/ noticias

DIDÁCTICO

Hasbro crea un nuevo robot perro que enseña código

Nueva iniciativa por parte de Hasbro con Proto Max, un perro robot que enseña programación.

Guillermo Nieva

17 de Febrero de 2017

El mundo de la tecnología ya hace tiempo que se dio cuenta de la necesidad de formar a las nuevas generaciones en el aprendizaje de lenguajes de código. La primera muestra que tuvimos de esto puede ser el robot que enseña a niños a programar, pero ahora puede que se haya dado un paso más en esta iniciativa con el nuevo juguete de Hasbro que hemos conocido.

La nueva creación de Hasbro responde al nombre de Proto Max, y básicamente consiste en un perro robot que los más pequeños de la casa podrán customizar mediante la correspondiente app. El fabricante de juguetes va a realizar una apuesta por todo lo alto con estos dispositivos, puesto que Proto Max sólo es el primero de una nueva gama de animatronics que verán la luz próximamente.

Para los más pequeños


El nuevo perro robot de Hasbro está orientado a niños a partir de seis años, y su objetivo principal es enseñar las herramientas básicas de programación. Aún así, si algún niño no quiere lidiar con esta tarea, el robot se podrá utilizar también como compañero de juegos, puesto que incorpora tres modos de personalidad predefinidos mediante los que configurarlo.

Pero de cara a la iniciación en el mundo de la programación Proto Max ofrece un sistema bastante intuitivo. Según indican en Engadget, contaremos con 10 puntos configurables en el cuerpo del perro, entre los que por supuesto están las orejas, la cola y la nariz. A través de la app se configurará qué tipo de reacción queremos que el perro tenga según la zona que manipulemos, y los sensores repartidos por esas zonas estratégicas harán el resto del trabajo.

Proto Max les dará cariño de una manera didáctica

Proto Max les dará cariño de una manera didáctica


Una manera muy sencilla de que los más pequeños aprendan a comprender un sistema básico de programación. Sin duda una ventaja de cara a las posibilidades que tendrán en el futuro de encarar cualquier software de este tipo. Además, el perro de Hasbro cuenta con una zona transparente para que los niños también puedan observar el funcionamiento interno del proceso.

Además de las reacciones corporales que el animal robótico podrá realizar para reflejar su comportamiento y reacciones, también podremos encontrar diversas expresiones en su pantalla LCD de 2,6 pulgadas que hará las funciones de rostro del animal.

¿Las mascotas del futuro?


Esta nueva mascota ideada por Hasbro será un punto a favor de cara a facilitar el aprendizaje en el mundo de la programación de las nuevas generaciones. Pero también estos animatronics pueden encontrar un mercado inesperado en el mundo de las mascotas, ya que los padres pueden darle a los niños una mascota que interacciona de un modo muy similar a las mascotas de carne y hueso.

Se abre aquí un debate interesante. Un perro como Proto Max cuenta con ventajas como poder amaestrarlo sin ninguna dificultad, y por supuesto viene con el ahorro de no tener que darle de comer ni tener que andar detrás de sus deposiciones. Tampoco ladrará a deshoras ni provocará un destrozo en el sofá si le dejas demasiado tiempo sin salir a dar un paseo.

Por el contrario, con este tipo de mascotas también desaparece la incertidumbre, los gestos inesperados y, hasta el cariño espontáneo. Teniendo en cuenta esto último, quizás lo mejor sea considerar este tipo de dispositivos como un objeto de ayuda y aprendizaje y conservar a las mascotas en el ámbito que actualmente tienen.

Al fin y al cabo, siempre defendemos esa tesis de que la tecnología es buena siempre que ayude a hacernos el día a día más sencillo. En el momento que empezamos a usar los avances para sustituir otras cosas, es cuando debemos empezar a preguntarnos si la evolución está yendo por el camino correcto.

Te puede interesar

Comentarios

Sin comentarios