/ noticias

ÉXITO

Por qué los emprendedores de éxito dejan atrás a sus amigos 'perdedores'

Rodearse de los mejores y abandonar a los amigos perdedores es un factor clave para el éxito.

Mateo Rouco

16 de Mayo de 2013

'Ten cuidado con quien te rodeas' es un consejo que toda madre, preocupada por el futuro de su hijo, suele decirle a su descendiente. Sus palabras reflejan un aspecto básico a tener en cuenta para lograr el éxito.

Pensar en crear una empresa luchando solo, sin ayudas, sin hombros en los que apoyarse, sin personas de gran nivel que te rodeen, es un error. Hace falta estar rodeado de los mejores, de gente de la que podamos aprender, que inciten al debate, que aporten nuevas ideas, que ayuden, que sean optimistas, que sean un ejemplo para nosotros y alguien a quien admirar. En definitiva, si uno quiere alcanzar el éxito ha de rodearse de gente que ya lo haya logrado y que sea mejor que uno mismo.

Las compañías son fundamentales a la hora de impulsar la iniciativa emprendedora

Las compañías son fundamentales a la hora de impulsar la iniciativa emprendedora


Así lo refleja un artículo del portal Addicted to Success en el que se explica por qué muchos emprendedores o personas de éxito terminan abandonando a sus amigos perdedores. Los abandonan porque de seguirlos terminarían teniendo el mismo camino: el fracaso.

La clave: mantenerse en una compañía adecuada


Contar con amigos que odian su trabajo o que no tienen ningún deseo por mejorar hace que un emprendedor o un profesional pueda frenar su camino hacia el éxito siendo arrastrado por el humor de sus amistades. Por eso, dicha publicación recomienda hacer una lista en la que cada uno seleccione los amigos que puedan mejorar su vida y aquellos que pueden arrastrarlo hacia el fracaso. Una vez hecha, hay que tratar de pasar el máximo tiempo posible con aquellos que puedan ayudar a mejorar la vida de uno mientras que habrá que reducir el tiempo con los futuros fracasados.

Aunque suene duro, este consejo, apunta directamente a la compañía de una persona como aspecto fundamental a la hora de impulsar la iniciativa emprendedora de una persona. En el fondo de todo reside la idea de que si uno quiere ser increíble ha de rodearse de gente increíble. Ahí también reside el éxito: en la habilidad para conectar con gente exitosa.

A hombros de gigantes


Tener mentores cerca y aprender de los sabios es esencial para cualquier persona que quiera alcanzar el éxito. Si miramos al pasado, Aristóteles es un buen ejemplo de alguien que siendo alumno de Platón logró superar a su mentor para luego ser maestro de otro grande: Alejandro Magno.

Otra muestra de la importancia de estar cerca de los maestros, aunque hayan muerto siglos atrás, la encontramos en Bill Gates y su millonaria compra, de 30.8 millones de dólares, de un manuscrito de Leonardo da Vinci.

El 'capitán' de Microsoft mostraba con entusiasmo el manuscrito del genio italiano en una entrevista con la CBS afirmando que para él significa una fuente 'de inspiración' procedente de un hombre que 'tenía un entendimiento sobre la ciencia que era mucho más avanzado que el de cualquier otra persona en ese tiempo'. Un hombre ante el que Gates, otro de los maestros del siglo XXI, se siente, en cierto sentido, pequeño y con quien conecta gracias a esta reliquia del pasado. Un pedazo de papel con el que Gates recibe una importante lección de Da Vinci: mantener siempre la apuesta por la búsqueda del conocimiento.

El acto de Gates sigue la idea ya defendida por Newton en 1675, y ahora adoptada por Google Académico, de estar sentando 'a hombros de gigantes' haciendo clara referencia a la importancia de mantenerse al lado de los genios de una época, de aprender de los grandes, de mejorar, de apostar por el conocimiento...Por cierto, ¿son tus amigos unos genios gigantes o te has rodeado de futuros fracasados?

Te puede interesar

Comentarios

Sin comentarios