/ noticias

DERECHO AL OLVIDO

Google rechaza la petición francesa de aplicar a nivel mundial el 'Derecho al Olvido'

La empresa argumenta que Francia no tiene autoridad para controlar la búsqueda de información a nivel global.

Sara García Rizzotto

03 de Agosto de 2015

En Mayo del año pasado el Tribunal de Justicia Europeo dictaminó mediante una sentencia que todos los residentes europeos podían solicitar a motores de búsqueda como Google, Yahoo! o Bing que eliminaran los resultados de búsqueda realizados al introducir su nombre si estos eran denigrantes, irrelevantes o muy antiguos.

Esto es conocido como 'Derecho al Olvido' y, hasta el momento, de acuerdo a su informe de transparencia, Google ha cumplido con la sentencia, aceptando un 40 por ciento del más de un cuarto de millón de peticiones de eliminación que ha recibido. No obstante, todo ejercicio legal tiene sus lagunas, y el buscador más famoso de Internet se ha dedicado a limitar esas eliminaciones a sus sitios europeos, como Google.fr (Francia) o Google.de (Alemania), justificándose en el que más del 95 por ciento de las búsquedas realizadas desde Europa se hacen a través de las versiones locales de Google, y no desde Google.com.

Google ha limitado las eliminaciones de resultados a sus sitios europeos

Google ha limitado las eliminaciones de resultados a sus sitios europeos


Por ello, en junio, el organismo de control de la privacidad francés, la Comission Nationale de l'Informatique et des Libertès (CNIL), ordenó a la empresa que eliminara también los resultados de búsqueda de todas sus páginas, incluida la principal; ya que consideraba que al no hacerlo estaba violando la sentencia del Tribunal Europeo, arriesgándose a ser sancionada con multas importantes. Sin embargo, esta orden ha sido ahora rechazada por Google, que argumenta que ningún país tiene la autoridad de controlar a nivel global el contenido al que los usuarios acceden.

'Discrepamos respetuosamente'


Así, la empresa defendió su postura en un post de su blog, en el que el consejero global de privacidad de Google, Peter Fleisher, escribía:  'Hemos trabajado duro para implementar el 'Derecho al olvido' de forma segura y completa en Europa, y continuaremos haciéndolo, pero por motivo de principios, por lo tanto, discrepamos respetuosamente con la sentencia de autoridad global del CNIL en este asunto y le hemos pedido que retire formalmente la resolución'.

La autoridad de protección de datos francesa, tras conocer la decisión de Google, ha informado de que considerará la petición de la empresa y decidirá sobre ella en un plazo máximo de dos meses. 'Hemos tenido en cuenta los argumentos de Google, que son fundamentalmente de naturaleza política. El CNIL, por otra parte, se ha regido por un razonamiento estrictamente legal', ha explicado un representante del organismo francés.

Gráficos de peticiones europeas para ejercer el 'Derecho al Olvido' en un año

Gráficos de peticiones europeas para ejercer el 'Derecho al Olvido' en un año


Consecuencias legales


De no ser aceptada la petición, el gigante de Internet, como se ha mencionado antes, deberá pagar unas multas que, aunque cuantiosas, representan muy poco si se tiene en cuenta la facturación de la compañía. Así, de ser este el único castigo al que se enfrente, a Google podría seguir resultándole más beneficioso ignorar la sentencia del Tribunal Europeo y la petición del CNIL y pagar cada vez que se lo exijan que acatar las resoluciones.

Google, por su parte, ha advertido también que, de aplicarse el 'Derecho al Olvido' a nivel mundial, tal y como pide el CNIL, esto podría llevar a un grave descenso de las libertades y los derechos en Internet, donde la red sólo sería 'tan libre como lo sea en el último lugar del mundo'. Ya en febrero, cuando la sentencia fue ratificada por un grupo de expertos designados por la compañía estadounidense para asesorarles sobre la mejor manera de aplicar la misma, éstos informaron a Google de que la exclusión global de resultados sería un hecho muy difícil de llevar a cabo 'sin un acuerdo internacional'; por lo que de momento estaban a salvo limitando la eliminación de resultados a un nivel local.

Sin embargo, expertos en leyes y varios reguladores europeos comparten la postura del CNIL y son de la opinión de que Google debería aplicar la sentencia globalmente, ya que si no resulta muy fácil que los usuarios den con los datos de una persona que ha solicitado ejercer su 'Derecho al Olvido' con tan sólo cambiar la versión del buscador.

Te puede interesar

Comentarios

Sin comentarios