/ noticias

AGOTADO

La estúpida (y arrogante) estrategia de Apple con el lanzamiento del Apple Watch

Hacer esperar 3 meses a alguien que está dispuesto a pagar 18.000 euros por tu smartwatch es algo que ni Apple debería poder permitirse.

Diego López

13 de Abril de 2015

Todo hace indicar que el Apple Watch es el nuevo éxito de Apple. Al igual que sucedió con el iPad, Apple ha vuelto a reinventar con éxito una categoría de producto, el smartwatch, pese a no llegar el primero en la carrera. Y es que la forma de Apple de tratar a su reloj ha sido completamente distinta al de cualquier smartwatch que hayamos visto, aunque las funciones del aparato se le parezcan.

Mientras los relojes de Samsung se pueden toquetear en cutres expositores de cualquier centro comercial el Apple Watch aparece en cuidadas vitrinas de cristal dentro de las Apple Store, que sus empleados tratan con cariño y enseñan con mimo y delicadeza a los clientes. Da igual cómo sea el producto, Apple ha vuelto a demostrar saber vender como nadie la tecnología.

Tim, Tim, Tim...

Tim, Tim, Tim...


La compañía todavía no ha desvelado cuántas unidades del reloj se han reservado, y es probable que no lo haga hasta que lo ponga a la venta el día 24 de abril en varios territorios. Tampoco se sabe cuántas unidades habrán reservado para un lanzamiento exitoso en tiendas y cuántas se han adjudicado a las reservas. Lo cierto es que si quieres tu Apple Watch y lo compras en la Apple Store un mensaje te advierte de que tienes que esperar hasta junio -como mínimo- para que el reloj salga de las instalaciones de Apple.

Sólo Apple puede permitirse una estrategia de lanzamiento así


La realidad es que el Apple Watch está completamente agotado en sus reservas. Esto incluye todas y cada una de las ediciones, incluidas las de lujo, que van desde los 10.000 hasta los 18.000€. Podemos entender que Apple se haya visto desbordada por las previsiones, y tenga ahora que fabricar relojes a marchas forzadas, lo que cuesta entender es la política de fabricación de los dispositivos que está empleando la compañía. Una prepotencia y una chulería que sólo Apple se puede permitir.

Cuestión de clase

Cuestión de clase


Porque si yo soy el dueño de una empresa y me llegan 1.000 pedidos de productos de 400€ y 10 pedidos de productos de 18.000€ voy a darle prioridad absoluta a esos pedidos que me pagan (muchísimo) más que la media. Algo que Apple parece no dispuesta a hacer. Sus exclusivos modelos Edition, bañados en oro y que en China se agotaron en minutos no parece que vayan a recibir una atención especial por parte de la compañía.

No sólo estás pagando 50 veces más por el Apple Watch para poder demostrar tu poder adquisitivo frente a los demás, encima Apple te hará esperar 3 meses para tener tu aparato como al resto de los mortales.

Está claro que en este caso la compañía se equivoca y peca de arrogante. Porque incluso acortar los tiempos de espera para aquellos exclusivos clientes podría hacerle ganar algún que otro comprador VIP. Pero si yo me pongo en el lugar de un comprador VIP que va a pagar 18.000€ por un Apple Watch, que además se va a quedar obsolteto en menos de un año, esperaría recibir un trato VIP por parte de la compañía. No tener que esperar meses para entregarme un producto cuya fabricación tendría que ser preferente.

Te puede interesar

Gadgets relacionados

Comentarios

2 Comentarios

Lolo

14/04/2015 12:27

tanta tonteria y las prestaciones estaran por los suelos, como siempre mas caro y menos prestaciones!!!! viva apple

jandepore

14/04/2015 00:59

Les vas a dar tu lecciones al marketing de Apple... Jajaja!