidente está en el punto de mira de los investigadores, parece claro que la imagen de Samsung va a quedar muy tocada.

Jay Y Lee ante los medios

Jay Y Lee ante los medios


Ahora mismo, gran parte de los coreanos opinan que Samsung ha ejercido tráfico de influencias y se ha servido de la ya ex presidenta para obtener contratos beneficiosos y lucrativos. No es para menos, si observamos las acusaciones y el significativo hecho de que Jay Y Lee haya sido detenido.

Habrá que ver ahora cómo afecta todo este proceso a Samsung. La compañía no ha vivido un gran 2016 en términos de imagen, principalmente por todo el revuelo ocasionado en torno al Note 7 y sus baterías explosivas. Tras mucho esfuerzo, la firma logró recuperarse obteniendo su mejor cuatrimestre en tres años.

Con la noticia que acabamos de conocer parece que todo ese trabajo se echa por tierra y a la firma coreana le tocará volver a trabajar en su imagen de cara al exterior. Aunque antes habrá que ver hasta dónde salpica todo este asunto y cuantos directivos terminan estando implicados.

Te puede interesar

Comentarios

Sin comentarios