/ noticias

NO AL PORNO EN LAS GLASS

Google Glass no tendrá apps con contenido erótico o sexual

Las prohibiciones no suelen ir muy lejos y menos cuando Internet y al tecnología se encuentra de por medio, pero Google ya ha hecho lo que cree correcto.

Sarah Angelica Santiago

04 de Junio de 2013

Muchos lo pensaron cuando salieron a la luz las Google Glass: tener un aparato pegado a tus ojos sin tener que agarrarlo, durante todo un día... pues sí, podría ser la herramienta que la industria de la pornografía estaba esperando, una plataforma más para difundir contenidos para adultos.

Pero ya conocéis la América del Norte pudorosa, justo la que ha salido para pararle los pies a empresas como MiKandi, que ya estaban desarrollando su propia app 'Tits and Glass', los de Mountain View acaban de introducir cambios en la política de desarrollo de aplicaciones y prohíben que se genere material gráfico sobre sexo explícito o que contenga desnudos.

Imagen promocional de la app de MiKandi

Imagen promocional de la app de MiKandi


Los quebraderos de cabeza que da Google Glass


No hace falta ser un gran seguidor de la actualidad tecnológica para darse cuenta que las Google Glass es el dispositivo que más polémica está levantando y se mantiene a lo largo del tiempo. Antes incluso de que privilegiados desarrolladores la tuvieran entre sus manos, ya había sido vetada su utilización en algunos bares del sur de Estados Unidos. Ahora las principales empresas como Twitter y Facebook están desarrollando sus apps para las Glass, y algunas más modestas se han puesto manos a la obra para hacer lo mismo, pero no todo vale para Mountain View.

Ahora MiKandi se encuentra en un momento en el que no sabe cómo continuar con su proyecto, ya que se basaba en el intercambio de contenido para adultos entre usuarios. La reacción de Google no ha sido más que una manifestación de que necesitan perfilar y especificar con más precisión cuáles serán los usos que se permiten en el dispositivo estrella.

Y desde luego, no quieren verse envueltos en usos que se alejan de la pudorosa imagen que quiere dar América del Norte sobre la tecnología que desarrolla, así como no contribuir a ética manchada fuera de lo que predican Larry Page y sus secuaces encima del escenario cuando hablan sobre la educación y cómo la tecnología puede arreglar el mundo. Parece que la pornografía no entra dentro de ese marco.

Te puede interesar

Gadgets relacionados

Comentarios

Sin comentarios