/ noticias

ÚLTIMA HORA Detenido un hombre sospechoso del asesinato de Laura Luelmo
SAMSUNG

Galaxy S7 con dos SIM y una microSD a la vez. ¿Cómo?

¿Quieres tener dos tarjetas SIM y una microSD a la vez en tu Samsung Galaxy S7? Es posible.

Maribel Baena

24 de Marzo de 2016

En su momento, se habló bastante de la incorporación, de nuevo, de un espacio para insertar una tarjeta microSD en el Samsung Galaxy S7. Es un cambio importante con respecto al S6, puesto que te permite ampliar el almacenamiento, sin necesidad de tener que gastar más en el móvil. Y es que la técnica de iPhone de cobrar también por el almacenamiento tiene muchos detractores; que Samsung copiara algo que se considera tan negativo no fue más que un paso hacia atrás.

No obstante, sí es cierto que lo del Galaxy S7 tenía su cierto truco. Podías insertar dos tarjetas SIM, o una tarjeta SIM y una microSD. Es decir, que si por temas de trabajo necesitas tener dos números de teléfono en un mismo terminal, olvídate de tener también una microSD. ¿O no?

Han encontrado la solución


En la web noreplied.com, han hallado la que podría ser la solución a este problema. Hemos de advertir desde ya que no es excesivamente sencillo realizar el procedimiento, y que podéis perder por el camino una (o varias) tarjetas SIM... Aunque, teniendo en cuenta el precio de estas, merece la pena intentarlo. Al menos, una vez.

Desde la misma web en la que nos indican el proceso, nos señalan también los posibles riesgos:

- Puede que tu nano SIM se rompa, y no puedas volver a usarla.
- Tu tarjeta SD se podría quedar adherida a la SIM para siempre. Es decir, que solo la podréis usar en el teléfono, puesto que no habrá manera de insertarla luego en ningún otro dispositivo.
- La tarjeta SIM que quedará adherida a la SD deberá estar siempre en funcionamiento ya que, como hemos dicho, puede que se quede pegada para siempre.
- Dado el caso, puede que incluso peligre la salud de vuestro Galaxy S7... Así que tened cuidado. Una cosa es comprar una nueva nano SIM, y otra es comprar un nuevo móvil.

Si, pese a todo, estáis dispuestos a correr los riesgos, podréis encontrar todos los pasos en la página web que os hemos señalado al principio. Os vamos a hacer un breve resumen, para que veáis que, efectivamente, no es sencillo. Aunque tampoco es imposible.

Lo primero que te señalan son los instrumentos que debes tener a mano para realizar la labor, que son: Nano SIM, encendedor o mechero, tijeras, cinta de doble cara y tarjeta microSD. Tras esto, te advierten, para que no quepa ningún tipo de duda, que todo este procedimiento lo realizas tú por tu cuenta y riesgo. Y, por si acaso, nosotros avisamos también: no nos hacemos responsables de lo que pueda suceder.

Así debe quedar colocada

Así debe quedar colocada


Ahora ya comienza el procedimiento en sí. Lo primero que debéis hacer es aseguraros de que la nano SIM está bien colocada en su sitio, para saber qué parte debéis dejar intacta. Tras esto, debéis utilizar el encendedor, y calentar la nano SIM durante treinta segundos aproximadamente; de esta forma, conseguiréis separar el chip.

Una vez que hayáis llegado a este punto, la mitad del trabajo ya está hecho. Como advierten en la web original, si no ha ido bien, es momento de llamar a vuestra compañía de teléfono para que os dé otra tarjeta SIM.

Nano SIM pegada a microSD

Nano SIM pegada a microSD


Lo que queda por hacer es relativamente más sencillo: tenéis que cortar levemente los bordes de la tarjeta SIM para que encaje totalmente en la microSD. Es ahí donde la cinta entra en escena, haciendo que se queden adheridas ambas tarjetas. Por último, solo tenéis que introducir la micro SD en su ranura habitual; al estar pegada también a la SIM, tendréis dos líneas de teléfono y almacenamiento interno al mismo tiempo.

Así que aquí tenéis cómo hacerlo. Contadnos, ¿os atreveréis? ¿Lo habéis hecho? De ser así, ¿cómo ha ido?

Te puede interesar

Comentarios

Sin comentarios