/ noticias

Google

Google ataca el caso de antitrusts de Bruselas con una respuesta de 100 páginas

Google afirma que no ha perjudicado a la competecia, más todo lo contrario, pues gracias a ellos sus visitas suben.

Pablo Balbontín Mouriño

30 de Agosto de 2015

Google ha descrito el caso de antitrusts de la Comisión Europea contra su negocio de motor de búsqueda como 'equivocado por una cuestión de hechos, leyes y economía', en largo contraataque presentado al regulador.

La jefa de la política de competición de comisiones, Margrethe Vestager, lanzó un ataque legal a escala total contra Google en abril, acusando a la compañía de abusar de su dominación de mercado, favoreciendo sistemáticamente su servicio de comparativas de precios de compras.

La aplicación de la discordia

La aplicación de la discordia


El desafío es un caso definitorio para Europa para probar su capacidad reguladora contra uno de los gigantes de la era digital. El servicio Compra es visto como la salvedad inicial, con la comisión que sigue examinando otros servicios de Google, tales como la comparativa de precios de viajes, y direcciones locales, así como las quejas por copiar, o 'raspar', el contenido de los rivales y restricciones en los anunciantes. También se ha lanzado una investigación por separado centrada en el software Android, propiedad de Google, el cual es el sistema operador dominante en los dispositivos móviles.

La respuesta de Google, que se extiende por más de 100 páginas, es confidencial. Pero el consejero general de la compañía, Kent Walker, dio una idea general de la defensa en un post de blog publicado el martes, diciendo que están lejos de dañar los servicios rivales de comparativa de compras, que de hecho Google ha aumentado el tráfico de visitas que reciben.

'El universo de los servicios de compra ha visto un enorme incremento de tráfico procedente de Google, nuevos jugadores, nuevas inversiones y una expansión de elección de consumo', señaló Walker. Afirmó que durante la última década, la compañía ha entregado 20bn de clicks gratuitos a las webs rivales de comparativas de precios, con tráfico gratuito, como oposición al tráfico adquirido por pagar por anuncios en Google, que se ha incrementado en un 227%.

'Los datos económicos se expanden más de una década, una organización de documentos y declaraciones de quejas, confirman que la búsqueda de productos es robustamente competitiva', dijo Walker. La sumisión de Google es hecha para reivindicar que en los últimos años, cientos de nuevos negocios de comparativas de precios en bastantes mercados europeos de gran tamaño'.

Google shopping usa una 'caja' en la parte superior de la página para mostrar fotos, precios y gastos de envío por un producto cuando el usuario escribe un nombre. Así, la búsqueda de 'Nike Air Max' nos devolverá una ventana que contendrá cinco pares de zapatos que nos enlarán a distintos comerciantes.

La web británica de comparativa de precios Foundrem, un servicio francés muy similar, llamado Twengaand, y el sitio de reseñas de consumidores Yelp se cree que están entre los querellantes que la comisión ha usado para construir el caso. Su declaración formal de queja, que fue enviada a Google el 15 de abril, es confidencial.

Para Google, su aparición ha beneficiado a sus rivales, no los ha perjudicado


Google reclama que la comisión ha definido a sus competidores muy poco, y dice que Google shooping debería ser visto como operativo en un campo que incluye grandes comerciantes como Amazon y lugares de compra como eBay, donde los compradores frecuentemente acceden para comparar precios. Lejos de ser afectados por Google, estas compañías de comercio están creciendo rápido, como puntualiza la empresa de búsquedas.

'Los métodos por los que la gente busca, compara y compra productos están evolucionando rápidamente', escribió en el blog Walker. 'Los usuarios en su escritorio y aparatos móviles a menudo van directamente a los comerciantes de confianza que tienen una presencia online ya establecida'.

También rechazó el remedio propuesto por la Comisión. Vestager quiere que Google use la caja de anuncios en la cima de su página de resultados para mostrar la fuente de los productos y su ranking por otras webs de comparativas de precios, no tan sólo Google shopping.

La compañía argumenta que implementar esto sería técnicamente dificil, produciendo unos pobres resultados de búsqueda, y la solución no está legalmente justificada.

Una opinión comisionada por Google es del juez danés Bo Vesterdorf, un antiguo presidente de la Corte Europea en primera instancia, que afirma que una obligación como esa sólo estaría legalmente justificada cuando una compañía tiene un deber de suplir a sus propios rivales. El tipo de deber que tiende a aplicarse a utilidades que proveen servicios esenciales, como el gas o la electricidad.

Google ahora esperará a la respuesta de la comisión. Si su defensa es inútil, en teoría podría ser multada con un 10% del giro del pasado año. Los ingresos de Google fueron de 43 millones de libras en 2014.

Te puede interesar

Comentarios

Sin comentarios