/ noticias

APPLE

El FBI desbloquea otro iPhone sin ayuda de Apple

El FBI vuelve a salirse con la suya... Aunque Apple también. El iPhone de Nueva York ha sido desbloqueado sin la ayuda de la compañía.

Maribel Baena

24 de Abril de 2016

Tras toda la polémica que despertó el caso del iPhone desbloqueado de San Bernardino, y el tira y afloja que el FBI y Apple han tenido desde entonces, un nuevo caso siembra la discordia entre ambas entidades.

El FBI presentó hace unos cuantos días una nueva disputa contra Apple, ya que necesitaban desbloquear un iPhone 5s para resolver un caso de drogas en Nueva York. De nuevo, la empresa se negó a colaborar con el Departamento de Justicia de los Estados Unidos. Pero, tal y como sucedió en el caso de San Bernardino, el FBI ha finalizado la lucha tras obtener la contraseña de otra forma. En una carta al juez, que ha obtenido el sitio web BuzzFeed News, los fiscales explicaban que ya no necesitaban la existencia de Apple.

¿Cómo han conseguido la contraseña?


En la carta que han enviado al juez, explican que 'un individuo había cedido la contraseña del iPhone en el que se centra este caso'. No se dice nada respecto al individuo en cuestión; no se sabe si es alguien relacionado directamente con el caso, o una persona que tuvo acceso al terminal porque el FBI así lo decidió. Lo que sí señalan después es que, gracias a esa persona, 'el Gobierno utilizó ese código de acceso y obtuvo el acceso al iPhone. Con lo cual, el Gobierno ya no necesita la ayuda de Apple para desbloquear el iPhone, y retira su solicitud'.

El sitio BuzzFeed News obtuvo también un comunicado de la portavoz del Departamento de Justicia, Emily Pierce, en el que señaló que nunca se trató de establecer un precedente con ese caso. No obstante, sí señalo que 'la capacidad y la necesidad de acceder a las pruebas de los dispositivos es legítima si se tienen las órdenes judiciales y las órdenes de registro'. Pierce dijo que, ahora que ya tienen acceso a esos datos, ya no necesitan para nada la ayuda de la compañía de la manzana mordida.

Ayuda que, por otro lado, no iban a obtener de ninguna manera. Y es que, como ya hemos señalado, Apple ya presentó una negativa a colaborar con el Departamento de Justicia en este caso. Alegó que el Gobierno aún no había agotado el resto de medios que tenía a su disposición para obtener los datos con sus propias manos. La empresa argumentó que el FBI debería haber presentado pruebas de que todas las alternativas existentes ya se habían agotado, antes de pedirles ayuda. No solo esto, sino que Apple indicó también que el FBI no ha demostrado que el método que usaron con el iPhone del tirador de San Bernardino no funciona con este iPhone.

Aunque hemos de señalar que el FBI sí que ha hecho algunas declaraciones contundentes al respecto, haciendo hincapié en que los dispositivos posteriores al iPhone 5c no se podían desbloquear con ese método. Quizás, lo que estaba tratando de hacer Apple es buscarle un poco más las cosquillas al Departamento de Justicia.

Así se presentaba la noticia

Así se presentaba la noticia


A finales de febrero de este mismo año, el juez James Ornstein dictaminó que el FBI carecía de autoridad legal para ordenar a Apple que hackeara el dispositivo que hallaron en Nueva York. Pero el FBI no se rindió, y presentó un recurso en marzo; Apple les hizo esperar hasta la semana pasada para escuchar una negativa.

El caso de Nueva York viene de lejos; se remonta a octubre del año pasado. Desde entonces, el FBI estaba tratando de acceder a los datos de un iPhone 5s, perteneciente a un narcotraficante de Brooklyn, Jun Feng. A pesar de que ya se ha demostrado que el FBI ha trabajado con hackers para hacer este tipo de labores (no hay más que ver el caso del iPhone 5c de San Bernardino), en este caso no se habían decidido a hacerlo. Quizás porque, como dijo James Comey, director del FBI, el método que usaron en ese caso no funcionaba con los 5s.

Pese a que el iPhone 5s de Feng ejecutaba iOS 7, sistema operativo al que Apple sí puede acceder, la empresa se negó desde un primer momento. Su postura respecto a la privacidad del cliente y el cifrado ha cambiado en estos últimos meses, haciéndose bastante más estricta. Aunque de nada ha servido en este caso, puesto que el FBI ha vuelto a salirse con la suya.

Te puede interesar

Comentarios

Sin comentarios