/ noticias

SEGÚN UN ESTUDIO

Snapchat e Instagram son las peores aplicaciones para la gente joven

Los resultados indican que se llevan la peor puntuación por ser redes basadas en imágenes en las que se trasmiten ideales poco aconsejables para los adolescentes.

Juan Pedro Prat Medina

21 de Mayo de 2017

Snapchat e Instagram son las dos aplicaciones de redes sociales con peor efecto para los más jóvenes. Esta es la conclusión a la que ha llegado un equipo de investigadores ingleses tras estudiar el fenómenos de las aplicaciones en adolescentes y jóvenes adultos. Ambos portales se basan en la publicación de imágenes, principal motivo por el que los investigadores han resuelto que pueden tener más efectos negativos que positivos en personas en esas edades.

Parámetros sociales


Vivir en una era informatizada no es fácil, ni para los adultos, ni para los jóvenes. Con los nuevos portales sociales se abren nuevas ventanas de peligro que ningún padre quiere se abran, pero que es casi imposible de conseguir. Un grupo de investigadores de la Real Sociedad de la Salud Pública de Reino Unido ha llevado a cabo un estudio para ver el efecto de las redes sociales en los jóvenes con edades comprendidas entre los 14 y los 24 años.

Snapchat e Instagram son las peores aplicaciones para la gente joven

La principal conclusión a la que han llegado es que tienen más effectos negativos que positivos y que dos de las aplicaciones más peligrosas son Instagram y Snapchat. En el estudio, llamado 'Estado de la Mente', se han entrevistado a casi 1.500 jóvenes británicos menores de 24 años y se les ha preguntado sobre cómo afecta a su mente el uso de este tipo de programas. Entre las palabras clave de las preguntas se encuentran temas como la imagen corporal, la deprivación de sueño, el bullying o la identidad propia.

Los resultados indican que Snapchat e Instagram son las que peores números han conseguido, ya que su uso genera en los jóvenes una gran influencia sobre la imagen corporal, el bullying y la ansiedad. Facebook y Twitter les siguen los pasos. Youtube se desmarca de todos ellos, siendo la única aplicación provocar más efectos positivos que negativos.

Los investigadores consideran que estas aplicaciones tienen un mayor riesgo de influenciar a los más jóvenes porque se basan en imágenes. Los usuarios de estas redes comparten lo mejor de sus vidas y hay un gran culto al cuerpo, lo que puede afectar de manera muy negativa a aquellos que están unas edades tan complicadas.

Te puede interesar

Comentarios

Sin comentarios