/ noticias

HTC

HTC retrasa su nuevo smartwatch hasta agosto, ¿por qué?

HTC decide que su smartwatch va a llegar a las tiendas más tarde de lo esperado. Veremos si les funciona.

Sergio Carlos González Sanz

31 de Mayo de 2016

El año 2015 ha sido un verdadero desastre para compañías como Sony o HTC en el mundo de los smartphones, donde han tenido un descenso porcentual a nivel de ventas que lógicamente además de ser alarmante se traduce en una caída generalizada en su nivel de ingresos y facturación dentro del sector de la telefonía móvil. La firma taiwanesa está que arde en el mal sentido, y cuando parecía que tenían a punto de caramelo la presentación de su smartwatch, ahora se confirma que retrasan su presentación. Menos mal que el HTC 10 ha terminado siendo un verdadero éxito, porque si no estaríamos hablando del descalabro oficial y definitivo de la compañía. El smartwatch de HTC se va a hacer de rogar más de la cuenta y lo hará hasta finales de verano, más o menos en agosto.

Evan Blass ha sido el encargado de hacer pública la información mandando asimismo un mensaje a HTC donde dice que se den prisa antes de que la gente se dé cuenta de que se trata (haciendo referencia a los smartwatch) de dispositivos que no nos hacen ninguna falta para sobrevivir. Y en realidad es cierto. Evan Blass piensa que el futuro de los smartwatch es negro, que será una moda temporal. Veremos qué pasa, pero HTC quiere al menos intentarlo y creo que eso es bueno para todos porque ellos siguen dentro de los más grandes.

Situación límite


La situación dentro de HTC es no solo delicada sino muy complicada tanto aquí como en la propia Taiwan, pues están viendo cómo sus resultados económicos se desvanecen en el sector de los smartphones mientras una oleada de nombres chinos irrumpe en el mercado con tanta fuerza que parecen imbatibles ante esta generación de teléfonos inteligentes. Es de esperar que en los próximos meses HTC decida qué hará con su futuro, pero los resultados económicos del primer trimestre del presente curso fiscal facturaron 14.8000 millones de dólares, lo cual se traduce en unas pérdidas enormes con respecto al mismo periodo de tiempo en el ejercicio anterior, cuando la facturación fue de 25.700 millones de dólares. Los ingresos en el primer trimestre de 2015 fueron de más de 41.000 millones. En definitiva, que la caída es de más del 60 por ciento, y las expectativas no son nada buenas de cara a un futuro que, como decimos, es incierto.

HTC

HTC


HTC es la compañía en que confió Google en primer lugar cuando decidieron llevar al Androide verde a lo más alto, cuando no las tenía todas consigo y Android era meramente un proyecto a medio plazo para ver qué tal le podrían ir las cosas a la no tan Gran N en aquella época. El éxito fue tal que HTC se vio beneficiada de la situación, creando los primeros smartphones propiamente dichos. La única esperanza que le queda ahora a HTC es que HTC Vive funcione bien; pero creo que esto va a ser harto complicado viendo cómo de caro es y lo difícil que es hacerse con una unidad por el limitado stock del dispositivo. Si quieres HTC Vive no solo vas a tener que poner a la venta un riñón sino que va a tocarte hacer malabares para conseguirlo. No obstante y con todo, esperemos que HTC tenga suerte y logre superar estas vicisitudes económicas, pues sería una verdadera lástima que una compañía como ésta tuviera que decir adiós o vender todas sus acciones a alguien dispuesto a absorberla. Hay quien apunta a Google como esa compañía, como la encargada de comerse literalmente a HTC, que por así decirlo volvería a casa, pero creo que los de Taiwan todavía tienen que decir su última palabra antes de rendirse a una situación límite como ésta.

Te puede interesar

Comentarios

Sin comentarios