/ noticias

ASOCIACIÓN PIONERA

Google apuesta por la medicina con impulsos eléctricos

El gigante de búsquedas invertirá más de 600 millones en la creación de una compañía que investigue sobre este tipo de terapias.

Guillermo Nieva

09 de Agosto de 2016

Aunque pueda parecer un contrasentido, los impulsos eléctricos pueden ser beneficiosos para el ser humano. Existen ya algunos gadgets que trabajan con ellos para lograr sus objetivos, como puede ser el tenedor japonés que da sabor a tu comida, pero la industria busca ir aún más allá y ahora se trabaja para aplicarlos a la medicina.

En este sentido Google viene de asociarse junto a la empresa que actualmente ostenta el título de ser la mayor farmacéutica en Gran Bretaña, la compañía GlaxoSmithKline. La asociación que protagonizan invertirá 640 millones de euros en la creación de una nueva compañía que investigue la aplicación de impulsos eléctricos a la medicina.

Nace la Bioelectrónica


El campo de estudio en el que se moverá la nueva compañía creada, que se denominará Galvani Bioelectronics, ha sido denominado como bioelectrónica. Se trata de una parte de la biología molecular que estudia las fuerzas electrostáticas que se producen entre las moléculas de las células.

En la nueva compañía Galvani Bioelectronics, el 55 por ciento pertencerá a GlaxoSmithKline, por lo que el control principal y decisiones finales serán tomadas por la farmacéutica. Eso sí, cualquier avance logrado tendrá un efecto beneficioso en el universo Google antes que en otra empresa del espectro tecnológico.

Google apuesta por la Bioelectrónica

Google apuesta por la Bioelectrónica


Galvani Bioelectronics contará con una sede principal en Londres y una segunda localización en San Francisco. Desde estas oficinas se trabajará para encontrar soluciones y con una prioridad principal: hallar soluciones y tratamientos para algunas enfermedades crónicas como la diabetes, la artritis o el asma.

Como indican en Tuexperto.com, esta no es la primera asociación que Google hace con el campo de la medicina. De hecho son varias las compañías del sector que han mostrado interés por colaborar con empresas del seno de la medicina. Quizás el caso más común son las múltiples iniciativas que se están desarrollando para lograr lentillas inteligentes.

Lo importante es que tanto la medicina como la tecnología son campos con puntos de convergencia muy interesantes. Esto lo descubrimos cuando conocemos que la Realidad Virtual puede ayudar a curar la depresión, por ejemplo.

Da la sensación que el futuro de la tecnología está cada día más encaminado a incidir sobre el cuerpo humano (esperemos que siempre sea para mejor). Así pues, hay que tener un ojo puesto en los avances médicos y las colaboraciones que se lleven a cabo entre sectores, nuestro cuerpo lo agradecerá.

Te puede interesar

Comentarios

Sin comentarios