/ noticias

NUEVO CENTRO

Google invertirá 773 millones de dólares en un centro de datos en Holanda

Con esta nueva infraestructura Google pretende hacerse más fuerte en Europa y confirma su tendencia de crecimiento.

Guillermo Nieva

24 de Septiembre de 2014

El gigante de búsquedas Google se dispone a invertir 773 millones de dólares (unos 600 millones de euros) para la construcción de un nuevo centro de datos que estará situado en Holanda. El anuncio lo ha hecho la misma compañía este mismo martes.

A través de un blog, Google ha anunciado que espera que el nuevo centro de datos comience a estar operativo durante la primera mitad del año 2016, y que sea totalmente operativo en 2017. Del mismo modo se ha anunciado que se crearán 150 puestos de trabajo que aglutinarán distintas áreas entre ingenieros, seguridad, investigación o recursos. Las nuevas instalaciones serán también respetuosas con el medio ambiente.

Los responsables de la compañía en Europa han declarado que 'El nuevo centro de datos holandés se beneficiará de las últimas tecnologías en lo que se refiere a refrigeración y consumo de electricidad'. Parece ser que, este complejo será tan eficiente que en un primer momento será capaz de funcionar consumiendo sólo la mitad de recursos que un centro de datos corriente, para en un futuro ser capaz de autoabastecerse con energías renovables.

Responsables de Google en los nuevos terrenos

Responsables de Google en los nuevos terrenos


Lo cierto es que Google ya lleva bastante dinero invertido en sus centros de datos repartidos por el viejo continente. La compañía inauguró su primer centro de datos europeo en el año 2007 y desde entonces ha adquirido bastantes más. El complejo que se construirá en Holanda pasará a ser el cuarto de la empresa que tiene categoría de hiper-eficiente.

Síntomas de crecimiento


Esta expansión y crecimiento no viene a ser más que el reflejo del aumento de popularidad de la marca. Así lo han asegurado los portavoces del proyecto, que también han adelantado que la inauguración del nuevo centro no supondrá el cierre de algún otro centro de datos ya existente. De hecho, el gigante de búsquedas sigue planeando su crecimiento y ahora mismo analiza la instauración de nuevos complejos en países como Irlanda, Finlandia y Bélgica.

Aún así, no se puede decir que Europa sea la región del mundo más amiga de Google. La compañía se enfrenta a multitud de regulaciones e investigaciones antitrust. Los organismos europeos han llegado a declarar que el gigante de búsquedas deberá tomar medidas para hacer a su buscador más justo y adecuado en torno a las leyes antitrust, sin embargo, no parece que el gigante tecnológico tenga planeado cambiar sus estrategias a corto plazo.

Te puede interesar

Comentarios

Sin comentarios