/ noticias

APPLE

El FBI quiere acceder a otro iPhone: vuelve la polémica

Regresa la polémica: el FBI quiere acceder a un iPhone de nuevo, y está buscando cómo hacerlo.

Maribel Baena

10 de Octubre de 2016

Un nuevo caso podría llevar al FBI y a Apple, de nuevo, a los tribunales. Podríamos estar otra vez ante una pelea entre los que buscan adentrarse en los dispositivos electrónicos con el fin de proporcionar seguridad a los ciudadanos, y los que alegan que la privacidad del usuario se encuentra por encima de todo. Rich Torton, un agente especial del FBI, ha asegurado ya que tienen en su poder el iPhone de Dahir Adan.

Adan ha sido el responsable de apuñalar a unas diez personas en un centro comercial de Minnesota, a mediados de septiembre. Murió en ese mismo asalto, tiroteado por la policía. Tras el suceso, la organización terrorista ISIS reclamó como suyo el ataque en todos los medios de comunicación social; no obstante, no hay pruebas todavía que puedan demostrar que, efectivamente, Adan formaba parte de esta organización terrorista. En este sentido, la información que se encontrase en su iPhone podría ser de vital importancia.

Durante una rueda de prensa que tuvo lugar ayer en Minnesota, Thorton confirmó que, en efecto, tienen el iPhone en su poder, pero que este se encuentra bloqueado con un código. La situación vuelve a ser la misma que en el caso de San Bernardino.

Apple aún no se ha pronunciado


Thorton ha asegurado que ya se encuentran trabajando para encontrar la manera de acceder a los contenidos del teléfono. Solo el FBI conoce exactamente el modelo de iPhone, así como la versión de iOS que en este se está ejecutando. Lo que sí podemos asegurar ya es que es muy importante saber si es iOS 8 o posterior, puesto que es a partir de esa actualización que cualquier dispositivo iOS dispone de un software totalmente cifrado, que no permite que ningún extraño pueda entrar en el iPhone o en el iPad. Aunque esta prohibición no afecta solo a agentes externos, sino que ni desde Apple pueden entrar en el dispositivo.

'Estamos en proceso de evaluar nuestras opciones legales y técnicas para poder acceder a este dispositivo, y a los datos que pueda contener', ha señalado Thorton. Es decir, que ahora mismo se encuentran en un punto muerto. Pero si el FBI no consigue entrar en el terminal (puesto que este tenga iOS 8 o posterior), volveremos a encontrarnos donde nos encontramos hace unos meses: el FBI le reclamará a Apple el acceso al dispositivo.

Así fue como comenzó el caso de San Bernardino, con el FBI pidiéndole a Apple asistencia técnica para entrar en el iPhone 5c de Syed Farook, puesto que consideraban que la empresa tenía los medios técnicos. Tras una larga batalla entre las dos organizaciones, el FBI acabó abandonando el caso, puesto que pudieron obtener acceso al iPhone mediante una fuente anónima.

La polémica entre Apple y el FBI podría regresar

La polémica entre Apple y el FBI podría regresar


Durante la controversia, todos, desde Bill Gates hasta el presidente Obama, intervinieron en el tema. A lo largo de múltiples entrevistas, vimos como todo Estados Unidos comenzó a posicionarse, cada uno en la posición que consideraba más oportuna. Tim Cook se mantuvo firme en todo momento; llegó a calificar de 'cáncer para el software' la herramienta que desde el FBI le estaban pidiendo. Una vez que alguien creara una puerta trasera para acceder a un dispositivo iOS, esta puerta podría ser usada prácticamente por cualquiera que consiguiera averiguarla. No estaban únicamente proporcionando la contraseña de un solo dispositivo, sino que estaban dando rienda suelta a los hackers para poder adentrarse en absolutamente todos los dispositivos que tuvieran ese sistema operativo.

Apple tuvo suerte, en cierto sentido, de que el FBI se decidiera a abandonar la lucha finalmente, puesto que no sabremos qué solución hubiera acabado dando la justicia estadounidense. Estará por ver si esta vez la batalla llegará más lejos o, de nuevo, el FBI acabará por usar sus propias fuentes.

Te puede interesar

Comentarios

Sin comentarios